La Paz
Antonina Ivanova Boncheva, ejemplo de la mujer sudcaliforniana
Antonina Ivanova Boncheva participó en el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático que obtuvo el Premio Nobel de La Paz en 2007. Foto: El Sudcaliforniano
El Sudcaliforniano
8 de marzo de 2009

Martha Armenta L.

La Paz, Baja California Sur.- Indudablemente tenemos en La Paz un premio Nobel de 2007, con la participación de la doctora Antonina Ivanova Boncheva, ella es profesora-investigadora en el Departamento de Economía de la Universidad Autónoma de Baja California Sur desde 1985, con certificación PROMEP de la Secretaría de Educación Pública.

De 1999 a 2005 ha sido directora de Investigación Interdisciplinaria y Posgrado de la UABCS. Desde 2002 es coordinadora del Centro de Estudios APEC en la misma universidad. Es secretaria del Consorcio Mexicano de los Centros de Estudios APEC para el período 2007-2009.

Tiene Doctorado en Economía por la UNAM (con mención honorífica) y Maestría en Periodismo Económico por la Universidad de Economía Internacional de Sofía, Bulgaria, y por el Instituto de Integración Europea de Bruselas, Bélgica. En 2007 terminó su Posdoctorado en Estudios de la Paz en la Universidad Bradford, Inglaterra.

Ha sido profesora e investigadora visitante en la Universidad Autónoma de Baja California (Mexicali), Universidad del Occidente (Culiacán), el Colegio de la Frontera Norte (Tijuana), Instituto de Economía de la Academia de Ciencias de Bulgaria, Universidad Estatal de San Diego, Universidad de Northridge, California, Universidad de Bradford, Inglaterra, Universidad de Tottori, Japón.

Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores y sus intereses de investigación versan sobre la relación entre el libre comercio, turismo, medio ambiente y desarrollo sustentable, temas sobre cuales tiene varias publicaciones a nivel nacional e internacional, entre cuales 9 libros y más de 60 artículos en revistas como Comercio Exterior, Global Economy y Journal of Social Science.

En Sofia, Bulgaria, vivió una infancia tranquila y armoniosa con sus padres, la preparatoria la cursó en Alemania. Se une en matrimonio, al terminar la preparatoria en 1975 con Gueorgui Nikolov, quien fue primero su mejor amigo, de este matrimonio tiene su primer hijo Dimiter, quien vive actualmente en Valencia, España, y le premió con una hermosa nieta, su nombre es Juliana, y tiene un año de vida. Por desdicha su esposo falleció en 1982 en un accidente. Por segunda vez se casa con Hernán Ramírez de nacionalidad chilena, a quien conoció en Bulgaria, donde él estudiaba su doctorado. Con quien se vine a México, donde el trabajaba en INCA-RURAl, en la ciudad de México. En 1985 se presentaron los dos a un concurso de la UABCS en el DF y se trasladan a radicar a La Paz. De este matrimonio nace su segunda hija Ekaterine Ambar, quien estudia actualmente Turismo, por circunstancias particulares se divorcia 1998 y actualmente es soltera.

El premio, fue recompensado con un diploma, una medalla de oro y un cheque de 10 millones de coronas suecas (1,52 millones de dólares), fue entregado en Oslo, Noruega. El 10 de diciembre, fecha del aniversario de la muerte de su fundador, el sabio e industrial sueco Alfred Nobel, inventor de la dinamita. Y el grupo ganador decide ceder el premio a la misma causa; los dólares se están usando en granjas porcinas en Sonora y Sinaloa para disminuir la emisión de gas metano y en Brasil en la selva, para que los nativos no la destruyan con fines de supervivencia, se les están proporcionando recursos para que en un programa turístico lleven personas a visitar sus selva y obtengan recursos económicos para vivir.

El comité de premiación les entregó el galardón en reconocimiento a las acciones que han realizado para fomentar y difundir el conocimiento sobre la incidencia de las actividades humanas en el cambio climático, integrando el Panel Intergubernamental de Cambio Climático que se formó en 1988 por miembros del PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y de la OMM (Organización Meteorológica Mundial) para reunir información científica sobre los cambios climáticos.

¿Qué es el IPCC? Es el estudio de los efectos que entonces se venían notando en el clima requerían de una atención especial y un análisis compartido por los diferentes países. En 1990 este organismo realizó un Primer Informe de Evaluación del Clima Mundial, donde se mostraba una firme evidencia de creciente concentración de gases termoactivos en la atmósfera. Se mencionaba entonces que era posible que dicha acumulación fuera debida a la actividad humana, ya que no se contaba con evidencias contundentes que aseguraran esta tesis, hoy totalmente probada.

En su opinión sobres las mujeres dice que son una fuerza clave para el desarrollo económico y social. En este sentido es importante ver el papel activo de la mujer, no sólo como derecho a bienestar sino también el derecho a libre agencia: participar en las decisiones económicas y políticas de los países y las regiones. Han dejado de ser receptoras pasivas de ayuda destinada a mejorar su bienestar y son vistas, tanto por los hombres como por ellas mismas como, como agentes activos del cambio, como promotoras dinámicas de transformaciones sociales que puedan alterar tanto la vida de las mujeres como la de los hombres.

Y dice que la mujer ya ha conquistado mucho espacio en la vida política, económica y social, aunque todavía falta avanzar mucho más.

El cuarto informe, durante 2007, el IPCC, cuyo presidente es el doctor Rajendra Pachauri, de India, trabajó en 3 grupos, para dar más profundidad a sus investigaciones. Participaron 300 científicos de 130 países, en un impresionante esfuerzo de la comunidad científica internacional para llamar la atención sobre el grave problema que estamos provocando al planeta. Dentro del equipo ganador de este premio hay, es justo decirlo y es adecuado festejarlo, 12 compatriotas comprometidos con alertar al mundo sobre éste, quizá el mayor reto de las sociedades del siglo XXI, estos científicos mexicanos participaron de manera directa en la elaboración del Cuarto Informe. Todos ellos lo hicieron de manera voluntaria, tras ser elegidos debido a su experiencia en los campos de su especialidad.

El esfuerzo por parte de México fue notable, cabe hacer notar que muchos países de los llamados desarrollados (como Francia y España) contribuyeron con menos científicos que nuestro país. Sus aportaciones se distribuyeron en los siguientes segmentos: Grupo 1: Dedicado a trabajar sobre las bases científicas del calentamiento global. Grupo 2: Evaluación de la vulnerabilidad, impactos y adaptación. Grupo 3: Mitigación de emisiones.

Autores Líderes: Omar Masera. UNAM. (Coordinador del capítulo forestal). Jorge Gasca. Instituto Mexicano del Petróleo. (Energía). Antonina Ivanova. Universidad Autónoma de Baja California Sur. (Políticas, instrumentos y acuerdos de cooperación).

Las experiencias obtenidas de la participación en este Panel, a decir de la doctora Antonina Ivanova, fueron maravillosas. En el proyecto le permitió comprobar, sin perder el piso, que contamos con las capacidades suficientes para ser factores de cambio y que podemos aportar experiencias y conocimientos en beneficio de todo el mundo. Por otro lado, el IPCC hizo que los científicos dejaran sus "torres de cristal" y colaboraran en equipo con expertos de talla mundial, desarrollando tolerancia y modestia intelectual, así como participar en un serio proceso de decantación y condensación de información para llegar a conclusiones entendibles para los tomadores de decisión de los gobiernos mundiales.

Dice: "Cuando mis alumnos son medio pesimistas sobre los avances del movimiento por un desarrollo sustentable y medio ambiente limpio, les pongo como ejemplo la conquista de los derechos de la mujer, en donde empezando de prácticamente cero desde hace 100 años, ahora se pueden ver muchos avances, incluyendo mujeres como presidentas de países, entre estos también países latinoamericanos".

Concluiré diciendo que es un orgullo para los comunidad que la doctora Antonina Ivanova, integre la planta docente de la UABCS y sea sudcaliforniana por elección.