Sociales
Tips Médicos
Foto: Archivo / El Sol de Cuernavaca
El Sol de Cuernavaca
14 de febrero de 2008

Dr. José León López Bucio

Cuernavaca, Morelos.- Se considera que el aparato digestivo se inicia en la boca, incluye la lengua, paladar, laringe, el esófago, el estómago, el intestino delgado y grueso, recto y el ano. También son parte de este sistema el hígado, la vesícula biliar, el páncreas y el bazo. La historia clínica (el interrogatorio) y la exploración física que hace el médico definen qué estudio puede ser útil.

Llamamos estudios no invasivos (que son los que no requieren penetrar a los órganos estudiados) a los exámenes de laboratorio, sangre, orina, heces fecales y ultrasonido abdominal, que permite evaluar prácticamente todo el contenido abdominal, excepto el interior del estómago, el intestino delgado y grueso. Las radiografías simples (sin medio de contraste) se utilizan para determinar sobre todo datos de peritonitis (inflamación severa). La serie esofagogastro-duodena, en donde dan a tomar un medio de contraste (bario), estudia el interior del esófago, estómago, duodeno y cuando se explora el intestino delgado se llama tránsito intestinal, para ver el intestino grueso entonces se efectúa un colon por enema.

Los estudios de MEDICINA NUCLEAR son útiles para el estudio del hígado, bazo, páncreas, esófago, estomago. Los estudios de contraste son más completos y sensibles, pero también los más caros, como la Tomografía Axial Computada (TAC) y la resonancia magnética, que permiten estudiar todos los órganos del abdomen y pueden descubrir lesiones pequeñas.

Los estudios denominados invasivos (cuando se introducen en el órgano a estudiar) y son los endoscópicos, en donde se utilizan minicámaras. No invasivos: la cápsula con cámara de tv que ingiere el paciente y que permite estudiar en tiempo real (segundo a segundo) el interior de todo el aparato digestivo (del esófago hasta el recto), pero que no permite tomar muestras de las mucosas estudiadas para estudio (biopsias) microscópico. En la gastro-vídeo-endoscopia se introduce minicámara que estudia esófago, estómago y duodeno, y permite tomar muestras de tejido para estudio, además se pueden llevar a cabo procedimientos de tratamiento como cauterizar vasos que sangran, extirpar tumores (pólipos), etc. La ileoscopía permite estudiar todo el intestino delgado y también se pueden efectuar procedimientos terapéuticos. La colon-vídeo-endoscopia permite estudiar el intestino grueso. La colangiografía endoscópica (CEPRE) estudia las vías biliares y pancreáticas, y se utiliza para extraer cálculos (piedras) de los canales biliares o aplicar tubos de drenaje (prótesis, en caso de que estén tapados estos canales). La laparascopía (minicámara que se introduce en el abdomen) es un procedimiento diagnóstico (nos permite visualizar todos los órganos), se utiliza para efectuar cirugías (operaciones) como son, la extracción de la vesícula biliar (colescistectomía laparascópica) o corregir la hernia hiatal, entre otros procedimientos quirúrgicos. Como se dará cuenta nuestro lector, sólo un médico especialista está capacitado para elegir entre los múltiples estudios diagnósticos el de elección para cada padecimiento y la interpretación de los resultados.

Es importante acudir con el médico de su confianza al primer síntoma o molestia que presente, porque de esto dependerán los resultados. Recuerde que más vale prevenir. Si tiene usted una duda o comentario estamos a sus órdenes: Calle Veracruz 5, Las Palmas, Tel. 3-184277 y 3-1842-77. Correo electrónico: joseleonlopezbucio@yahoo.com.mx.

Gracias por su amable atención.