Espectáculos
Hace 20 años murió Mauricio Garcés
En el terreno cinematográfico, Garcés participó en más de 60 producciones. Foto: Archivo
Organización Editorial Mexicana
27 de febrero de 2009

Ricardo Hernández / El Sol de México

Ciudad de México.- "¡Las traigo muertas!" y "¡Te voy a hacer pedazos!", fueron las frases que dejó para la posteridad Mauricio Garcés, quien hoy cumple dos décadas de haber fallecido, no sin antes haber dejado huella en nuestra industria cinematográfica como el simpático playboy al que se le perdonaba ser infiel y un desvergonzado mujeriego, marcando todo un estilo en la comedia.

El histrión de ascendencia libanesa, cuyo verdadero nombre era Mauricio Férez Yázbek, nació el 16 de diciembre de 1926 en Tampico, Tamaulipas, llegando a la Ciudad de México a la tierna edad de siete años, para posteriormente cursar sus estudios, llegando a la universidad, pero debió truncar su carrera académica para trabajar y apoyar al gasto familiar.

Al igual que muchas otras estrellas de nuestra farándula, Mauricio debió desempeñar otras actividades antes de llegar al estrellato, por lo que fue parte del departamento de cobranzas de una compañía de muebles, para luego ser apoyado por sus tíos Tufic (reconocido fotógrafo de artistas) y José Yazbek (productor fílmico), que lo introdujeron al mundo del modelaje y más adelante al cine, cambiando su apellido por el de Garcés, por considerar que la letra G podría traerle la misma suerte que a figuras de Hollywood como Gary Cooper, Cary Grant y Clark Gable.

También popularizó la palabra "¡Arroooz!" (que leída al revés dice zorra) para resaltar cuando había logrado alguna conquista amorosa, como se pudo apreciar a lo largo de su trayectoria fílmica que inició en 1951 con La Muerte Enamorada, al lado de Miroslava y Fernando Fernández, encarnando al doctor Mauricio Morel.

En el terreno cinematográfico, Garcés participó en más de 60 producciones, destacando su presencia en Cómicos de la Legua, Los Hermanos Diablo, Perdóname mi Vida, Cuernavaca en Primavera, Don Juan 67, Mujeres, Mujeres, Mujeres, Bromas, S.A., Despedida de Casada, El Matrimonio es Como el Demonio, 24 Horas de Placer, Modisto de Señoras, El Aviso Inoportuno, El Criado Malcriado, Espérame en Siberia, Vida mía, siendo sus últimas intervenciones en El Sátiro (1981) y Mi Fantasma y yo (1988), compartiendo créditos con las actrices más hermosas de la época: Silvia Pinal, Zulma Fayad, Gloria Marín, Evangelina Elizondo, Queta Lavat, Norma Lazareno, Maura Monti, Eva Norvind, Isela Vega, Rosa María Vázquez, Irlanda Mora, Ivonne Govea y Tere Velázquez. En la radio, Garcés participó en la XEQ, después en la XEW. Además, en televisión intervino en la telenovela Gutierritos, protagonizada por Rafael Banquells.

Hace 50 años, justamente, tuvo su propio programa televisivo de variedades titulado Cita con Mauricio Garcés y a partir de ese momento la pantalla chica le dio enorme popularidad, como ocurrió también con la emisión nocturna que tuvo al lado de Manuel "Loco" Valdés, donde en 1980 hicieron debutar a la entonces incipiente aspirante a actriz Maribel Guardia, que aparecía como atractivo visual, luego de haber concursado en el Miss Universo de 1978, realizado en Acapulco, Guerrero, donde fue elegida Miss Fotogenia.

La habilidad de improvisar, así como la chispa que poseía y el buen sentido del humor, llevaron a Mauricio a ser uno de los consentidos del público femenino. Sin embargo, el seductor actor nunca se casó, ya se desvivía por atender a su señora madre. En teatro, intervino en algunos montajes como Vidas Privadas, Estoy Casado, ¡Ja, Ja!, La Luna Azul y La Pareja Dispareja.

Una serie de padecimientos, como nódulos en las cuerdas vocales y la pérdida de un ojo a causa de un derrame, alejaron a Mauricio Garcés de los reflectores, además de que su desmedida adicción al cigarro le acarrearon enfisema pulmonar, muriendo la madrugada del 27 de febrero de 1989.