FUTBOL MEXICANO

¡Pumas al fin rugió!
DEVORÓ 5-0 A VENADOS, ¿SERÁ EL DESPERTAR FELINO?
  
 
    
 

LUIS García al fin pudo marcar y celebró de esta forma. (FOTO: ÉRIK ESTRELLA)

23 de enero de 2013


POR JAVIER JUÁREZ



POR primera vez en el año, Antonio Torres Servín podrá dormir sin pesadillas. Pumas al fin ganó, enseñó el filo de sus garras y lo hizo de manera contundente; sucedió en la Copa MX, al hacerle la faena (5-0) a Venados de Mérida, oxígeno puro para el conjunto auriazul, que además se trepó al segundo lugar del Grupo IV, con 4 unidades, solamente por detrás de la irreconocible Franja del Puebla. ¿Despertar felino? Ya se verá.



SABROSA REVANCHA

Pumas era el obligado a buscar el marcador, por estar abajo en la serie (0-1), además de cumplir su partido mil en el Olímpico Universitario, pero sobre todo por la gran deuda que viene arrastrando con su afición. Así lo entendió el técnico Torres Servín y mandó al césped a un gran porcentaje de jugadores habituales en la Liga, como "Chispa" Velarde, Marco Palacios, el capitán Verón, Luis Fuentes, Luis García y Robin Ramírez.

A Venados poco le importó el once inicial auriazul, los de Ricardo Valiño se mostraron cómodos en CU, incluso fueron mejores, al menos en el amanecer de la batalla. Sonny Guadarrama tuvo la oportunidad de incrementar el global, luego de que recibió un esférico en el área chica felina, pero el "Pollo" Saldívar salió a tiempo para desviar.

Después del susto, Pumas reacomodó líneas, la media formada por Luis García y Jehu Chiapas monopolizaron el balón, además de dar proyección al frente; fue justamente una jugada entre ellos dos la que abrió el marcador. Jehu sacó un bombazo de media distancia, el "Pato" Patiño dio rebote, llegó el ex Liverpool y acomodó el balón en las redes.

Pumas quería más, su ataque se incrementó por las bandas, Robin por izquierda, Orrantia por la diestra. Fue precisamente el "Charal" el que se echó el equipo al lomo, volvió aquél Emilio desequilibrante, él se encargó de marcar el segundo tanto, después de cruzar un balón ante la salida de Patiño.

El protagonismo de Orrantia se incrementó, minutos después desbordó por su parcela, ganó en velocidad a su marcador y puso un balón en charola de plata, para que Efraín Velarde solamente empujara. Así, con facilidad, se fueron al descanso.

Al volver, el cuadro felino quería más, hacía mucho que no devoraba un manjar. Entonces llegó el momento esperado, el "Niño Maravilla" Robin Ramírez, se estrenó en el futbol mexicano, lo hizo al impactar de volea un centro a mediana altura del "Chispa" Velarde.

El tiempo restante, Pumas siguió intentando, quería incrementar el marcador, entraron Cortés, Cabrera y Eduardo Herrera. Justo cuando parecía que no habría más alaridos, apareció en la recta final del cotejo, el "Grande" Herrera, para cerrar la cuenta. Pumas se mostró poderoso, es momento de que se refleje en la Liga MX.



ASÍ JUGARON

PUMAS.- 13.- Alfredo Saldívar, 2.- Efraín Velarde, 12.- José García (8.- David Cabrera 54'), 3.- Marco Palacios, 4.- Darío Verón, 5.- Luis Fuentes, 16.- Fernando Espinosa (7.- Javier Cortés 58'), 11.- Jehu Chiapas, 18.- Emilio Orrantia (15.- Eduardo Herrera 71'), 14.- Luis García, 9.- Robín Ramírez. DT. Antonio Torres Servín.

MÉRIDA.- 66.- Éder Patiño, 44.- Rodrigo Noya, 45.- Aarón Reyes, 41.- Jorge Campos, 49.- Tomás Charles (Marco Gómez 2T), 56.- Pedro García (69.- Fernando Herrera 61), 57.- Ignacio Torres, 58.- Raymundo Torres, 42.- Daniel Acosta, 70.- Dante Garay (9.- Jair García 2T), 52.- Sonny Guadarrama. DT: Ricardo Valiño.



ESTO HAY QUE DESTACAR

MIL BATALLAS

Con el partido de este miércoles, Pumas llegó a la histórica cifra de mil batallas efectuadas en el estadio Olímpico Universitario y de qué manera lo hizo, al masacrar 5-0 a Venados de Mérida, en el partido de vuelta de la primera fase de grupos de la Copa MX.



SE ESTRENÓ

Después de 5 partidos, entre Liga y Copa, Robin Rámirez, refuerzo estelar de Pumas para el Clausura 2013, por fin estremeció las redes. El "Niño Maravilla" marcó el cuarto gol del cuadro auriazul.



POBRE ASISTENCIA

Como ya es característico en los juegos de Copa, el estadio Olímpico Universitario presentó una muy pobre entrada, poco más de 5 mil aficionados presenciaron la goleada de Pumas a Venados.



LA GOLIZA MITIGÓ LA PRESIÓN

Torres Servín respira

EL rostro de Antonio Torres Servín, aunque no denotaba una felicidad infinita, sí se observó más relajado. Lógico, después de haber conseguido su primer triunfo del año: "Ganar nos quita un poco de presión, la última semana había sido muy difícil para el grupo; no podemos confiarnos, debemos seguir trabajando para lo que viene, no sólo en Copa, sino también en la Liga", explicó Toño, con solidez en sus palabras.

Servín enalteció el triunfo debido a la conmemoración del partido mil en el Olímpico Universitario: "Era importante ganar, porque era el partido mil en este estadio, además nosotros estamos en deuda con nuestra afición, queríamos darle un triunfo como regalo. Sé que no es suficiente, ellos se merecen más, tenemos que seguir así", aseveró el técnico auriazul.

Sobre el porqué incluir muchos titulares, Torres Servín explicó: "Ya lo teníamos planeado, quiero que tengan ritmo de juego, que vayan tomando confianza, por ejemplo, Orrantia, dio un muy buen partido, eso le servirá mucho", indicó Antonio.

"La Copa ya quedó atrás, es tiempo de enfocarnos en la Liga", recalcó el técnico.



¿EL REFUERZO?

El discurso no cambia, Pumas sigue en busca de un volante por izquierda, aunque no es prioridad para el técnico Torres Servín: "Los refuerzos se caen porque cuando el nombre se escucha, el precio se eleva, más cuando son pretendidos por clubes mexicanos. Ojalá se pueda dar, pero si no, no queda de otra más que trabajar, tengo un equipo muy completo". (Javier Juárez)



SUPERARON A SUS PUPILOS

Valiño, sin pretextos

SECO y contundente en su diálogo, Ricardo Valiño, técnico de Venados, aceptó sin ningún pretexto la derrota, aunque su equipo avisó primero. Al final fue goleado por Pumas: "Nos vimos superados en todas las líneas, pudimos haber estado a la altura, aunque tuvimos buenos momentos en el primer tiempo, pero cometimos errores muy groseros, que teniendo enfrente a jugadores de gran jerarquía, al final terminan costando", indicó el técnico del cuadro yucateco.

"Se nos hizo muy difícil controlarlos por las bandas, el resultado me parece justo, reconozco la superioridad del equipo rival", recalcó Valiño con firmeza.