BEISBOL

Policía sigue rastro de Wilson Ramos
Presenta retratos hablados de los secuestradores
   
    
    

Wilson Ramos fue secuestrado el miércoles en casa de sus padres. Foto: AP  

10 de noviembre de 2011


AFP

Caracas, Venezuela.- La policía venezolana elaboró el jueves los retratos de dos de los secuestradores del beisbolista Wilson Ramos, catcher de los Nacionales de Washington, y halló la camioneta con que fue raptado al norte del país, casi 24 horas después de un suceso que mantenía en vilo a Venezuela.

La policía científica cuenta con "el retrato hablado de dos de los delincuentes" autores del secuestro de Ramos, que se produjo el miércoles en casa de sus padres en el Estado de Carabobo (norte), informó en un comunicado ese cuerpo policial, asegurando que "los mejores expertos" fueron asignados al caso.

Previamente, el ministro del Interior, Tareck El Aissami, había informado del hallazgo de la camioneta robada que utilizaron los secuestradores, una Chevrolet de color naranja, para llevarse al receptor de 24 años.

"Estamos asumiendo la investigación sin escatimar ningún esfuerzo (...) y tenemos el compromiso de detener a los responsables y rescatar sano y salvo" a Ramos, prometió el ministro, precisando que "hasta ahora" no se estableció "ninguna comunicación" con los captores.

Según las últimas informaciones, cuatro hombres armados ingresaron en la vivienda en la se que hallaba junto a varios familiares el también jugador del equipo venezolano Tigres de Aragua y se lo llevaron a bordo de la camioneta.

Sus seguidores lanzaron una campaña en Twitter para exigir su liberación y el suceso encabezaba los tópicos más vistos en la red social en Venezuela. Los medios de comunicación nacional también le consagraron sus portadas digitales.

En el extranjero, el gobierno de Estados Unidos mostró su inquietud.

"Obviamente es una gran preocupación para nosotros", dijo el portavoz del Departamento de Estado Mark Toner. "Ciertamente estamos al tanto del caso y lo seguimos de cerca", señaló.

"Es un momento de angustia, de una gran tristeza (...), todos los venezolanos condenamos este delito", afirmó por su parte el presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, José Grasso Vecchio, para quien el mundo de este deporte deberá "tomar medidas de seguridad adicionales".

Grasso Vecchio rechazó suspender los juegos del campeonato nacional en señal de protesta, estimando que "apagar las luces no hace ningún bien a Wilson".

Ramos inició el pasado lunes el entrenamiento con los Tigres de Aragua, equipo en el que juega durante el torneo invernal venezolano.

El catcher finalizó la temporada 2011 de Estados Unidos con .267 de promedio de bateo, 22 dobles, 15 cuadrangulares y 52 remolcadas en 113 juegos con los Nacionales de Washington. Debutó en las Grandes Ligas el año pasado, con los Mellizos de Minnesota.

Unos 58 venezolanos iniciaron la temporada 2011 de las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Aunque esta es la primera vez que secuestran en Venezuela a un beisbolista profesional, en los últimos años familiares de varios jugadores fueron víctimas de este delito.

En 2008, uno de estos episodios acabó en tragedia: el hermano del grandeliga Henry Blanco fue asesinado por sus secuestradores a las afueras de Caracas.

Un año más tarde, el receptor Yórvit Torrealba tuvo que interrumpir su temporada en Estados Unidos y viajar a Venezuela para negociar con los raptores de su hijo, entonces de 11 años.

En Venezuela, un país acuciado por la inseguridad y la violencia, se producen diariamente decenas de 'secuestros express', es decir, raptos que se resuelven de manera pronta mediante el pago de un rescate.

En 2009, último año del que se disponen datos oficiales, hubo 16.917 secuestros en el país, aunque algunas organizaciones no gubernamentales estiman que el número es superior.