Seguridad
Localizan embolsados a dos mexicanos en Malacatán
Los cadáveres de los dos mexicanos estaban envueltos en lonas plásticas entre un sembradío de maíz. Foto: Diario del Sur

Autoridades presumen "ajuste de cuentas del narco"

Diario del Sur
15 de julio de 2009

Rosario González Chay

* Padre e hijo estaban envueltos en unas lonas, presentaban huellas de tortura y tenían el famoso "tiro de gracia"

Tuxtla Chico, Chiapas.- Embolsados fueron localizados los cadáveres de dos mexicanos que fueron ejecutados a balazos y presentaban signos de tortura y el tiro de gracia, en una hacienda ubicada en Malacatán, Guatemala.

Fueron trabajadores de la hacienda Santa Rita, en Malacatán San Marcos, Guatemala, quienes localizaron los cuerpos de quienes en vida fueran padre e hijo y vivían en la Segunda Sección de Guillén, municipio de Tuxtla Chico.

Los occisos respondían a los nombres de Rutilio de León Méndez, de 55 años de edad y su hijo Neftalí de León Becerra, de 30 años, quienes fueron ejecutados y luego abandonados en los terrenos de la hacienda Santa Rita, dentro de un plantío de maíz, donde ambos yacían envueltos en gruesas lonas, estaban atados de pies y manos, presentando ambos el tiro de gracia.

Fue en la madrugada de este pasado lunes, cuando un grupo de campesinos que se dirigía a la mencionada hacienda descubrieron los dos cuerpos, que fueron identificados por sus familiares ente el Ministerio Público, quienes indicaron que estos cadáveres corresponden al de Rutilio y/o Otilio de León Méndez, de 55 años y su hijo Neftalí de León Becerra, quienes tenían su domicilio en la Segunda Sección de Guillén, municipio de Tuxtla Chico.

De acuerdo a las autoridades guatemaltecas, por lo brutal de la ejecución no dudan que se trate de un ajuste de cuentas entre mafiosos del narcotráfico que operan en la frontera México - Guatemala.

Se supo que la misma noche del lunes, los dos cadáveres fueron trasladados a territorio mexicano para que fueran velados en la Segunda Sección de Guillén y luego reciban cristiana sepultura en el panteón de Tuxtla Chico la mañana de este miércoles, Rutilio y/o Otilio de León Méndez y su hijo Neftalí de León Becerra.