FUTBOL MUNDIAL

Rousseff aseguró a Blatter que Brasil hará "La Copa de las Copas"

  
 
    
 

DILMA Rousseff junto a Joseph Blatter

6 de enero de 2014


Associated Press

BRASILIA.- La presidenta Dilma Rousseff refutó las críticas del jerarca de la FIFA Joseph Blatter, quien se quejó de los atrasos de Brasil en organizar el Mundial de 2014, y aseguró que su país hará "la Copa de todas las Copas".

Rousseff recurrió a su cuenta de Twitter para responder al presidente de la FIFA y mostrar su confianza en que Brasil organizará la mejor Copa del Mundo de todos los tiempos.

No obstante, el propio Blatter también utilizó la red social para echar atrás en sus críticas y decir que coincide con la gobernante brasileña en que el país suramericano será un "gran anfitrión".

"Los brasileños comienzan 2014 confiados en que van a ser sede de la Copa de todas las Copas. En Brasil el Mundial estará como en casa porque este es el país del fútbol", expresó la mandataria en su cuenta de la red social.

Su manifestación fue una respuesta a declaraciones publicadas el domingo por el diario suizo 24 Heures (24 horas en francés) en las que Blatter reclamó que Brasil presenta los mayores atrasos en obras mundialistas desde que comenzó a trabajar para la FIFA en 1975.

"Brasil acaba de tomar conciencia de lo que es (el Mundial). Ellos comenzaron demasiado tarde, es el país más atrasado desde que estoy en la FIFA y es el único que tuvo tanto tiempo para prepararse", declaró el jerarca de la FIFA en el diario suizo, al recordar que Brasil fue escogido como sede en 2007.

La gobernante brasileña dijo en su respuesta que "amamos el fútbol y por eso recibimos este Mundial con orgullo, haremos de él la Copa de todas las Copas".

Horas después de los comentarios de Rousseff, Blatter dio marcha atrás en sus críticas y afirmó en su cuenta de Twitter que "coincido con los comentarios de dilmabr (Rousseff) sobre el Mundial. Todo el mundo está esperando la Copa de todas las Copas. Brasil será un gran anfitrión".

En mensajes subidos en inglés y portugués, Blatter sostuvo que "los preparativos están a todo vapor en las 12 sedes. Brasil 2014 será un éxito".

No es la primera vez que la FIFA tiene que retractarse de sus críticas a la sede mundialista. En 2012 el secretario general del organismo, Jerome Valcke, irritó a Brasil al afirmar que el país necesitaba "una patada en el trasero" para acelerar los preparativos del torneo futbolístico.

Su manifestación llevo al gobierno brasileño a anunciar un rompimiento del diálogo con Valcke, quien rápidamente se disculpó.

Atrasos en obras de movilidad urbana y ampliación de aeropuertos considerados necesarios para recibir a los participantes del Mundial han tenido a la FIFA consternada, además de sucesivos aplazamientos en la entrega de seis de los 12 estadios que albergarán el máximo torneo del fútbol.

El estadio de Sao Paulo, que albergará el partido inaugural del Mundial, sufrió en diciembre un accidente que cobró la vida de dos obreros y provocó atrasos en su construcción, mientras otros recintos han tenido otras dificultades para ser entregados hasta finales de 2013.

No obstante, el ministro de Deporte, Aldo Rebelo, afirmó a través de su oficina de prensa que las obras mundialistas en las 12 ciudades sede estarán listas a tiempo de acuerdo con informaciones recibidas periódicamente de parte de los responsables de los proyectos.

"Brasil trabaja en la preparación del Mundial desde que fue escogido para albergar el torneo. La búsqueda de ingresos para los juegos, la mayor en todos los mundiales, demuestra que los aficionados en todo el mundo confían en que el Mundial de 2014 será el mejor de todos los que se han realizado", agregó Rebelo en un correo electrónico enviado por su oficina de prensa a The Associated Press.