Baja California
Asesinato en el aeropuerto
Al huir de sus agresores, atravesó una puerta de cristal con el vehículo, y en la sala de espera del Aeropuerto Internacional Tijua fue ejecutado. Foto: Luis Camarillo / El Sol de Tijuana.
Pesecución de película.
El Sol de Tijuana
31 de enero de 2008

Por Manuel Cordero

Tijuana, Baja California.- Luego de una prolongada persecución en la que se efectuaron múltiples detonaciones de arma de fuego fue ejecutado un individuo dentro del Aeropuerto Internacional de Tijuana, a donde ingresó en un pick up tratando de salvar la vida. Corren dos versiones y ambas sumamente graves en torno al asesinato.

Esta nueva víctima de las incontenibles e impunes acciones de los integrantes del crimen organizado en vida respondió al nombre de Mirko Arce Cervantes, de 28 años de edad, quien a las 02:30 horas de ayer se introdujo a gran velocidad a través de los ventanales de la sala de espera de la terminal aérea, con un pick up Dodge Ram 2006.

Y es que el ahora finado en compañía de Ana Rosa Rayos Cervantes, de 20 años, Yadira Salazar, de 30, y otro individuo no identificado se transportaban en la unidad motriz de doble cabina, cuando de pronto se dieron cuenta de que los seguían en calles del Infonavit Presidentes, en la delegación Cerro Colorado.

Los persecutores ahora se sabe se transportaban en una vagoneta Chevrolet Tahoe 2006 y un automóvil cuyas características se ignoran, por lo que el finado aceleró la marcha para ingresar al bulevar Insurgentes, luego al Federico Benítez y el Díaz Ordaz hasta llegar al cruce de la zona conocida como "5 y 10", en la demarcación La Mesa.

Ahí enfiló sobre el bulevar Lázaro Cárdenas para tomar la rampa ascendente de la Central Camionera y transitar luego sobre la Carretera Aeropuerto, en la delegación Mesa de Otay, y durante el trayecto ser chocado en cuando menos cuatro ocasiones con la intención de bloquearlo por parte de los criminales.

Además de que les disparaban con rifles AK-47 conocidos como "Cuerno de Chivo" y los no menos letales AR-15 calibre 223, por lo que en su desesperación Arce Cervantes cruzó en diagonal la vialidad para trasponer los camellones centrales e ingresar a la zona de trasiego vehicular del aeropuerto.

Sin embargo, los hampones no dejaban de perseguirlo por lo que de forma violenta se subió a la banqueta para estrellarse contra los vidrios de la fachada de la terminal aérea e ingresar a la sala de espera que recorrió en toda su anchura para proyectarse contra uno de los módulos de atención a los viajeros.

Es en este momento en donde surgen dos versiones hasta el momento no aclaradas por las autoridades, ya que una refiere que en el sitio uno de los criminales descendió para dirigirse al pick up y abrir la puerta lateral derecha y dispararle a Mirko Arce con una pistola escuadra calibre 9 milímetros.

La otra especula en el sentido de que fueron los elementos de la Policía Federal Preventiva asignados al Aeropuerto Internacional quienes lo abatieron por lo inusitado del momento, pero las dos versiones resultan graves si se analiza que fue ejecutado en una zona federal y ante la presencia de efectivos castrenses y civiles.

En un parte de novedades de la Dirección de Policía y Tránsito Municipal al que tuvo acceso este diario, se anota que en la refriega armada también resultaron heridas Ana Rosa Rayos y Yadira Salazar, mismas que tras ser asistidas por socorristas de la Cruz Roja las trasladaron a sus instalaciones para su debida atención médica.

Pero además de que el pick up, así como la fachada principal y los vidrios de las instalaciones del Aeropuerto presentaban impactos de proyectil de arma de fuego, mientras que sobre la carretera recogieron 27 casquillos percutidos de las armas antes descritas, pero no obtuvieron mayores datos por cometerse los hechos en una zona federal y no tener ingerencia en la misma.

De acuerdo a información de la Procuraduría General de Justicia, Mirko Arce murió a consecuencia de dos balazos que recibió en la zona escapular derecha y que el automotor que conducía exhibía una indeterminada cantidad de orificios de bala en la carrocería y estrellado el vidrio posterior.

Confirmó la versión obtenida por este diario en el sentido de que la persecución se inició en el Infonavit Presidentes, pero se argumenta que el ejecutado al escuchar los disparos "huyeron hacia el Aeropuerto donde terminaron estrellándose".

En un parte de novedades del personal militar se indica que al efectuar un reconocimiento en las inmediaciones de las instalaciones del Aeropuerto se localizó frente al establecimiento "Gasmart" un vehículo abandonado Chevrolet Tahoe, modelo 2006, de color plata y placas nacionales pero no se anotan los dígitos de las mismas y su procedencia.

Se aporta puntual que "mismo que presenta cuatro impactos de arma de fuego en la parte frontal derecha, localizándose en su interior cinco cascos percutidos calibre 7.62 milímetros y un cartucho útil 223", por lo que se presume que fue el automotor que utilizaron los sicarios para perpetrar la ejecución.



mcordero@elsoldetijuana.com.mx