Opinión / Columna
 
Francisco Carlos Infante 
"Daniel y Ana", una historia sobre incesto
El Sol de Zacatecas
14 de noviembre de 2010

  La semana pasada tuve la oportunidad de ver un filme verdaderamente fuerte en cuanto a la temática que aborda, ya que deja perplejo a cualquier espectador que se atreva a ver la opera prima del realizador mexicano Michel Franco.

La cinta aborda la historia de una familia clase alta acomodada de la inmensa Ciudad de México, con todo lo que una clase alta pueda desear. al menos en lo material pues desde las escena iniciales de dicho filme nos podemos dar cuenta gracias a los planos secuencias la manera en como viven y sobre todo el status socio económico que nos retratan. Linda casa, vehículos de reciente modelo, los hijos acuden a escuelas de paga y se rosan con la "socialite" o sea la crema y nata de la ciudad de México.

Daniel y Ana son dos hermanos interpretados por los actores Darío Yasbek Bernal (medio hermano de Gael García Bernal) y Marimar Vega hija del reconocido actor Gonzalo Vega. Que provienen de una clase adinerada y que son secuestrados en la primera parte del filme por una banda de secuestradores vouyeristas que por medio de amenazas de que van a matar a sus padres y a su familia, son obligados a tener relaciones sexuales ante la lente y una cámara de los secuestradores en contra de su voluntad. Amenazándolos de que si no lo hacen los van a violar y a matar juntos a los dos hermanos. Posterior a ello los dejan libres, y no los despojan de sus pertenencias, ni siquiera de su vehículo del año, ni de sus celulares. Pero en su silencio llevan el dolor de la amarga experiencia que por no tener comunicación con sus padres que todo les dan, queda en las escenas la interpretación del público que por esa falta de dialogo en la familia no afectan emocionalmente a terceros, y no lo cuentan a sus padres. Tragándose su vergüenza, su coraje, su repudio, y su asco, de esta manera la historia es una introspección sobre la naturaleza humana, a grado tal que el director da un vuelco en la trama que el hermano termina enamorándose de la hermana, abominaciones de la vida irreal.

Daniel el hermano un adolescente en busca de su identidad y Ana una joven que vías de contraer matrimonio con su prometido interpretado por José María Torre. Sin embargo más allá de los ataques por diversas voces que han censurado el contenido que ha recibido el filme de Michel Franco, ha sido incluso atacado por la crítica extranjera especializada. Pero la pregunta que tenemos que hacer es ¿cómo tratar un tema tabú como la explotación sexual en México? pero sobre todo saber cuales son las magnitudes reales de este problema, que muchas de las veces no se denuncia por la pena que implica pertenecer a un circulo familiar, pero que no deja de ser repudiable, vergonzoso, enfermo, y grotesco de relaciones incestuosas, que muchas de ellas quedan en cifra negra pues en verdad no se denuncian ante el Ministerio Público.

La cinta da un giro dramático pues en el desarrollo de la trama Daniel no supera el trauma y vuelve a forzar a su hermana a tener relaciones con el, odiando a su prometido y peor aun deseándola sexualmente. Es ahí donde la complejidad del personaje se vuelve de victima a agresor, pero una vez más no se lo cuentan a los padres volviéndose un calvario y un círculo vicioso entre los dos hermanos del que difícilmente salen.

La película fue estrenada en el marco de la Quincena de los realizadores en el Festival Internacional de Cannes, provocando reacciones diversas entre el público asistente y los críticos que tuvieron a bien observarla. El realizador mexicano aseguró que el tema ayuda pues afirma que la historia no seria tan llamativa si los personajes no provinieran de una clase alta acomodada urbana. Pues gran parte de las locaciones y las escenas realizadas para el largometraje fueron hechas en Santa Fe y Valle de Bravo, localidades asociadas a la elite económica que tiene la solvencia para pagar los lujos. Pero si el enfoque del director hubiera sido en las clases vulnerables, considera que se habría desechado el filme por considerar no digna de ser contada en el cine por aquello de que el tema sea trascendental y sobre todo importe al público.

Pero a propósito del filme "Daniel y Ana" resulta polémica por todo lo que se ha comentado, el cineasta hace una crítica a la sociedad burgués. Por la falta de comunicación efectiva dentro de una sociedad banal e hipócrita, simbolizada en unos padres, y como lo dijera en su palabras Jean-Luc Doin en "Le Monde" "obsesionados con el confort, la educación y la realización conyugal de sus hijos". Según la agencia Notimex y en notas de El Universal se dijo que la película mexicana "Daniel y Ana" compite por la Cámara de Oro en la edición número 62 del Festival Internacional de Cine de Cannes. Según se dijo recibió una regular acogida por parte el público presente. Pero la cosa no paro en eso sino que diversas voces dieron su opinión del filme pues el prestigiado sitio galo "Evene" consideró que el largometraje, opera prima (primera película del director) carece de calidad artística. Otra como que "durante 90 minutos Daniel y Ana pasan su tiempo en mostrar hechos justamente, sin verdadera tentativa de cine" comentó el crítico Thomas Chouaniére, quien le da un punto en la escala de uno a cinco a la película mexicana. El sitio francés Cinecik comentó "que es una película con la que no nos dan ganas de ir a México" además por que "molesta la pornografía clandestina". La edición de Cannes del diario gratuito "Metro" le concedió dos puntos de cinco posibles a la película y estimó que el filme es costoso de ver, por que la dirección no nos ahorra nada, y resaltó que las escenas de sexo son filmadas de manera muy dura y sobre todo cruel.

En la parte final del filme antes de los créditos, sin contar el final por supuesto, se afirma que cada año miles de niños y adultos son victimas de la pornografía clandestina en México y Latinoamérica. Los videos son comercializados por redes internacionales que en la mayoría de los casos operan a través de internet. La falta de denuncias vuelve imposible contabilizar este tipo de delitos. Por increíble que parezca el filme se basa en una historia verdadera, y por cierto las victimas dieron su consentimiento para la realización del filme, los protagonistas de esta historia no saben que sucedió con el video..... Hasta participa el quien parece ser ajonjolí de todos los moles, el padre José de Jesús Aguilar interpretándose así mismo casando a Marimar Vega y Chema Torre, ¿Cómo es que se atrevió a participar como actor un sacerdote que además es subdirector de Radio y Televisión de la Arquidiócesis de México? que cuando menos por el ministerio que representa debería guardar su postura hacia el tema central del filme o sea el incesto Nomas digo.... a su consideración. Y al menos atrévase a ver el filme y juzgue usted.......

* Licenciado en Derecho.

* Maestro en Ciencias Penales.
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas