Querétaro
Mijangos está presa
La triple filicida Claudia Mijangos Arzac con su esposo Alfredo Castaños Gutiérrez, antes de la tragedia que conmocionó a Querétaro. Foto Diario de Querétaro
Diario de Querétaro
23 de abril de 2009

Mexico, DF.- Es una de las 180 presas. Lleva interna en el anexo psiquiátrico del Reclusorio de Tepepan, 17 años. Se llama Claudia Mijangos Arzac.

Mitos, leyendas y especulaciones ha dejado este suceso, ocurrido en esta entidad, el 24 de abril de 1989, en la colonia Jardines de la Hacienda, sin embargo DIARIO DE QUERETARO tuvo la oportunidad -por primera vez y en exclusiva- de ver frente a frente a la mujer que una y otra vez acuchilló alrededor de las 5 de la mañana de aquél imborrable día, a quienes dio la vida, tres pequeños de 11, 9 y 6 años de edad.

A 20 años del filicidio, uno de los asesinatos más sonados que estremecieron a la sociedad y a la opinión pública de Querétaro, así como de nuestro país, Claudia está en la cárcel.

Recargada en una reja que da hacia la celda del ala psiquiátrica, la encontramos, pensativa, su mirada es fría y un tanto perdida, pero no lo suficiente como para dejar ver un aire de melancolía.

El pants azul del reclusorio, le da un poco de color a su rostro pálido, mismo que lo enmarca una sencilla pero bien peinada cola de caballo que a pesar de las abundantes canas, aún puede apreciar que su cabello en alguna época lucía un bello castaño obscuro. A sus 53 años de edad Claudia luce atractiva, a pesar de los lentes que lleva puestos para afinar su vista. Algo curioso que la distinguía de las demás, eran los zapatos rosas que llevaba puestos.

No fue fácil ingresar al reclusorio para lograr ver a Claudia Mijangos, pues las visitas sólo pueden ser autorizadas por la misma interna, y en su caso se debe anticipar la anuencia con 5 días, sin embargo pudimos acceder al Reclusorio de Tepepan para corroborar su estadía en el penal.

Antes de visitar a Mijangos, nos entrevistamos con Jesús Moreno Mendoza, jefe de la Unidad Departamental del Centro de Diagnóstico, quien nos platicó amablemente sobre la evolución y la vida de la interna desde su reclusión el 23 de enero de 1992 en el CERESO Femenil Sur de la Ciudad de México.

"Claudia Mijangos Arzac, ingresó a este reclusorio -de Tepepan- el 23 de enero de 1992, fue traslada de Querétaro a este penal por el delito de filicidio, ella fue trasladada a este penal porque en Querétaro no existía una institución psiquiátrica en la cual pudiera ser atendida y obviamente recluida, desde ese entonces ella esta aquí (...) su sentencia es de 30 años", explicó Moreno Mendoza.

Al respecto del caso por el que fue sentenciada a 30 años de prisión, cuestionamos al Jefe del Centro de Diagnóstico, sobre si Claudia hacía referencia al asesinato de sus hijos, a lo que nos contestó "sí, ella reconoce lo que hizo y sabe las consecuencias que esto tuvo, pero muy poco habla sobre el tema, porque la pone muy mal".

En este sentido, mencionó que la ocasión en la que Carlos Trejo el llamado 'Cazafantasmas', presentó un video en televisión nacional sobre la supuesta aparición de los espíritus de los hijos de Claudia, ella por casualidad lo vio, situación que la hizo entrar en crisis.



"A ella la pone muy mal hablar sobre lo que hizo -asesinar a sus hijos-, por eso se evita que se le hable del tema, sin embargo la vez que Carlos Trejo presentó un video con Adal Ramones sobre el caso, Claudia lo vio y entró en crisis, se puso muy mal y tuvo que estar en estricta vigilancia médica, hasta que se restableciera.

"Se preguntaran que ¿cómo fue que vio el programa?, pues la respuesta está en que las internas se ganan estímulos por su buena conducta, y en el caso de Claudia fue ver la televisión y en una de las ocasiones que ella la vio coincidió con el programa de Adal donde presentaron el video", apuntó.

En cuanto a la evolución de Claudia en los 17 años que lleva recluida Jesús Moreno, respondió que desde 1992 que llegó al penal de Tepepan, la actitud de la presa ha mejorado, "salvo la ocasión que antes comenté por la que entró en crisis", aunque señaló que la enfermedad mental por la que fue internada sólo puede tratarse con medicamentos y atención médica, la cual recibe actualmente.

La familia de Mijangos prácticamente se ha olvidado de ella, pues a lo largo de los 20 años que lleva cumplidos de sentencia, rara vez ha recibido visitas, a pesar de que fue operada de la tiroides en 2007.

"Desde su internamiento, muy escasamente, pero muy escasamente ha sido visitada. (...) La única persona que tenemos registro hasta ahora que ha venido a verla, es una sobrina y nada más, quien si a caso vino cerca de 5 ocasiones, pero ya tiene años que nadie la ha visitado", comentó el Jefe del Centro de Diagnóstico mientras caminábamos al lugar donde ella se encontraba.

A simple vista Claudia Mijangos Arzac se muestra cuerda, coherente en lo que dice al platicar con Jesús Moreno sobre cosas cotidianas, luego de poder observarla, sin conocer el caso por el que fue internada, podrían pensar que nada tuvo que ver en los hechos, sin embargo la realidad es otra, las pruebas la acusan y ella testificó haber asesinado a sus hijos, ante el Juez.

Cabe señalar que Claudia comparte las instalaciones del penal con la francesa Florence Cassez, quien fue sentenciada a 60 años de prisión por el delito de secuestro.

Aún le faltan 10 años para que su sentencia sea cumplida y pueda quedar en libertad, o podría reducirse si su comportamiento lo avala y los médicos así lo autorizan, siempre y cuando esté bajo el cuidado necesario y estricto control clínico. Por el momento está presa en el Reclusorio de Tepepan. Por el momento. Continuará...