Guadalajara
Muy contaminado el Río Lerma-Santiago
Pese a ello aseguran autoridades que no hay riesgo de enfermedades
El Occidental
6 de febrero de 2008

Maru García

El Salto, Jalisco.- La contaminación por metales pesados que se presenta en el río Lerma-Santiago al atravesar El Salto y Juanacatlán no ha provoca el incremento de casos de cáncer afirmó el secretario de Salud, Alfonso Gutiérrez Carranza al realizar estudios en la zona.

"Lo único que encontramos fuera de norma fue aluminio y manganeso, y en el 24 por ciento el fierro, pero aparentemente según toda la bibliografía que hemos revisado, no tiene riesgos para cuestiones de cáncer", dijo el funcionario.

En lo que respecta a metales pesados se determinó la presencia de arsénico, bario, cadmio, cobre, cromo, mercurio, níquel, plomo, sodio y zinc, dentro de la norma, mientras que el aluminio y manganeso estaban un 38 por ciento fuera de la norma, así como el fierro un 24 por ciento, sin que esto, de acuerdo a la bibliografía, represente un riesgo para el cáncer.

En el reporte se describe, que desde el punto de vista microbiológico el total de las muestras salieron fuera de norma y con excepción de El Salto se habla de una fuerte contaminación orgánica.

Gutiérrez Carranza explicó que fueron nueve los puntos en que se tomaron muestras y fue antes y después de Ocotlán, antes y después de Poncitlán, antes y después de Juanacatlán, El Salto y antes y después de Tonalá.

Explicó el funcionario que en los próximos días la Secretaría de Salud hará otro muestreo por un laboratorio externo a la dependencia. Además de que insistirá para que los ayuntamientos de Juanacatlán y El Salto entuben el río y así terminar con la contaminación, "es una zona donde tenemos que tener más atención las autoridades tanto CEAS, la Secretaría de Salud que nos involucra a todo lo que sea salud, lo de infraestructura".

CONTAMINACION AÑEJA

Una problemática existente desde hace 30 años y que sólo es tomada en tiempos de campaña es la contaminación del río Lerma-Santiago que atraviesa los municipios de Juanacatlán, Zapotlanejo y El Salto.

Con dicha agua son regadas aproximadamente dos mil hectáreas en donde se cultivan hortalizas, avena, trigo, alfalfa, maíz y frutales; además hay actividad ganadera y dichos productos se venden en las localidades cercanas y en los mercados de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

El ejidatario del municipio de Juanacatlán, Ezequiel Macías dijo que la contaminación está afectando los suelos, provoca pobreza y migración de los campesinos y también enfermedades en la piel, ojos y en vías respiratorias.

Otro punto afectado, es la zona rural de Juanacatlán y Zapotlanejo, en el módulo de riego La Aurora, donde 271 agricultores reciben 9 mil millones de litros cada año de aguas negras provenientes del río Santiago.