Comunidad y Cultura Local
Nuevos entornos de la educación, paradigmas y modelos: Complejidad y transversalidad
EL CARCELERO, óleo y acrílico, Robie Espinoza.



El Heraldo de Chiapas
8 de enero de 2008

Marisa Trejo Sirvent

Édgar Morin afirma que "para articular y organizar los conocimientos y así reconocer y conocer los problemas del mundo, es necesaria una reforma del pensamiento. Ahora bien, esta reforma es paradigmática y no programática: es la pregunta fundamental para la educación ya que tiene que ver con nuestra aptitud para organizar el conocimiento" (1), en el texto fundamental titulado "Los siete saberes necesarios para la educación del futuro", elaborado por este pensador (a petición de la UNESCO) como contribución a la reflexión internacional sobre cómo educar en un futuro sostenible.

Hoy en día, los nuevos paradigmas están transformando el sistema educativo, Mónica del Pilar Llanos Encalada en su artículo "Educación del Nuevo Milenio", aclara que la educación en la actualidad es vista como un proceso pedagógico de enseñanza aprendizaje que considera al hombre como ser integral, inmerso en un conjunto de relaciones. Las reformas curriculares se están dando desde fines del siglo pasado y en lo que va de este siglo.

"El Paradigma de la Complejidad está presente en estas reformas, aún a pesar de no estar inspiradas en esta nueva teoría que abarca tanto las ciencias exactas, naturales y sociales. El paradigma de la complejidad es la reunión de un conjunto de definiciones acopladas a un tema en específico, es la ruptura epistemológica del pensamiento social con el pensamiento individual". (2)

En el ámbito educativo existen cuatro grandes paradigmas que han influido en el proceso de enseñanza-aprendizaje: el paradigma conductista, el paradigma cognitivo, el paradigma histórico-social y el paradigma constructivista. En la última década, ha surgido también el paradigma de la complejidad. Édgar Morin ha descrito la complejidad: "A primera vista la complejidad es un tejido (complexus: lo que está tejido en su conjunto) de constituyentes heterogéneos inseparablemente asociados: presenta la paradoja de lo uno y lo múltiple". (3) Orden contra Caos, términos opuestos pero paradójicamente ligados.

En sus inicios, a mediados de los años ochenta, la transversalidad afianzaba un modelo de escuela que consideraba la realidad externa y la entiende como un elemento más de la sociedad, generador de nuevas ideas y factor transformador de ambas. Junto a ello, propugnaba un modelo de educación conectado con la vida, basado en la comprensión y en la acción; promovía visiones globales, estimulaba un aprendizaje en el que el alumnado se sintiera partícipe, y un estilo de trabajo orientado a desarrollar la autonomía y la cooperación". (4)

Sin embargo, la transversalidad no ha desarrollado en paralelo, ni herramientas ni enfoques metodológicos para su aplicación. La nueva ciencia abre una nueva visión de la humanidad. La nueva ciencia propone el modelo transdisciplinario. La manera convencional de enseñar la ciencia a través de una presentación lineal enmascara la separación entre la ciencia de frontera y las visiones obsoletas del mundo. Existe la angustiosa necesidad de nuevos métodos educativos que surjan de lo más nuevo del progreso científico". (5)

Los nuevos paradigmas educativos incluyen temáticas que están influyendo en las disciplinas a impartir y en el currículo de los programas educativos en la educación en general y con especial énfasis en la educación superior. Asignaturas relacionadas con saberes desde una óptica de la transversalidad, basadas en temáticas que se generaron de problemáticas y de la crisis del mundo contemporáneo: Equidad, calidad, ethos, gestión, educación y participación, gobernabilidad, educación y tecnología, democracia, problemas del mundo contemporáneo, entre otros, por poner algunos ejemplos.

Otras concepciones del aprendizaje han surgido también con el concepto de autonomía y autoaprendizaje, y la educación virtual o a distancia con la revolución que planteó el uso del Internet, modificando la idea presencial de la educación como única forma del aprendizaje o planteando nuevos entornos virtuales del aprendizaje, que han llevado a revolucionar también la adquisición de diversas competencias y conocimientos.

Las teorías del aprendizaje se han diversificado y la didáctica se ve cuestionada más que nunca, especializándose para cada disciplina. Estos saberes implican también nuevas competencias para el alumno, a desarrollar, pero también nuevas competencias para el docente que va a facilitarlos, a guiar el aprendizaje de los alumnos.

Implica también una formación y/o actualización sobre estas temáticas para las que no ha sido formada, si acaso, y es un ser humano "informado", "cultivado", podrá hacerles frente, pero las herramientas ni la metodología para estas materias, todavía no han sido planteadas o diseñadas para su mejor aprovechamiento.

Los docentes se enfrentan también a la problemática de impartir asignaturas relacionadas con los nuevos conocimientos, saberes y competencias lo cual conlleva diversos retos metodológicos. La irrupción de nuevos paradigmas educativos, especialmente el paradigma de la complejidad y los nuevos conocimientos, saberes y competencias están sin duda, dando lugar a un nuevo concepto de educación.



NOTAS

1 Morin, Édgar. Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. UNESCO, París, p. 35.

2 Véase el artículo de Cruz R., Ginna Esperanza. Disponible en Internet en: http://www.psicopedagogia.com/definicion/paradigma%20de%20la%20complejidad

3 Villanueva Pascual, Juan Carlos. "Sobre la complejidad en torno a Édgar Morin". http://www.nonopp.com/ar/filos_educ/00/Morin_complejidad.htm

4 Bonil, j. & Sanmartí, n. & Tomás, c. & Pujol, R.M. "Un nuevo marco para orientar respuestas a las dinámicas sociales: el Paradigma de la Complejidad", en: Investigación en la escuela. Nº 53, 2004. Disponible en Internet en: http://www.uam.es/departamentos/ciencias/ecologia/documentos%20descargables/C2/doc%205%20paradigma%20de%20la%20complejidad.doc

5 Corrales, Salvador. "La Misión de la Universidad en el Siglo XXI", en: Razón y palabra, No. 57. Disponible en Internet en: http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n57/scorrales.html



LADILLO 1

Los nuevos paradigmas educativos incluyen temáticas que están influyendo en las disciplinas a impartir y en el currículo de los programas educativos, en la educación en general y con especial énfasis en la educación superior.



LADILLO 2

Las teorías del aprendizaje se han diversificado y la didáctica se ve cuestionada más que nunca, especializándose para cada disciplina.