OTROS DEPORTES

¡Feliz cumpleaños, Soraya!

  
 
    
 

Soraya se te recuerda.

5 de agosto de 2013


ROSALINDA CORONADO

FELIZ aniversario, Soraya.

Aún no comprendo si te fuiste antes de tiempo o así estaba programada tu presencia entre nosotros, te marchaste dejando un océano de tristeza en mi vida, una melancolía que trato de disfrazar, pero hoy es imposible engañarme, estás ausente, desearía festejar una vez más contigo un año más de vida, con pastel y un café doble exprés tu preferido, al concluir la comida, siempre rodeada de la familia Jiménez Mendivil y amigos.

Tu cumple fue siempre tan especial, no era un día más, era un festejo apapachado y decorado por el amor de tus papás, hermanos, tías, primas, amigos que se incrementaban porque la gente te admiraba y tú te dejabas querer.

Un 5 de agosto lo pasamos en Beijing en el 2008, cayó en plenos Juegos Olímpicos y nos reunimos a comer en uno de los muchos restaurantes de un famoso hotel cercano al complejo olímpico, donde Jorge Barrera y yo te esperamos unos minutos para darte ese merecido abrazo, cantar las mañanitas y comer pastel de chocolate.

Y tú reías a carcajadas, disfrutando la vida, sabiendo hacia dónde ir, gozando el momento, haciendo maldades, escuchando a tu cantante preferido.

Otro más en Toluca, en el restaurante de Don Fer, la Casa Criolla, donde fuimos en excursión, eran días brillantes, copados de alegría.

Haces falta y lo sabes a Magalli tu hermana quien hoy también cumple años, para ella el dolor aún es más profundo, y a Lolita tu má quien era tu compañera y a José Luis tu papá quien siempre fue tu aliado, y a José Luis, tu hermano, a Diego tu sobrino con quien compartías el gimnasio, a tantos nos haces falta, pero en vida nos demostraste tu lealtad, tu cariño.

Te fuiste querida amiga, pero sigues tan presente, no por ser la primera mujer mexicana en ganar el oro olímpico para México sino por tu forma de vivir, de soñar, de ser.

Te mando besos y abrazos allá en la eternidad, donde seguro empezó ya el festejo.

Con la despedida de siempre. TQM