La Paz
La desaladora de La Paz es un hecho: CONAGUA
El Sudcaliforniano
14 de diciembre de 2009

Gustavo Alonso Álvarez

La Paz, BCS.- La desaladora de la ciudad de La Paz es un proyecto contemplado para arrancar su construcción en el año 2010, así lo dio a conocer la Comisión Nacional del Agua, cuyos directivos presentaron a la Cámara de Comercio México-Estados Unidos un informe de obras proyectadas para el año que está por iniciar.

La Paz está dentro de los proyectos de abastecimiento de agua potable, plantas de tratamiento de aguas residuales, acueductos y plantas desaladoras que darán inicio en 2010 en diferentes regiones del país, y que concentrarán una importante inversión de recursos públicos y privados.

Esta información la dio a conocer el subdirector general de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), José Ramón Ardavín Ituarte, quien junto con el titular de la CONAGUA, José Luis Luege Tamargo, participaron en el panel: Energía, Medio Ambiente y Agua, en el marco de la Reunión Binacional de la Cámara de Comercio México-Estados Unidos.

En el evento se destacó que la construcción de obras prioritarias en el sector hídrico requiere la conjunción de esfuerzos y recursos de los tres órdenes de gobierno y de la inversión privada nacional e internacional. Subrayó que las obras buscan atender necesidades prioritarias de agua potable de la población, mediante el aprovechamiento de caudales superficiales y disminuir la fuerte presión a los acuíferos en gran parte del territorio.

En el renglón de plantas desaladoras la CONAGUA anunció que las programas para el año entrante son la de La Paz, Baja California Sur, Guaymas, Sonora y Rosarito, Baja California. La planta que aquí se proyectó podría ubicarse en la zona de Punta Prieta, donde aprovecharía la infraestructura de la termoeléctrica y generaría agua potable para la mitad de la ciudad, el resto se abastecería del acuífero en la zona sur.

Entre las obras que destacaron por su monto de inversión mencionaron la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Atotonilco, en Hidalgo, para tratar un volumen considerable de las aguas negras generadas por la Zona Metrolitana del Valle de México y reutilizarlas en el riego agrícola. También el proyecto El Zapotillo, en Jalisco, consistente en una presa de almacenamiento con capacidad de 911 millones de metros cúbicos, un acueducto con longitud de 140 kilómetros para conducir un volumen de 5.6 metros cúbicos por segundo, dos plantas de bombeo, un tanque de almacenamiento, una planta potabilizadora con capacidad de 3.8 metros cúbicos por segundo y un circuito de macrodistribución en la Ciudad de León, Guanajuato, con más de 42 kilómetros de longitud. La obra abastecerá de agua potable a 1.1 millones de habitantes de León, Guanajuato y 400 mil de diversos municipios de Los Altos de Jalisco. Su costo será de 5 mil 359 millones de pesos, de los cuales el 49% se aplicarán a través del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN) y el 51% restante con recursos de la iniciativa privada.

Otros proyectos importantes son el Acueducto Falcón-Matamoros, la planta desaladora de Ensenada, Baja California, la planta de tratamiento de aguas residuales de Hermosillo, Sonora, la planta y sistema de reuso de agua tratada El Caracol, en la Ciudad de México, la planta de tratamiento de aguas residuales de Tijuana, Baja California.