Comarcas
Un terruño llamado Comanja de Corona
Apacible se muestra el poblado de Comanja de Corona, Jalisco, delegación de Lagos de Moreno, con su monumento a Pedro Moreno, y su plaza principal. Foto: Raymundo Díaz / El Occidental.
Se respira el aire de los pueblos de antaño
El Occidental
15 de enero de 2008

Raymundo Díaz Aguila

Lagos de Moreno, Jalisco.- Comanja de Corona, un pueblito muy apacible que aún conserva el añejo olor de los pueblos serranos enclavado entre montañas y con vocación minera, y es ahí donde se celebra una gran festividad en honor del héroe Pedro Moreno.

Pueblo religiosamente por naturaleza, se distingue por la belleza de sus mujeres, gente de trabajo, y de gran espíritu emprendedor.

Otra de las actividades es la crianza de ganado bovino, ovino y caprino, así como para sorpresa de muchos visitantes es en esta zona donde se ve un gran numero de asnos los cuales están casi por desaparecer.

Esta localidad se encuentra en los limites de Jalisco, y Guanajuato, toda la actividad comercial la realizan los habitantes en la ciudad de León Guanajuato, por la cercanía en que se encuentra la capital del zapato.

Por otra parte el traslado a la cabecera municipal que es Lagos de Moreno, se les dificulta más, dado que son alrededor de 28 kilómetros los que tienen que recorrer por terrecería, o en su defecto tienen que rodear hasta León para irse por carretera.

Comanja de Corona, cuenta con viejas casonas, así como una iglesia, y como por el centro del pueblo pasa el cause de un río, el cual en más de una ocasión les ha causado inundaciones importantes.