México
Robo y homicidio, los principales delitos que cometen mujeres
(Segunda y última parte)
Organización Editorial Mexicana
24 de marzo de 2008

Especial de Nidia Marín / El Sol de México

Ciudad de México.- Las rejas no matan, pero... Contra la salud, robo, lesiones y homicidios son los principales delitos que cometen las mujeres en México en el siglo XXI. Su creciente participación se manifiesta en el número de reclusas existente en los centros penitenciarios. En 2002 había 7 mil féminas en prisión; en 2003, aumentó a 8 mil 65; para 2004, la cifra estaba en 15 mil 500; y en 2007 eran más de 20 mil.

Y las razones pueden ser múltiples. A lo mejor como canta Paquita la del Barrio: "...la primera por coraje / la segunda por capricho / la tercera por placeeer...". El asunto es que la gama de delitos es muy extensa. Va desde abandono de infante, abuso de confianza, asalto, lesiones, robo, daño en propiedad ajena, fraude, infanticidio, venta de drogas, corrupción de menores, homicidio, falsificación, portación de armas prohibidas, cohecho, hasta el plagio o secuestro, robo de infante y despojo, entre otros

En nuestro país, la nueva centuria llegó violenta en materia criminal. Agosto de 2000, por ejemplo, fue un mes candente. Guadalupe Buendía Torres, alias "La Loba", considerada cacique (urbana), en Chimalhuacán, su feudo, confrontó a su gente (a balazos, pedradas y petardos), contra militantes de Antorcha Campesina. ¿El motivo? Divergencias políticas. ¿Resultado? Una masacre con saldo de 14 muertos y más de cien heridos. Purga condena.

Un estreno de escándalo tuvo el año 2001. Todavía no cerraba el primer mes, cuando el día 19 escapó de Puente Grande, Joaquín Guzmán Loera "El Chapo". Como consecuencia, entre otros, fue detenida Ofelia Contreras González, cocinera, al encontrar en su casa varias armas, así como cocaína. En 2003 salió libre.

Ese mismo año (2001) fue detenida una mujer muy buscada por la policía, Silvia Benítez Albiter, integrante de la banda de "Los Colmenos", secuestradores sanguinarios que mutilaban los dedos a sus víctimas. Los índices de fuego la señalaron, los pulgares viraron hacia abajó y después de que fueron detenidos en flagrancia. Están tras las rejas.

Mientras tanto, en Tijuana era aprehendida Ivonne Soto Vega, alias "La Pantera", considerada por Estados Unidos como la principal lavadora de dinero de la organización de los hermanos Arellano Félix. Fue absuelta en 2005.

En el caso de la Ciudad de México, del año 2001 a julio de 2005, conforme a cifras oficiales, en total fueron detenidas 329 mujeres como integrantes de bandas, entre ellas cuatro menores de edad que se hacían llamar "Las Pebes Locas" y asaltaban en los alrededores de la UNAM.

MUJERES MARAS Y LA "MA BAKER"

Las mujeres que violentan la ley, por las razones que fueren, no tienen delito aborrecido. Las hay en todas las ramas de la delincuencia. En 2003, en Tapachula, Chiapas, por ejemplo, dos integrantes de la Mara Salvatrucha, Ana Gloria Linares Rosales y Claudia Rubí Gómez Manduca, golpearon y ahogaron al joven Ángel García Rodríguez. Fueron detenidas en octubre.

Y en febrero de aquel año, en el Distrito Federal, aprehendieron a Natividad Hernández Hernández, cabeza de un grupo de mujeres que ingresaba mariguana al Reclusorio Norte, vía la vagina.

Uno de los casos más sonados fue el de Delia Patricia Buendía Gutiérrez, "Ma Baker". Esta cruel fémina llegó hasta la cumbre, para convertirse en la jefa del cartel de Nezahualcóyotl y, obviamente, en la principal distribuidora de estupefacientes en buena parte del Estado de México, así como en Iztapalapa y en Tepito.

Aseguran que, allá por el año 2000, movía mensualmente media tonelada de cocaína. Tenía 300 puntos de venta para repartirla y una nutrida banda integrada por muchos hombres y varias mujeres, entre las cuales estaban: Norma Patricia Bustos, "La Pequeña" o "La Loca"; Marcela Gabriela Bustos, "La Gaby"; Nadia Isabel Bustos, "La Japonesa"; María del Carmen Pérez González, Guadalupe Buendía Bárcenas y Emilia Mojica.

En febrero de 2004, tras una nutrida balacera, "Ma. Baker" fue aprehendida, con lo cual se abrió una caja de Pandora: plena de horrores. La gran corrupción policial y de autoridades del municipio de Neza, así como de otros lugares más, salió a relucir. Desde luego se supo de la protección que le proporcionaba Carlos Ernesto García García, director de Seguridad Pública del municipio. Actualmente, ella purga condena en el penal de La Palma. El está preso en otro lado.

En marzo de aquel 2004 se detuvo a Pamela Domínguez, autora intelectual, diseñadora e impulsora de una banda dedicada al robo de negocios, de acuerdo a información de México Contra la Delincuencia.

Y como si no fuera suficiente... Un linchamiento de tres agentes de la Policía Federal Preventiva sacudió a los habitantes de la ciudad de México. Fueron asesinados Víctor Mireles y Cristóbal Bonilla, mientras que resultó gravemente herido Edgar Moreno Nolasco.

Ocurrió en noviembre de ese año en San Juan Ixtayopan, delegación Tláhuac. Alicia Zamora Luna, alias "La Gorda" o "La Güera", fue acusada de instigamiento y detenida en Morelos en plena huída. En su casa presuntamente se encontraron grapas de cocaína.

Y el 2005 llegó. La Procuraduría de Justicia del Distrito Federal ya buscaba a María Catalina Arroyo Bucio, alias "La Cata", integrante de la banda de secuestradores conocida como "Los Montantes", quien figuraba en la lista de los 20 delincuentes más buscados. Finalmente fue detenida a principios de agosto.

Poco antes, en junio, había sido aprehendida Norma Claudia Fabela, alias "La Güera de Xalpa", comandante de una banda integrada por hombres y mujeres, dedicaba al robo de vehículos.

Y allá en el norte del país, en septiembre del mismo año, Rosa Roxana Jasso Zavala, quien se encontraba prófuga, fue detenida en Guerrero Negro, Baja California Sur. Ella había participado en el secuestro del menor discapacitado Sergio García Montaño. Purga 27 años de prisión.

"LA MATAVIEJITAS" Y "LA REINA DEL PACIFICO"

Durante años, Juana Barraza Samperio se burló de la policía. La mantuvo en jaque con los asesinatos de personas de la tercera edad. La Procuraduría de Justicia capitalina, inclusive, pensó que el autor era un asesino serial, varón. Pero el 25 de enero de 2006, esta mujer, originaria de Pachuca, fue detenida en la colonia Moctezuma. Efectivamente, el rostro no le ayudaba, era de corte varonil.

Ella practicaba la lucha libre con el apodo de "La Dama del Silencio, además, se hacía pasar como enfermera. Tiene 15 procesos acumulados y está presa en Santa Martha Acatitla. De inmediato se escribió una canción que a ritmo de cumbia decía "La Mataviejitas, la Mataviejitas, quiere echarse a tu abuelita/ es una descarada, no la detiene nada..."

El año siguiente también sería prolífico para las policías. A mediados de marzo de 2007, en una residencia de la colonia Lomas de Chapultepec, fueron decomisados más de 205 millones de dólares; 200 mil euros y 157 mil 500 pesos provenientes de la venta de pseudoefedrina. El dueño del lugar Zhenli Ye Gon fue acusado (y detenido posteriormente), mientras que entre los aprehendidos estuvo su esposa Tomoyi Mars Yu.

Al siguiente mes, en Tamaulipas, fue detenida Cantalicia Garza Azuara, alias "La Canti", encargada de las operaciones financieras del Cartel del Golfo.

Para septiembre, agentes federales detenían en el Distrito Federal a la dueña del glamour. Sandra Avila Beltrán, alias "La Reina del Pacífico", "Carla Orozco Lizárraga", "Pamela Fuentes", "Andrea Medina Reyes", "Sandra Luz Arroyo Ochoa", "Patricia García" y "Daniela García Chávez", una de las principales operadoras del cártel de Ismael "El Mayo" Zambada y encargada de internar a México cocaína proveniente de Colombia, así como de lavar dinero, había caído en manos del gobierno, donde todavía está.

Asimismo, en noviembre fue aprehendida Beatriz Sunderland López por estar presuntamente involucrada en las actividades que realizaban las Casas de Cambio Puebla vinculadas al Cartel de Sinaloa.

Las detenciones de delincuentes en 2007 fueron nutridas. Un ejemplo es Veracruz. Conforme a datos oficiales, de las 529 personas presuntamente involucradas con el narcotráfico que fueron aprehendidas, 10 por ciento son mujeres, es decir poco más de 52.

En 2008, en enero, exactamente en Ciudad del Carmen, Campeche, fueron detenidos por las autoridades ocho presuntos delincuentes, entre los cuales estaban Poleth Monserrat Barragán Sevilla, alias "La Flaca"; Cintia Marisol Novelo de La Cruz y Rosa Isela Martínez Guzmán. Se les acusa de tener nexos con "Los Zeta", el brazo armado del Cartel del Golfo.

Este año, Erika Cruz García y Esbeidy Sánchez Aguilar apenas fueron sentenciadas a 10 y 5 años de prisión, respectivamente, por venta de estupefacientes.

El mes pasado hubo otro sobresalto, en este caso en la Ciudad de México, un artefacto explosivo estalló sobre la Avenida Chapultepec, muy cerca de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina. El saldo fue de una persona muerta (quien la iba a colocar) y de una herida, Tania Vázquez Muñoz, que acompañaba al occiso. Ella, actualmente se encuentra detenida por su presunta participación en el atentado contra la paz pública, de la misma manera que Karla María Montserrat González Gallegos, alias "La Monse".

Y LAS QUE SE ACUMULEN...

A la fecha, son muchas las mujeres, presuntas delincuentes, buscadas por las autoridades policiales. Un ejemplo es Enedina Arellano Félix, considerada la actual cabeza de la organización de narcotráfico del Cartel de Tijuana y operadora financiera de la misma, es decir lavadora de dinero, mediante una serie de negocios instalados en Morelia, Tijuana y Guadalajara.

Patricia, Martha y Emma Amézcua Contreras también. Ellas son en estos tiempos, aseguran, las líderes del cártel de Colima (después de la aprehensión de Jesús y Adán Amézcua Contreras), agrupación que envía la mayor parte de anfetaminas, éxtasis, crack y crystal hacia Estados Unidos.

Otras importantes presuntas delincuentes aun no detenidas son: Ana Cristina Monje Aguirre, alias "Linda Panuco Olson", "La Cristina" o "La Escarlet", quien es acusada de homicidio calificado, en autoría y participación; Blanca Margarita Cázares, alias "La Emperatriz", lavadora de dinero de "El Mayo" Zambada y "El Chapo" Guzmán; Rosa María Sánchez Guerrero, buscada por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, por el delito de fraude; y Ana María del Carmen Rodríguez de Pablosa, acusada del delito de contrabando.

La justicia de Quintana Roo, se supone, busca a Zaire Fabiola Hadad Figueroa y Juana Yanhell Reyes, por estar vinculadas, presuntamente, al asesinato del pederasta Juan José González Sabido.

En otras entidades de la República están entre "los más buscados" de las diversas procuradurías: en el Estado de México, Adriana Gómez Mendiola, por homicidio, Catalina Hernández Alcántara, por fraude y María de los Ángeles Villanueva Olvera, por falso testimonio; en Michoacán, María Isabel Díaz Islas, por homicidio calificado; en Tlaxcala, Edith López Flores, por secuestro; y en Guerrero, Elideth Reyna Adame, también por secuestro.

Como dice el corrido de "Los más buscados": "Según lo dice la prensa / los buscan por Internet / hasta ofrecieron millones / a quien los quiera poner..."