Futbol mexicano
Su esposa e hijo estarán a su lado para brindarle apoyo. Foto: Juan Ramos/ESTO
18 de abril de 2008
Enrique Meza Sa linas, a Europa
Quiere ser técnico, como su padre
Octavio F. Huitrón

En cuanto se escucha el apellido Meza, es inevitable que la imagen del Profe Enrique venga a la mente de cualquier persona, sin importar si es aficionada al futbol o no.

Todo México conoce al técnico que dirigió a la Selección Nacional, a equipos como Toluca y Cruz Azul, y quien actualmente se encuentra al frente del Pachuca.

Pero muy pocos saben o recuerdan a su hijo, el volante que militó en los clubes Toluca, Cruz Azul, Necaxa y Jaguares.

Hace algunos días, el argentino Diego Armando Maradona, uno de los mejores futbolistas del mundo, dijo que un buen jugador no siempre puede ser un gran técnico, pero que un jugador que no destacó tanto, puede ser uno magnífico.

Remontándonos al pasado, Enrique Meza (padre) comenzó su carrera como futbolista profesional en el Cruz Azul, donde jugó la mayor parte de su carrera, y vivió la época dorada del cuadro cementero. No obstante, el "Ojitos" fue el eterno suplente de Miguel Marín, la gran figura en el marco celeste, y por tanto, sus participaciones como jugador en activo fueron escasas. El estar tanto tiempo en la banca le ayudó a analizar los partidos fuera de la cancha, y sin duda, esto fue determinante para su carrera como entrenador.

Algo similar le sucedió a su hijo, Enrique Maximiliano Meza Salinas, quien a cinco meses de retirarse como jugador profesional, reconoce:

"No fui un jugador destacado, pero tampoco malo; me costó mucho trabajo sobresalir como futbolista".

Por eso, y ante la necesidad de estar cerca de su deporte, el joven Meza ha tomado la decisión de incursionar en una nueva etapa de su vida:

"Quiero y voy a estudiar la carrera de director técnico. He tomado esta decisión porque siempre he vivido dentro del medio del futbol; es una parte de mí".

El joven Meza se fue hace algunos días a Europa, para cumplir su sueño.

Reconoce que su papá "tiene una gran influencia, pero la decisión es principalmente por no poder separarme del futbol".

Por eso, dice, busca hacer algo diferente, pero relacionado con el futbol.

"Y ya que tengo la posibilidad de estudiar la carrera en Europa, pienso aprovecharla".

Enrique ya no está solo. De él dependen su esposa y un hijo de 7 meses de edad, con quienes viajará y por quienes vale la pena luchar para forjarse un futuro mejor.

La carrera de técnico dura cuatro años, por lo que espera regresar a México y dirigir a su equipo del alma.

"Desde pequeño le he ido al Cruz Azul. Cuando mi papá era auxiliar técnico siempre lo acompañaba a los seminarios. Sería genial regresar y tener la oportunidad de dirigirlo, aunque cualquier equipo sería bueno. Soy joven y tengo un largo camino por recorrer".

Aun sin tener mucha oportunidad de mostrarse en el terreno de juego, siempre estuvo pendiente de cada partido.

"Aprendí mucho. Saqué provecho al no tener participación", igual que su padre en su etapa de jugador.

Durante su carrera como futbolista profesional aprendió mucho de técnicos como Víctor Manuel Vucetich (Jaguares) y Alfredo Tena (Cruz Azul), a quienes les está muy agradecido por todo su apoyo y enseñanzas.

Esta misma gratitud la extiende a Ricardo Ferrero y Héctor Hugo Eugui, con el Toluca; y a René Isidoro, su último técnico en Jaguares.

Con la ilusión y el deseo de destacar en el futbol, ha decidido tomar un poco de todos aquellos que lo forjaron.

"Tengo mucha influencia de mi papá. De hecho me baso en su técnica, en el juego de conjunto y en la posesión del balón".

Pero de quien desea retomar ciertos aspectos es de Raúl Arias, quien lo dirigió en el Necaxa, donde "me dejó una gran enseñanza como técnico. Arias trabaja mucho, es todo un profesional, además de que tiene una gran técnica".

Por lo anterior, cree que Raúl es el mejor candidato para dirigir al Tri.

"Como te menciono, creo que es un técnico excelente y su mentalidad es la idónea para la Selección. Sabemos que nuestro futbol carece de marcaje en jugadas a balón parado, algo que él maneja a la perfección. Sabe defenderse bien y atacar cuando debe hacerlo. Sería la mejor forma de aprovechar a los grandes defensas que ha dado nuestro futbol en los últimos años", en referencia a Rafael Márquez y Carlos Salcido, quienes juegan en el Barcelona y el PSV Eindhoven, respectivamente.

En los próximos días, Enrique estará instalado junto con su familia en Liverpool, Inglaterra, de donde espera regresar exitoso para dirigir a un equipo de Primera División.

ESTO le desea suerte en esta nueva etapa de su vida, y esperamos que a su regreso aporte a nuestro futbol todo lo aprendido en Europa.

LOS TÉCNICOS QUE LO FORJARON

Tiene tela de dónde cortar

ENRIQUE Maximiliano Meza Salinas nació el 14 de noviembre de 1979 en la ciudad de México.

Debutó en el futbol de Primera División durante el torneo Invierno 2000 con la camiseta del Toluca. Desde entonces han sido seis los directores técnicos con los que ha trabajado, quienes lo inspiran en una nueva etapa de su carrera.

TORNEO EQUIPO TÉCNICO

Invierno 2000 Toluca Enrique Meza

Verano 2001 Toluca R. Ferrero y Héctor H. Eugui

Invierno 2001 Necaxa Raúl Arias

Verano 2002 Necaxa Raúl Arias

Apertura 2002 Necaxa Raúl Arias

Clausura 2003 Necaxa Raúl Arias

Apertura 2003 Cruz Azul Enrique Meza

Clausura 2004 Cruz Azul Enrique Meza y Luis F. Tena

Apertura 2007 Jaguares Vucetich y René I. García

Notas relacionadas