Tapachula
Continúa UCD expidiendo permisos irregulares a autos "chocolates"
Infinidad de autos "chocolates" circulan por la ciudad de forma impune, avalados de manera ilegal por la UCD. Foto: Diario del Sur
Negocio redondo de sus dirigentes
Diario del Sur
24 de febrero de 2008

Gerardo Flores

Tapachula Chiapas.- La Unión Campesina Democrática continúa expidiendo permisos a carros irregulares de los denominados "chocolates", a los cuales ampara a cambio de dinero, esto sin tomar en cuenta los modelos o tipos de vehículo, aunque se supone deberían ser únicamente camionetas tipo pick up para el uso de campesinos.

La organización adherida al Partido de la Revolución Democrática, de esta forma promueve la violación a la ley, expidiendo permisos a autos americanos que se introducen al país, incluso sin estar debidamente legalizados.

Los vendedores de este tipo de vehículos "chocolates", manifestaron que adquirir el permiso de la UCD para transitar en la localidad es sumamente fácil y todo depende del dinero.

En una investigación realizada por Diario del Sur, se logró saber que el titular de la mencionada ilegal agrupación en Tapachula es Dony Verdugo, quien se está llenando de dinero los bolsillos al expedir de manera indiscriminada dichos "permisos" o calcas.

Los permisos emitidos por esta organización y que fueron permitidos por el gobierno federal contemplan únicamente automóviles para el uso en áreas rurales; es decir, los carros con permiso de la UCD sólo beneficiarían a campesinos.

Si un campesino con recursos económicos limitados necesitaba tener un carro propio, podría recurrir a un auto americano de segundo uso, con un precio muy bajo que contaría con el permiso de la UCD, mientras que este carro sería de uso exclusivo para trabajar la tierra.

Sin embargo, en esta ciudad esto fue aprovechado por líderes de la citada unión, quienes han hecho un negocio redondo al expedir permisos a carros de reciente modelo y que no son para el agro, sino para el uso urbano.

En las calles de Tapachula es común ver infinidad de vehículos

-hasta de tipo deportivo- circulando con las "famosas" calcomanías de la UCD, a pesar de ser autos que pertenecen a personas que nada tienen que ver con el campo.

Diario del Sur intentó tener contacto con el presidente de la UCD, quien nunca accedió a sostener una entrevista, dejando con ello en entredicho la legalidad de la citada unión; en una visita efectuada por el Decano del Periodismo en Chiapas a las oficinas de la UCD ubicadas en la 2ª Avenida Sur -entre 4ª y 6ª Calle Poniente-, se pudo observar como la expedición de permisos sigue vigente.

La investigación señala que incluso los mismos vendedores de este tipo de automóviles han hecho una especie de contubernio con la UCD, en la cual ambas partes se llevan jugosas ganancias sin que hasta el momento las autoridades correspondientes hagan algo al respecto.