Xalapa
Recoge perrera municipal 90 canes al mes
Sacrifica las dos terceras partes
Diario de Xalapa
11 de mayo de 2009

José Morales/Diario de Xalapa

Xalapa, Veracruz.- Alrededor de 90 perros son recogidos de la calle mes con mes por el ayuntamiento de Xalapa, de éstos sólo la tercera parte son aptos para ser dados en adopción, las otras dos terceras partes son sacrificados, pues se trata de perros enfermos o que tienen un grado de agresividad que no permite que formen parte de una familia, manifestó el director general del Centro de Salud Animal de Xalapa Rogelio Piñero.

Los perros que son sacrificados, explicó el médico veterinario Mario Dizfinck Cortés, son utilizados previo a su sacrificio para prácticas médicas, en las que se adiestra a médicos jóvenes en el tratamiento de algunas enfermedades de dichas mascotas, cuidando, dijo, que el animal no sufra.

Rogelio Piñero precisó que al centro de salud de Xalapa llegan al mes un promedio de 90 perros y gatos, de los cuales, alrededor de una tercera parte es dada en adopción y las dos terceras partes restantes son sacrificadas, ya sea por presentar enfermedades o por tener un vicio de comportamiento.

Entre las enfermedades que presentan los perros, dijo, está el que lleguen con sarna muy avanzada, algún tumor o atropellados. Reconoció que este número de animales que se atiende al mes, se debe a que Xalapa posee 455 colonias, y en la mayoría de éstas se presenta el problema de los perros callejeros.

Enfatizó que las personas siguen teniendo a sus mascotas en la calle y señaló que hay ocasiones en las que se hace el levantamiento de un perro y al momento le salen 20 dueños, los que se adjudican la propiedad, sólo porque piensan que darle de comer a un perro ya es ser dueño de éste.

Reiteró que las mascotas deben estar en casa, con sus vacunas, con su correa y con todo lo que requiere el cuidado de un perro o un gato, debido a esta situación en dicho centro de salud trabajan 15 personas, que dan atención a este universo de animales.

El mayor peligro que representan los perros para el ser humano, dijo, no es la rabia, pues hace 14 años que no hay un solo caso de esa enfermedad en Xalapa, el peligro más frecuente para el ser humano, señaló, es el ataque.

Al mes, refirió que se presentan siete ataques de perros hacia humanos, pero esto se estima que es la tercera parte de los casos, pues en la mayoría de las ocasiones, las personas no dan importancia a una mordedura.

De esos siete casos oficiales, reveló que uno o dos son ataques de gravedad, sobre todo cuando se trata de perros agresivos como el Rottweiler Rockwailer o el Pitbull, perros que sus ataques llegan incluso a cercenar alguna parte del cuerpo o dejarle marcas a la persona.

Sin embargo, el médico veterinario Mario Dizfinck Cortés reveló que el mayor peligro para el ser humano mordido por un perro, no es la rabia o la marca que deje, sino la leptospirosis, enfermedad que una vez pasada el ser humano, éste vive con ella toda la vida y lo ataca cuando sus defensas son muy bajas.

"La leptospirosis es muy común en la zona, la mayoría de los perros de Xalapa la tienen, pues al no ser una vacuna obligatoria, si un pero te la transmite, esa enfermedad causa males renales, males hepáticos, en las mujeres embarazadas causa aborto en el último tercio de gestación, además de que es una enfermedad bacteriana, tiene cura, pero en sí, nunca se te quita.

Destacó que la persona puede tomar su tratamiento, pero el mal no desaparece, se queda ahí adentro y cuando las defensas están bajas, la leptospirosis ataca al cuerpo y te lesionan lo suficientemente como para hacerte daño, pero no te matan.

Por lo que hace al estudio con los animales que serán sacrificados, Mario Dizfinck Cortés expresó que esos perros se usan con fines de estudio, previo a su sacrificio, en este caso se anestesian para que no haya sufrimiento y después se realizan las prácticas, mismas que de no ser así, tendrían que hacerse en algún paciente.

"La práctica medico-quirúrgica se lleva a cabo en los pacientes posterior a haberlos dormido, luego de ésta se les sacrifica, pero sin ningún dolor, aseguró.

Enfatizó que las prácticas son esencialmente para los médicos jóvenes, y se trata de cómo aplicar un suero, cómo realizar la colocación de una sonda, cómo sacar una muestra de orina o de sangre, pues reiteró que si eso no aprendió durante las prácticas escolares, entonces se hará directamente con los pacientes.

Enfatizó que utilizan los perros que se van a sacrificar, porque son animales que fueron recogidos de la calle con alguna enfermedad o que su nivel de agresividad no les permite ser adoptados por una familia.