La Paz
Comercio sexual en el centro de La Paz
Por las calles 16 de Septiembre y Serdán se dan cita varios sexoservidores, quienes al parecer trabajan sin control sanitario. Foto: Vicente Delgadillo / El Sudcaliforniano
El Sudcaliforniano
18 de abril de 2009

Aracely Hernández Flores

La Paz, Baja California Sur.- A partir de las nueve de la noche, el centro de La Paz está plagado de sexoservidores y trasvestis quienes ofrecen sus servicios abiertamente al mejor postor.

Por las calles de 16 de Septiembre y Serdán, a temprana hora de todos los días de la semana empiezan a desfilar los sexoservidores vestidos de mujer y grandes tacones ofrecen sus servicios que van desde los 300 módicos pesos, según el cliente ya que se cotizan hasta de 500 o 1 mil pesos, según el "trabajo" que quieran.

Todavía hace una década no se veían más que el deambular de prostitutas mujeres por las calles de la zona centro de La Paz, hoy por hoy, es "común" ver a hombres vestidos de mujer y con grandes tacones deambulando por la zona centro, ofertando sus servicios al mejor postor.

Cabe mencionar que en la industria del sexo, un poderoso negocio, en el que se incluyen también prostíbulos disfrazados de casas de masaje, en los que se puede tener una relación con la mujer elegida.

Ese tipo de casas se ubican en varias partes del municipio, muchas de ellas ni siquiera cuentan con razón social, y se localizan en zonas habitacionales. Ahí se ofrece sexo a cualquier persona que pague, están abiertas las 24 horas del día, con atención garantizada, y las autoridades no tienen control de ellas.

Actualmente también se habla de "atención personalizada", en el contexto de una industria pornográfica global que vende sexo a millones de seres humanos a través de medios como la televisión de paga o Internet.

La empresa de análisis de Internet denominada N2H2, señala que unos 30 millones de personas se conectan cada día a la Red en busca de imágenes de sexo explícito en alguna de las 260 millones de páginas Web que ofrecen pornografía.

En todo el mundo, unas 250 millones de personas son consumidoras de los productos y servicios de esta industria, que registra beneficios de unos 60 mil millones de dólares anuales, según la revista Forbes.

Dentro de la industria del sexo no sólo están las sexoservidoras o sexo servidores, sino que detrás de ellos hay toda una organización, que incluye a los medios de comunicación electrónicos ya mencionados, al igual que revistas.

Diariamente, en las calles, en centros ex profeso para ello y por supuesto vía Internet se recibe sobre sexo, se vuelve adictas a las personas, se tiende a consumir material enfocado directamente a ese tema, como literatura de corte sexual, de videos pornográficas y revistas para adultos, también conocidas como de contenido XXX, en este caso las calles de la ciudad de La Paz no escapa de la industria del sexo, sexo servidoras y sexo servidores diariamente se ofertan al mejor postor.