Opinión
Celia Ramírez
Las Plantas

El Sol de San Luis
21 de diciembre de 2007

* TEJOCOTE

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- México tiene en forma generosa un arbusto llamado tejocote, se tienen varias especies, que se encuentran en diferentes estados de la República, en lugares templados o fríos. En Oaxaca y Chiapas se les nombran manzanitas; su pulpa es amarillo verdosa de sabor agridulce aromático muy agradable, siendo todas las variedades idénticas en cuanto a sus propiedades alimenticias y medicinales, prefiriéndose las de tamaño más grande, suaves y de color amarillo o rojos.

Los tejocotes se comen siempre bien maduros, o cocidos con piloncillo o azúcar, en jalea, en conserva o cristalizados, lo que aumenta de esta manera su valor nutritivo y a la vez es de más fácil digestión, es un alimento energético de gran valor y de acción tónica en general.

Son muy importantes las propiedades medicinales del tejocote y su fruto. El jarabe de tejocote preparado al 30 %, tiene efectos pectorales, por lo que es útil en las afecciones de las vías respiratorias cuando los síntomas que predominan sean tos, congestión bronquial e inflamación pulmonar.

Las hojas tienen un saludable efecto diurético por estimulación renal, se toma en infusión al 10 % dos o tres tazas al día antes de la comidas, cuando se note irritación en las vías urinarias o dolor en los riñones.

Lo más importante del tejocote como medicamento es la raíz; el efecto diurético es más enérgico que el de las hojas, por lo que es útil en la inflamación de los riñones y de la vejiga (nefritis, pielitis, pielinefritis, cistitis) principalmente cuando hay anasarca (retención de líquido acuoso en los tejidos sobre todo en las piernas), o en el edema, ya sea localizado o en general (infiltración de serocidades en el tejido cutáneo), siendo en este caso igualmente provechoso cuando la causa sea de origen renal, o por deficiencia cardiaca o vascular, ya que tiene propiedades semejantes a las del espino mojuelo, muy parecidas a las del digital, la cafeína o la nuez de kola, sin los peligros que éstas pueden ocasionar, siendo por esto también favorable como tónico cardiaco de sostenimiento, sedante nervioso ligero e hipotensor.

Otra cualidad valiosísima es su acción antiglucemiante (aminora la cantidad de glucosa en la orina y la sangre), por lo que es conveniente su uso en la diabetes, pudiendo causar grata sorpresa en algunos enfermos al lograr el control de este padecimiento.

La raíz del tejocote se usa generalmente para todas estas indicaciones en cocimiento de 30 gramos en un litro de agua, para tomar cuatro vasos repartidos durante el día como agua de uso.
Columnas anteriores
Columnas

Cartones