Tapachula
El 5 de Mayo, un mercado para brujos
Amuletos para atraer el dinero y el amor son los más vendidos en el mercado "5 de Mayo". Foto: Diario del Sur.

Se vende todo tipo de productos esotéricos

Diario del Sur
12 de octubre de 2009

Rubén Zúñiga

* Hay veladoras hasta para adorar a santos de narcotraficantes

Tapachula Chiapas.- Desde la década de los 60´s , el mercado "5 de Mayo" se ha convertido en un expendio de especies, frutas y verduras; sin embargo, el paso del tiempo lo ha convertido en un mercado esotérico.

Ese centro de abasto ubicado en la parte baja del mercado "Sebastián Escobar", es donde se pueden encontrar a infinidad de vendedores de productos y artículos esotéricos. Los comerciantes conocidos como "chirijes" venden productos para atraer el amor, el dinero y la salud, además comercializan veladoras, imágenes, santos, inciensos y huevos.

En una visita realizada por el Decano del Periodismo en Chiapas al mercado mencionado, donde los comerciantes conviven con armonía, mientras ofrecen sus productos, el comerciante Arnulfo Rodríguez mencionó que la población busca productos para curar cualquier tipo de maleficio.

El entrevistado agregó, que los artículos más solicitados son para atraer el amor y el dinero, en especial ahora en la época de crisis; asimismo, dijo que ofertan veladoras que van desde los 20 pesos, amuletos para la buena suerte, monedas o herraduras, lociones, miel del amor, ven a mi y otros productos", acotó.

El locatario comentó también que las veladoras se consiguen en diversos colores, esto según las necesidades de la persona, ya que hay para agradecer por los favores recibidos que llevan la imagen de San Judas Tadeo, San Martín Caballero y la virgen de Guadalupe; asimismo, se comercializan veladoras para rendir culto a la Santísima Muerte u otros que llevan otros nombres como tapa boca, del retiro, de chile, entre otras.

Así también, se expenden lociones que sirven para los negocios, entre éstas las llamadas llaman clientes, ven dinero, atrayente, chupa rosa, del destierro, del retiro y la del santo de los narcotraficantes Jesús Valverde, las cuales algunas se venden en presentación de aerosol, además se comercializa huevos de gallina, pato, guajolote y codorniz.

De la misma forma, José Ventura López, con más de 30 años de vender productos esotéricos, reconoció que la población los llama comúnmente como "chirijes", sobrenombre que vino desde hace muchos años, cuando todavía Tapachula era una población pequeña y los señores de Guatemala vendían en unas tapichas las especias y en su dialecto la palaba "chiri" quiere decir "amigo".

El entrevistado dijo que con el paso del tiempo la población dejó de utilizar el término "chiri" y bautizó a los comerciantes de especies y productos esotéricos como "chirijes"; dijo también que los clientes buscan amuletos por la crisis que afecta al país, veladoras que son espirituales para rendir honor a la Santa Muerte, a San Martín Caballero, las cuales va relacionado con los negocios o las peticiones que hacen la gente".

Expresó que las veladoras espirituales o de oración pueden variar su precio desde los 15 pesos en adelante, esto según la calidad y el tamaño, inclusive si se trata de veladoras ecológicas o aromáticas; existen veladoras para el "amarre matrimonial", que son solicitadas en los centros espirituales, donde les piden las veladoras o lociones para ahuyentar "las malas vibras".

Ventura López afirmó que muchos de los productos que comercializa provienen del mercado de Sonora, ubicado en la capital del país; sin embargo, también compran insumos con vendedores centroamericanos, quienes les ofrecen inciensos, estoraque, mirra, productos que ocupan para las ceremonias que van hacer las personas; asimismo se venden también huevos de pato y gallina, los cuales se utilizan en las tradicionales limpias que realizan los curanderos en sus centros ceremoniales.

En los diversos puestos esotéricos se observan varias imágenes de santos, la gran mayoría de la Santa Muerte, Budas, de ranas con monedas, de San Judas Tadeo y de San Martín Caballero, sin embargo, si el cliente desea una imagen de algún santo puede conseguirla al recorrer el último pasillo, donde se comercializa con imágenes hechas de yeso.

Una vendedora que no quiso dar su nombre, declaró que la población buscan varias imágenes, pero los más solicitados son la de la Santa Muerte, la virgen de Guadalupe, San Martín Caballero y San Simón; expuso que también comercializa el santo patrono de los narcotraficantes Jesús Valverde, pero la imagen sólo la comercializa previa solicitud del cliente.

La comerciante declaró que el precio de las imágenes varían según el tamaño y el material con el que este hecho, por ejemplo: la imagen del Cristo Negro de Esquipulas hecha en fibra de vidrio, de un tamaño de 35 centímetros, tiene un precio de 150 pesos. Mientras que algunas imágenes de yeso de tamaño pequeño se venden hasta en 20 pesos.

Otra de las imágenes más solicitada es la de San Simón, santo venerado fuertemente en Guatemala, que llega a los mercados de Tapachula para su comercialización; a este santo se le puede reconocer porque usa un traje negro, porta sombrero y usa bigote, además los creyentes a San Simón gustan de colocarle un cigarrillo en la boca o en una de sus manos; esa imagen se puede conseguir en bulto o impresa; "todo lo que es de San Simón vienen de Guatemala, pero lo que es la virgen de Guadalupe, de San Judas Tadeo lo traemos de México".

Para concluir, los locatarios dijeron que otras de las imágenes que se comercializan son San Diego Duende y un apache de nombre San Gerónimo, así como el Rey San Pascual; todos esos productos esotéricos se pueden conseguir desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde en los puestos que se encuentran en el interior del mercado "5 de Mayo".