Agropecuario
Precipitaciones pluviales despiertan esperanza en campesinos
La humedad por las pocas lluvias es suficiente para iniciar la siembra, pero los campesinos se esperarán para ver si hay más precipitaciones pluviales. Foto: Maybeth Mendoza / El Sol de Zacatecas
El Sol de Zacatecas
16 de mayo de 2009

Maybeth Mendoza

Río Grande, Zacatecas.- Las recientes y pocas precipitaciones pluviales han generado expectativas favorables entre los campesinos, incluso varios han iniciado con las labores de voltear o barbechar la tierra con la esperanza de que este año sea productivo.

Sin embrago, estas lluvias no se presentaron en todo el Municipio, especialmente en la comunidad de Anastasio V. Hinojosa, donde los ganaderos de la región tienen que acarrear agua diariamente para sus animales.

Juan Carlos García, del ejido Río Grande, señaló que el agua que cayó en días pasados únicamente le sirve a quien se dedica a la agricultura, más no a los ganaderos.

Los bordos del ejido no alcanzaron a acopiar agua, aunque reconoció que se albergan esperanzas a quien se dedica a la agricultura, ya que estas primeras lluvias sí alcanzaron a humedecer las tierras.

Raúl Zúñiga, habitante de la comunidad de Tetillas, informó que la humedad que hay en el suelo es 20 por ciento que se requiere para sembrar, pero 80 por ciento de los agricultores han iniciado con las labores de voltear la tierra.

Antonio Álvarez, de la comunidad Emiliano Zapata, señaló que todos sus vecinos tienen las tierras preparadas para los cultivos.

Aquí la mayoría piensa sembrar frijoles claros, debido a que el de color, vendido el año pasado a ocho pesos, no alcanza a pagar el tiempo, dinero y trabajo que se le invierte.

En cambio, el grano claro tiene precios de 12 pesos hasta 15 pesos, según el estado en que se comercialice.

Los campesinos no tienen problema con esta variedad de leguminosa, ya que una parte considerable de ellos guardaron semilla.

En el caso del ejido San Felipe, las labores para preparar la tierra van muy avanzadas, y únicamente esperan las primeras lluvias para comenzar a sembrar, indicó Juan Luis Ramírez.

La humedad que hay en la tierra es suficiente para iniciar con la siembra, pero se esperarán para finales de este mes o principios de junio, para ver si hay más precipitaciones pluviales.