300 años
Trajeron españoles los juguetes a México
En la exposición "Los juguetes de mis abuelos" se muestran los objetos tradicionales. Foto: Archivo.
De aquellos carritos y muñecas de cartón o madera quedan pocos; ahora los niños pueden adquirir modernos juguetes electrónicos en centros comerciales
El Heraldo de Chihuahua
4 de julio de 2009

El Heraldo de Chihuahua

Los juegos y los juguetes de los niños han sido los mismos con el paso de los años, la diferencia es que antes eran ellos quienes tenían que fabricarlos con lo que tenían a la mano y ahora todo puede comprarse en una tienda.

Las muñecas de porcelana, los trastecitos, los carritos, son de los juguetes tradicionales, que de acuerdo con la información de los historiadores se hicieron populares en la época colonial, cuando los españoles los trajeron a México.

Lo anterior de acuerdo con lo explicado en la exposición "Los juguetes de mis abuelos" que está de manera temporal en el Museo Semilla que señala debido a la influencia de los colonizadores esos mismos objetos se fabricaron "a la mexicana", las muñecas se hacían de cartón o cera y fue así como los artesanos idearon cada vez más artículos distintos para divertir a los niños.

Continuando con la historia del juguete, dentro de la misma exposición propiedad de Angélica Tijerina se explica que para fines del siglo XVIII los niños usaban tanto los artículos hechos aquí como los importados; eran juegos de té, soldaditos de plomo, barro y madera; casas de muñecas, mueblecitos de madera y caballitos.

Ya en los últimos años del siglo XIX aparecieron los trenecitos, que eran de madera cartón o lámina; sin embargo fue hasta los años de 1900 cuando se comenzó con el uso de objetos más sofisticados que funcionaban con electricidad o baterías para dar un salto y llegar a la época actual, cuando muchos de los juguetes son computarizados y electrónicos.

Al entrevistar a algunos de los abuelos fue posible descubrir las formas que ellos se ideaban para hacer sus propios juguetes, dado que sus padres no tenían la posibilidad de comprarles los que había en la tienda.

Doña Panchita Hernández, que debe haber estado en su niñez durante los años cuarentas, recuerda que ella hacía sus propias muñecas con olotes de maíz que vestía con "retacitos de tela", recuerdos que comparte con sus nietos a quienes ya les tocó divertirse con muñecas fabricadas de plástico o tela.

Ella platicó que en su época sí había distinción en los juegos de los niños y los de las niñas, por ejemplo el burro seguido o la resortera.

Por su parte, don Elías Arévalo compartió que juegos como la Rueda de San Miguel u otras rondas no las practicó, pero si vio hacerlo a las niñas de su edad.

Don Elías dijo que sus recuerdos deben haber ocurrido en por ahí de 1938, cuando era feliz jugando a los carritos hechos de latas de sardina y llantas de madera, que él hacia o con los caballitos que fabricaba con palos y cartón o cuando hacía las "capiruchas" con los baleros que junto con los pequeños de su edad se construían con botes chileros, palos e hilo.

Entre los juegos que don Elías vivió y que todavía generaciones después se retomaron fueron los Encantados, el Bote volado, las escondidas, saltar la cuerda y otros que todavía al pasear por las calles de las colonias o los parques de la capital es posible ver que practican los niños.

Y bien dicen que para los niños cualquier cosa es entretenimiento pues al entrevistar a algunos chihuahuenses dijeron que entre sus diversiones infantiles estuvo atrapar hormigas en botellas o jugar a hacer pastelitos con lodo.

¡ Qué divertidos !

Balero, resortera, pelota, bicicleta, matatena, triciclo, saltar la cuerda, bote volado, encantados, víbora de la mar, rueda de San Miguel, avión o mamaleche, columpio, brincar el lazo, las escondidas, las carreras, burro seguido: uno se agachaba y otro brincaba la espalda y el que hiciera menos tiempo, ese ganaba, las canicas, bailar el trompo, la Rayuela, los yoyos, carritos, rancho Pirrón: escondían algo y el que escondía hacía un mapa y el que lo hallaba, ganaba, el calabaceado, cabezas de caballo, muñecos de madera, las barbies, la comidita, la carruchita, patines, patineta, quemados, beispatada, el stop, policías y ladrones.