Opinión / Columna
Mi Perspectiva 
José Luis Camarillo 
9 de octubre de 2009

  Corría el final de los años 80s cuando el maestro don Antonio Andere Daher me hablaba de un libro que preparaba sobre boxeo.

Don Antonio vivió los días de los hombres que son calificados como los principales ídolos boxísticos de nuestra nación y los encabezó por quien él me confió que era su peleador favorito, el "Chango" Rodolfo Casanova, al que se unen los nombres de José "Toluco" López, Raúl "Ratón" Macías y Rubén "Púas" Olivares.

Ese gran hombre de la pluma y el micrófono que fue el señor Andere, también fue testigo de las glorias de Salvador Sánchez y JC Chávez. Sus crónicas fueron gozadas por millones.

Lo anterior forma parte de mi testimonio en el libro "Leyendas del Boxeo" que ayer presentó José Ramón Garmabella. Este culto personaje se inspiró y tuvo la dedicación para crear dicha joya impresa sobre pugilismo, y sus noches de desvelo tuvieron un resultado extraordinario que hoy los aficionados boxísticos pueden disfrutar, en la forma amena que lo distingue.

José Ramón ha tenido la fortuna de vivir tiempos soñados e incluso de ser amigo de distintas glorias de nuestro deporte.

El acto señalado contó con la introducción del experto Lalo Camarena (escribió el prefacio), con la presencia física de cuatro de los involucrados en este compendio de episodios de sus vidas personal y boxística: Humberto "Chiquita" González, Ultiminio Ramos, Carlos Zárate y Lupe Pintor.

Se sintió la asistencia espiritual de Raúl "Ratón" Macías, a quien José Ramón dedica lo que quedará como un valioso legado para las futuras generaciones de lectores. Las emocionadas palabras por cuenta de su viuda, la dama Yolanda Calderón, llegaron hondo en quienes pasamos lista de presentes. Ella agradeció "el amor que tuvieron a mi marido en vida" e hizo votos por que "salgan muchos ídolos", con la disciplina que caracterizó al ídolo tepiteño.

"Mantequilla" Nápoles estuvo ausente, ya que él radica en Ciudad Juárez, Chihuahua. El CMB no podía faltar y asimismo es responsable del bonito prólogo.

Otros testimonios corren a cargo del artista José Luis Cuevas de mis colegas Jacobo Morett y Víctor Cota.

Garmabella, que de boxeo sabe como muy pocos, reunió a seis de los máximos personajes que algunas vez se pusieron los guantes para traernos sus vivencias, narradas por ellos mismos. Ayer se agotaron los primeros libros a la venta, lo cual es un magnífico presagio.

jlcamarillo@esto.com.mx
 
Columnas anteriores
Cartones
Columnas