Opinión / Columna
 
María Guadalupe Muro Robles 
La vivienda de interés social en México
El Sol de Zacatecas
29 de julio de 2009

  El derecho a la vivienda tiene en nuestro país profundas raíces históricas. La Constitución de 1917, en su artículo 123, fracción XII, estableció la obligación de los patrones de proporcionar a sus trabajadores viviendas cómodas e higiénicas.

Es por ello que surgieron en México programas de construcción de viviendas de interés social. La vivienda es uno de los ejes principales de la política social, ya que constituye un elemento fundamental del bienestar de la familia al proporcionar seguridad y sentido de pertenencia e identidad. Es por ello que se hace necesario que se legisle sobre las reglas de operación de cualquier programa de vivienda, para asegurar que las constructoras cumplan con las medidas de calidad y seguridad de las casas-habitación que construyen, y que con esto se garantice que el patrimonio de las familias mexicanas sea conservado en su integridad

La compra de viviendas de interés social, en México ha crecido, y la oferta y la demanda se ha visto incrementada enormemente así como las constructoras que ofrecen sus servicios para construir fraccionamientos con un enorme número de estas.

En México no existe un organismo que se dedique a regular y controlar la calidad que deben de tener las casas-habitación que se ofrecen y entregan a los consumidores, lo cual resulta en una gran cantidad de vicios ocultos en las viviendas que se entregan al consumidor final, redundando en un gran problema económico a las familias que habitan estas, pues tienen que desembolsar grandes cantidades de dinero para solucionar problemas estructurales que les permitan vivir de una manera digna, agregado a esto también se presentan problemas de escasez de servicios públicos eficientes y suficientes, puesto que algunas constructoras construyen complejos habitacionales sin antes haber contratado con los municipios estos servicios básicos.

Es por ello que insistimos en proponer que se forme un organismo formado por la parte gubernamental, asociaciones de constructores, sociedad civil e instancias normativas en ese rubro (facultades de ingeniería, colegios de ing. civiles) que se dedique a vigilar que las constructoras construyan casas con materiales adecuados y en lugares que ofrezcan seguridad y constituyan una posibilidad de aumento en el valor del inmueble.

Sin lugar a dudas, el deseo de tener casa propia abraza a casi el 100 por ciento de los mexicanos. Muchas familias no poseen suficiente dinero para hacerse de una casa de más de 60 metros cuadrados, que en un barrio de los más modestos que podría costar cerca de los 200 mil pesos, cantidad que es inalcanzable para muchas familias zacatecanas, y si a esto le agregamos que cuando finalmente pueden acceder a un crédito para adquirir una de estas viviendas, resulta desastroso cuando esta vivienda carece de la mínina calidad Lo peor de todo esto es que el comprador se endeuda para hacerse de una vivienda propia y resultar estafado cuando le entregan una propiedad con problemas de construcción realizada con materiales de muy baja calidad

Desafortunadamente son varios los casos en los que por hacer viviendas económicas, los constructores no evalúan la calidad de los materiales y lo que pretendía ser una solución, termina siendo un dolor de cabeza para sus propietarios.

La parte crediticia para el financiamiento de la compra de estas viviendas de interés medio y social, aumenta año con año, es mucha la demanda en este rubro y también muchos los organismos que se dedican a otorgar créditos para adquirir estas viviendas, los datos más actuales sobre ese aspecto, es en el porcentaje que a continuación se señalan:

INFONAVIT 50%

FOVISSSTE 22.3%

BANCA 18.2%

SOFOL (Sociedad Financiera de Objeto Limitado) 4.7%

AUTOFINANCIAMIENTO 2.7%

FONHAPO (Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares) 0.7%

SHF (Sociedad Hipotecaria Federal) 1.4%

También podemos clasificar por rangos el tipo de vivienda que se compra de acuerdo a precios como se muestra a continuación.

Menos de 200 mil ___________ 13.5%

De 200 a 400 mil ____________57.4%

De 400 a 600 mil _____________17.6%

De 600 a 800 mil _____________ 7.4%

De 800 a un millón ___________ 1.4%

Mas de un millón _____________ 2.4%

La cifras del INEGI muestran que en México hay 30.4 millones de viviendas habitadas en el 2006 y por su parte el CONAFOVI estima que para el 2030 se formarán 23.3 millones de nuevos hogares, lo que representa un crecimiento de 880 mil nuevos hogares al año.

*Estas cifras se actualizan cada que hace censo económico y de vivienda el INEGI

RECOMENDACIONES FINALES

Antes de tomar una decisión es importante investigar diversas fuentes de crédito.

Además del enganche, es aconsejable considerar los gastos notariales, el costo ante el Registro Público de la Propiedad para inscribir la compra venta y el avalúo del inmueble, entre otros.

Mientras más liquidez (ahorro) se tenga se podrá aportar un mayor enganche mejor para obtener mejores condiciones de crédito.

Preguntar cualquier duda sobre la propiedad que se va a adquirir.

No endeudarse más allá de 40% del ingreso mensual, esto incluye el crédito hipotecario.

Consultar la línea de PROFECO sobre el comportamiento comercial de los proveedores en materia inmobiliaria en el Buró comercial de PROFECO.

Sugerencias y aportaciones lupita_muro@hotmail.com




 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas