Toros
ASÍ remató Uriel Moreno el par de banderillas que le resultó sensacional. Foto: Alejandro Gallardo / ESTO
18 de enero de 2010
"El Zapata", ¡vuelta por par de banderillas!
Horacio Soto Castro

URIEL Moreno "El Zapata" puso a funcionar el magín y su inventiva y logró clavar un inverosímil cuanto espectacular par de banderillas que hizo que el público se extasiara y de inmediato se puso de pie para brindarle una salva de aplausos sostenido y obligarle a dar la vuelta, que hacía mucho tiempo no se veía. Después redondeó el segundo tercio poniendo un para al sesgo y cerrar con el par al violín.

Aunque parezca incongruencia, el par que clavó el tlaxcalteca se puede calificar de non, único en la historia de la tauromaquia que difícilmente alguien lo hará.

"El Zapata" citó al toro que se arrancó de largo, giró en la cara como si fuera a dar el pase del "Imposible", se encontró al toro hizo el quiebro y clavó el llamado par de "Calafia" porque fue por arriba del hombro por atrás, que le resulto dibujado saliendo elegante y limpiamente de la suerte para que estallara el público entusiasmado y levantarse para aplaudirle de pie en forma incesante.

Recordamos de momento que el único que dio la vuelta al ruedo por un par de banderillas fue el distinguido subalterno Efrén Acosta.

Uriel Moreno se convirtió en el triunfador de esta undécima corrida de la temporada cortando la única oreja de la tarde con lo que mantuvo esa etiqueta en la Plaza México, de salir con orejas.

El diestro tlaxcalteca terminó con un fuerte golpe en la pierna derecha y a pesar de estar en condiciones desventajosas, se impuso su carácter y su vergüenza torera y salió para matar a su segundo, al que le tumbó la oreja bajo un marcado esfuerzo.

Por su parte, David Fandila El Fandi y Fabián Barba salieron con el santo de espaldas, pues les correspondieron toros complicados como todos sus hermanos y solamente escucharon palmas al retirarse a la barrera en sus respectivos turnos.

A pesar de que fue una tarde llena de sol y con un cielo azul claro, predominó el frío invernal y en ningún momento dejó de soplar el viento, que puso en aprietos a los alternantes, que les impidió mayor lucimiento. En consecuencia la entrada a la Plaza México bajó considerablemente, aunque fue mejorando conforme transcurrió el tiempo.

SAN MARCOS

El encierro que envió la ganadería de San Marcos estuvo de buena presencia, pero de juego irregular; mansos, descastados, desarrollando sentido y peligro. Todos fueron a los caballos y empujaron, pero dieron la impresión los corridos en cuarto y quinto lugares, que se fueron un tanto "crudos". De todas formas la mayoría fueron pitados en el arrastre, menos el cuarto que le aplaudieron, ya que caminó más que sus hermanos, pero manseó y se fue a refugiar en tablas.

"EL ZAPATA"

Uriel Moreno salió con la mejor disposición para alcanzar el triunfo. Estuvo en torero y valiente, además de muy variado en su desempeño. Después de lancear a su primero cubrió el tercio de banderillas y fue ovacionado. Inició su faena pegado en tablas con la arrucina, en forma muy comprometida. En un ayudado en redondo, el toro se le venció y le propinó un fuerte golpe en la espinilla doliéndose todo el tiempo, pero él estuvo valiente y torero y logró naturales de temple y largueza que le corearon y después de la dosantina, preparó al toro con pases de aliño en toriles. Mató de estocada caída para retirarse en silencio.

Salió para su segundo engallado y le recetó hasta tres largas cambiadas en distintos terrenos, para después cubrir sensacionalmente el tercio de banderillas que le describimos arriba y se dio a torear a un astado violento en la embestida que no le permitía florituras. Aún así lo toreó por ambos lados, sin mucho temple, más bien en forma rapidilla, pero con valor por delante a costa de su integridad física. Estuvo variado. Cobró una estocada que no fue de efectos rápidos y el toro se resistía en doblar. El público se confundió con la bravura y aplaudieron al toro. Y oreja para Uriel.

EL FANDI

David Fandila El Fandi no estuvo en su tarde a pesar de que estuvo empeñoso y con ganas de agradar. Pasó de capa y se lució al quitar por chicuelinas que remató con la serpentina. Cubrió el tercio de banderillas sin la espectacularidad de otras ocasiones, pero fue aplaudido. Toreó por ambos lados, pero sin el lucimiento requerido por las complicaciones de la res que se quedaba corta. Cortó por lo sano y dejó tres cuartos de acero desprendidos. Pitos al toro y para él palmas.

Su segundo fue más complicado, pero sin transmisión y el público se empezó a meter con él y se fue por derecho para dejar una entera caída. En esta ocasión cubrió el tercio de banderillas en forma clásica, cuarteando y clavando en la cara de la res, pero los asistentes acostumbrados a que ofrece espectáculo no le tomaron mucho en cuenta su actitud.

BARBA

El aguascalentense Fabián Barba no tuvo enemigos a modo y a pesar de que estuvo tesonero y valiente no logró cuajar su toreo. A su primero lo recibió a portagayola y le hilvanó otra larga, pero donde capturó las palmas fue en las gaoneras ceñidas que logró rematadas con una vistosa revolera. El toro se fue a refugiar en tablas y ahí le sacó algunos buenos pases, pero la res se quedaba corta y con la cabeza arriba. Mal a la hora de matar y se retiró entre tibias palmas. Su segundo también tuvo las mismas características que su primero y abrevió señalando dos pinchazos antes de la estocadas.

SE BAUTIZÓ LA SUERTE DE BANDERILLAS

EN la habitación del hotel donde se vistió el diestro tlaxcalteca Uriel Moreno "El Zapata", reunido con su equipo, se acordó que el espectacular par de banderillas que hizo que el público le hiciera dar la vuelta al ruedo con una salva de aplausos se bautizó con el nombre "Par Monumental", de "El Zapata", porque lo hizo en la plaza Monumental de Toros de la México.

Tuvieron como base que el par que hizo famoso a don Rodolfo Gaona se llamó "Par de Pamplona", porque lo hizo en la plaza de Pamplona. Un par también sensacional que todavía se recuerda.

"El Par de Calafia" se bautizó en honor de Rodolfo Rodríguez "El Pana", porque clavó ese par, también extraordinario, en la plaza Calafia, de Mexicali.

CARTEL PARA LA DUODÉCIMA CORRIDA

LA empresa de la Plaza México dio a conocer el cartel para lo que será la duodecima corrida de la temporada grande en la Plaza México y con lo que se cubre el compromiso a los tenedores de las tarjetas del derecho de apartado, aunque si se siguen dando más corridas se les respeta sus tarjetas.

Será un cartel de triunfadores con José Luis Angelino, que tiene una oreja en su haber; el español José Mari Manzanares, quien tiene dos orejas y una salida a hombros y José Mauricio, quien también tiene una oreja en su cuenta.

Se jugarán tres toros de Barralva y tres de San José, de sangre española de Parladé.

Notas relacionadas