Opinión / Columna
 
CAUCUS  
Alberto Millán 
PRI: caballos negros
El Sol de Cuernavaca
1 de diciembre de 2011

  *Graco: teje acuerdos

La definición por la gubernatura del Estado al interior del PRI se acerca. El CEN del PRI ha dado mensajes entorno a que el desarrollo de esta definición se efectúa bajo dos pistas y entorno a seis actores visibles.

La primera pista es donde corren los aspirantes que tienen estructura política: Amado Orihuela, Manuel Martínez Garrigós y Guillermo Del Valle. La segunda, donde van caminando aquellos que cuentan con eficientes relaciones políticas nacionales que los pudieran apuntalar hacia la nominación: Samuel Palma, Jorge Morales Barud y Francisco Moreno Merino.

En la primera pista los tres aspirantes que van corriendo, Amado, Manuel y Del Valle se han venido desgastando por la competencia a la gubernatura que iniciaron desde hace casi ya un año, que incluso los ha confrontado al grado de generar enconos entre ellos y hasta amagues de índole político dirigidos a un resquebrajamiento del PRI.

En esta pista se advierte que la definición del CEN del PRI apuntala en favor del dirigente estatal del PRI, Amado Orihuela Trejo, quien se ha conducido con mesura, frente al resto de los aspirantes, en la competencia por la gubernatura del Estado. Incluso se advierte que su ungimiento como candidato a la gubernatura es cuestión de tiempo y de trámite porque cuenta con el apoyo de Daniel Pérez, líder nacional de los cañeros y de la CNC, así como de Enrique Peña Nieto.

Frente a esa posibilidad que cada vez más se materializa, Manuel Martínez Garrigós adelantó su estrategia política. De ahí que su licencia para separarse del cargo de presidente municipal de Cuernavaca, tuvo dos objetivos: Primero, sacudirse de la alcaldía que lo estaba desgastando de manera estrepitosa y de esa manera emprender una corta campaña que le permitiera reposicionarse y reducir sus puntos negativos.

Segundo, tener la libertad política para amarrarse en una senaduría o en una diputación federal, ante la línea política que apunta en favor de Amado Orihuela Trejo, quien en los últimos sondeos creció al grado de rebasar en las preferencias políticas a Manuel Martínez Garrigós.

Guillermo Del Valle también ha crecido, sobre todo en Cuernavaca, en sus preferencias electorales. Sus recorridos por distintos puntos de la ciudad, le ha permitido penetrar al grado de meterse a la pelea, que insistimos todo parece indicar que ya está definida.

En la segundo pista, donde corren Samuel Palma, Jorge Morales Barud y Francisco Moreno Merino, considerados los caballos negros para la candidatura a la gubernatura del Estado, se advierte que Samuel Palma es bien visto por el Comité Ejecutivo Nacional y que incluso podría ser factor de unidad entre los grupos políticos que tienen el monopolio de la estructura priísta.

Se habla que Francisco Moreno Merino tiene posibilidades por el fuerte acercamiento que sostiene con el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto. Sin embargo, se advierte que el podría tener asegurada ya una senaduría o incluso un espacio en alguna subsecretaría federal, gracias a esa relación amistosa que sostiene con gente del primer círculo de Peña Nieto.

Jorge Morales Barud, también es considerado "caballo negro" en la competencia por la gubernatura, dado que en las encuestas sería el único aspirante que jalaría votos panistas en su favor. Es decir, Morales Barud reduciría aún más las posibilidades del PAN por retener la gubernatura.

Será el 15 de diciembre cuando se defina al candidato a la gubernatura, una vez de que se generen los registros de los aspirantes a competir por las candidaturas a senadores y diputados federales. De los seis que quieren ser gobernadores, cinco de ellos habrán se competir o tener la línea del CEN del PRI para inscribirse a una senaduría o diputación federal.



*Graco: teje acuerdos

El pacto político establecido entre Andrés Manuel López Obrador y los "chuchos": Jesús Ortega y Jesús Zambrano, quienes mantienen el control del PRD nacional, podría ser factor para que Graco Ramírez Garrido Abreu amarre la candidatura al gobierno del Estado. La reconciliación entre AMLO y los chuchos podrían beneficiar las aspiraciones de Graco en Morelos.

Los acuerdos para amarrar una alianza electoral entre las izquierdas: PRD, PT, Movimiento Ciudadano y Morena, será importante no sólo para el peje, sino por el propio Graco, porque es de todos sabidos que dentro del grupo de los "chuchos", Graco Ramírez tiene una importante influencia política y seguramente entre los acuerdos establecidos el pasado martes esta el caso Morelos.

Graco Ramírez ha tejido fino en la construcción de acuerdos que le permitan consolidarse como el candidato de las izquierdas, sólo le falta un eslabón: Raúl Iragorri Montoya, quien también quiera la gubernatura y para ello cuenta con el apoyo de Andrés Manuel López Obrador.

Graco Ramírez ayer mostró el músculo político al reunir a mil líderes en un solo proyecto denominado: "Nueva Visión de Morelos", que constituye el proyecto de gobierno que habrá de posicionar en su campaña electoral.
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas