300 años
Antes fábricas; ahora maquilas
La Fábrica de Ropa La Paz, la más reconocida y antigua de Chihuahua. Foto: Archivo.
Actividad industrial en Chihuahua
El Heraldo de Chihuahua
5 de mayo de 2009

El Heraldo de Chihuahua

La actividad industrial en Chihuahua siempre ha estado ligada a su ubicación geográfi ca, ya que la cercanía con Estados Unidos ha permitido el ingreso de capital exterior a través de maquiladoras y grandes empresas que optan por invertir. Inicialmente la historia económica de esta capital tenía un mayor empuje con las fábricas, ahora convertidas en grandes naves maquiladoras.

El uso industrial tiene distintas modalidades en la ciudad de Chihuahua, existen desde antiguas instalaciones industriales vinculadas a las actividades mineras o madereras, hasta modernos parques e industrias maquiladoras. Lo que en un inicio surgió como fábricas donde se creaban importantes producciones de ropa, alimentos, tejidos, telas, entre otras mercancías, en la actualidad destaca por la producción de artículos para exportación que se elaboran en grandes naves industriales: maquiladoras.

En el estado se encuentran establecidas 373 maquiladoras, que signifi can el 13% del total nacional. Particularmente, la ciudad de Chihuahua es el segundo mayor centro de atracción de este tipo de plantas, con un total de 76; sólo después de Ciudad Juárez que alberga 250 y que en conjunto suman el 87% del total de este tipo de industrias en el estado, lo que las convierte además en centros de atracción de población. Los principales ramos de la industria son: Alimentos, textiles, calzado, madera, papel, celulosa, impresión, productos minerales, productos metálicos, maquinaria y maquiladoras.

El crecimiento alcanzado por este tipo de industria a nivel nacional en los últimos años le ha permitido sostenerse como el principal generador de empleos a pesar de los diversos altibajos por los que ha atravesado la actividad económica del país. Esto se debe en gran medida a que la evolución de la actividad maquiladora está vinculada al desarrollo de la economía norteamericana.

Creció en los 80 la manufactura:

A mediados de los ochenta, la frontera norte de México tenía en promedio el 16.2% de la población total, el 17.14% del empleo manufacturero en 1980, el 21.38% en 1988 y el 29.84% en 1993, en tanto la participación en el PIB era de 19.13%, 21.85% y 21.31%, respectivamente, lo que dejaba ver una creciente actividad industrial de transformación espacial en la economía.

Bajo este contexto, el escritor Víctor Orozco plantea en su libro "Chihuahua Hoy", que la capital estaba identificada con una tendencia de especialización, pero no orientada únicamente hacia la industria maquiladora, puesto que existían otros factores que determinaban la ubicación de las empresas. La interdependencia entre actividades sectoriales era un ejemplo que se veía en la relación que existía entre la producción agrícola.

En materia de empleo, las plantas vinculadas a la asociación generan 42 mil 234 empleos totales, de los cuales 32 mil 98 son directos, 6 mil 757 indirectos y los restantes 3 mil 379 son administrativos. Indica el escritor que otro factor es la proximidad de la fuente de recursos, que permitió hasta los 80's el desarrollo de la industria de hierro y del acero así como en la actualidad la producción de minerales no metálicos; la orientación al mercado de productos finales que abastece el consumo interno, y la tendencia a la formación de economía de aglomeración.



Fábrica La Paz fue pionera en la elaboración de ropa:

La Fábrica de Ropa La Paz, la más reconocida y antigua de Chihuahua tiene una historia de relevancia en la capital cuyo éxito trascendió a nivel nacional e internacional. Fue en la última década del siglo pasado, por el año de 1893 cuando los señores Germán Llowenberg y Don Julio Mayer fundaron la Fabrica de Ropa La Paz en un local que primitivamente estuvo situado en la calle Libertad y Quinta y sus trabajos principiaron utilizando solamente unas cuantas maquinas de coser; como los negocios prosperaron hacían el año 1900 se construyó el edifi - cio que ocupaba y que naturalmente existían cuando el presidente Porfirio Díaz visitó Chihuahua en 1909.

Después los negocios iban mejor, los socios compraron la fábrica de ropa La Concordia de la ciudad de México que desde entonces actuó como sucursal de la matriz en esta ciudad habiendo sido gerente de aquella sucursal Don Leonardo Crioshiollio, ya con anterioridad se había comprado la fábrica de hilados y tejidos en Chihuahua, y en será fábrica se producía la mezclilla que necesitaban para su producción.

Los productos de la fábrica de ropa La Paz, fueron adquiriendo fama en toda la república, se consideraba su producción como de primerísima calidad ya que para entonces contaba con al maquinaria mas avanzada del ramo y como la más importante ya que surtía a todo el país, incluyendo el lejano estado de Yucatán y sus productos llegaban hasta Missouri en E.U. El 5 de noviembre 1913 cerró sus puertas pues las distintas facciones militares se apropiaron de sus productos, materia prima, y la situación originó una amplia cantidad de pérdidas y fue insostenible.

Francisco Villa se apoderó de la negociación y empezó a fabricar uniformes para sus soldados. Posteriormente la Fábrica volvió a operar y para 1923 los herederos de Don Francisco Sisniega formaron una nueva sociedad con los Señores Álvarez, el general Antonio Madero y Matías Mesta.