Salamanca
Arte en Cera Nacimiento único en Guanajuato
Cada año el nacimiento tiene nuevas figuras de cera en esta ocasión son 150 las que conforman esta gran representación. Foto: Josaphat Rodríguez / El Sol de Salamanca
El Sol de Salamanca
30 de diciembre de 2010

Carlos Padilla

Guanajuato, Guanajuato.-El especial nacimiento de cera de la familia Martínez Barrientos lleva doce años agradando todos los públicos. Lo han visitado turistas de Japón y Brasil. Además este año pueden contarse 150 figuras, 40 más que hace 3 años.

Platica Isaías Martínez, padre del autor, Alfredo Martínez, que este año se modificaron algunas escenas: el taller del carpintero José y los arcos para el puente por donde pasan los reyes magos. "En la narración estos reyes visitan al niño para adorarlo pero en la escena nos faltaban, por lo que mi hijo hizo otro juego de figuras de reyes ofreciendo los regalos y también hizo el elefante, el camello y el caballo".

Otro tipo de figuras de animales a escala también lo adornan: gallos, gatos, becerros y vacas, "pero ahora hay más sin exagerar tenemos ya como 150, hace como 3 años teníamos 110, pero ha ido aumentando" un aproximado de 10 figuras al año y además para esta ocasión se hicieron también 3 casitas nuevas.



Materiales

Se requiere fundamentalmente cera, pigmentos y tela. "Se le da consistencia con parafina para hacerla maciza la figura. Todo el vestido también lo hace mi hijo, yo me dedico hacer las casitas y todo lo que es de madera", comenta el señor Isaías.

"De él es de la idea de todo y me dice solamente que le haga la casita, la escalera, la herramienta". La madera que usa es de las cajas para la fruta comenta: "agarro mi maquinita, mi serrucho y me pongo a cortar". Las tejas las compra en Salamanca al igual que el pasto. Realmente impresionan los detalles como pequeños ladrillos y objetos de contexto.

"Para hacer un pesebre mediano se lleva el trabajo de un día, con acabados y techo de paja, teniendo otro día se arma y se lija, aunque cierto material se coloca en bruto para dar el realismo requerido. Lo que es mas laborioso y requiere más horas es lo pequeño, prefiero hacer una mesa grande que estar haciendo las herramientas miniaturas de carpintería, porque estar haciendo marritos o piedras donde se este filtrando el agua es más trabajoso. Nos basamos solamente en la medida que sacamos y así vamos haciendo el banquito, la mesita, los cajones, también un pequeño yunque", explicó.



Figuras

"El proceso exige que la cera este limpia para eso se hierve, aparece el mosquito y la basura que se le quitan, después se vuelve a hervir y se le agrega la parafina para que adquiera más consistencia. Después hay moldes para vaciar, ya sea de un camello o algún personaje, se le pone su tinta en el mismo momento para que agarre color", refirió.

Y que una vez enfriada la figura se desmolda, se limpia y detalla; se hacen las uñas, las pestañas, las barbas, el cabello, las expresiones, después se visten y se maquillan. "Todo eso lo hace mi hijo a base de fierritos calientes, se usa un soplete, mucha precisión y paciencia para delinear cada uno de los detalles, es un proceso largo de días, la misma cera se hierve y se limpia en varias ocasiones", agregó

Si levantamos las piezas, se verá su ligereza. Algunos con menos de 100 gramos llenos de realismo a escala, se mueven por energía eléctrica y literalmente cobran vida. Durante la instalación se requirieron aproximadamente 2 meses, "octubre y noviembre para que estuviera listo el primero de diciembre".

En este mes lo han visitado bastantes personas, "hay días en que sólo hay tres visitas pero otros que aunque nuestro horario es de las 6 de las tarde a 9 de la noche, llegan desde la mañana aquí a Gritería y se los mostramos porque ya hicieron el esfuerzo de subir hasta acá".

Tiene su lugar exclusivo y aislado de la luz del día para que se pueda apreciar a cualquier hora. Tiene un sistema hidráulico para formar pequeñas cascadas, un río y un lago. Así como una narración que acompaña la experiencia.



Visitantes

"Creo que este año lo han visto más personas que en otros. Ayer vinieron del Distrito Federal por ejemplo, pero también de Japón y de Brasil, del Estado de México un cura y de Oaxaca un par de indígenas. Todos se han ido bien contentos y a nosotros con eso nos dan ganas de seguir trabajando", expresó Isaías Martínez.

La familia se describe como artesanos con voluntad de representar la esencia de su creencia con cera, madera y creatividad. Sin duda este singular nacimiento estará dando vuelta al mundo por los ojos de los extranjeros que lo han conocido.

"Con estas figuras tenemos cuando menos 12 años, antes teníamos uno más pequeño de aquellos de antes que se hacían de parafina. Mi hijo se tuvo que ir luego a Salamanca a enseñarse a trabajar esto. Y se le ha requerido en todos estos años de una inversión importante de dinero, de tiempo y dedicación".

Ahora también la familia Martínez Barrientos ponen a su disposición la información digitalizada en CD de este nacimiento de cera. Todo en el callejón Gritería número 14, siga los señalamientos, estará instalado hasta mediados de Enero en 2011.

El autor se llama Alfredo Martínez Barrientos y su papa el escenográfo Isaías Martínez, ambos son creadores de este nacimiento navideño en cera con elementos móviles y luminosos, que lo hacen único.

"Buscamos que esto perdure para otras generaciones, por eso mi nieto pequeño esta iniciándose en este arte", concluyó el señor Isaías.