Tulancingo
Desde los 12 años se convierten en mamás
Los embarazos en la región se presentan desde los 12 años; se requiere, sin duda, redoblar esfuerzos por parte de las autoridades de Salud. Foto: El Sol de Tulancingo.
El Sol de Tulancingo
4 de octubre de 2008

Por Concepción Ocádiz

Segunda y última parte

Tulancingo, Hidalgo.- Los embarazos precoces han aumentado. Así lo muestran las estadísticas en Tulancingo.

Lo trascendente es que esta situación se da en menores de 20 años. A partir de los 12 ya se convierten en madres y adquieren una gran responsabilidad.

Para el director del Hospital General de esta ciudad, Luis Carlos Romero, el incremento de embarazos en adolescentes es multifactorial, depende de numerosas situaciones, pero no se soslayan las relaciones a temprana edad.

Sin embargo, para el nosocomio, dijo, es un reto disminuir los embarazos en adolescentes, además de las enfermedades de transmisión sexual, mediante pláticas preventivas, las cuales deben involucrar a toda la familia.

Aseveró que se tiene que educar a la gente, pues no sólo después de una relación puede venir un embarazo, sino las enfermedades venéreas, las cuales pueden llevar a la muerte.

Lo grave es cuando se dan casos de Virus de Inmunodeficiencia Humana o Sida.

La estrategia de los Servicios de Salud en la entidad y en el ámbito federal para educar a la población es indicarle que el condón es la mejor opción, aunque todavía muchos lo evitan.

EL SIDA, ENFERMEDAD MORTAL

Se han presentado casos de esta enfermedad en la región, lo peor en embarazadas.

Es un problema de salud pública que no se ha podido controlar.

En el Hospital, por instrucciones de la Secretaría de Salud del Gobierno de Hidalgo, se realiza la prueba de VIH a todas las mujeres embarazadas a efecto.

Si resultan seropositivos, desde el inicio de la gestación se brinda un adecuado tratamiento, precisó.

TENER UN PARTO EXITOSO

"La gestación ideal no existe, hay factores para que se den de manera adecuada y es importante la madurez, tanto física como mental y fisiológica", agregó el médico.

Entre más pequeña la paciente, tiende a contar con mayores dificultades para tener una evolución normal durante su embarazo.

La edad adecuada para concebir es de los 20 a 35 años, indicó.

Con objeto de que un embarazo sea normal, depende de la salud de la paciente durante la concepción y que no haya enfermedades preexistentes. Igualmente es importante el control médico.

La paciente debe asistir a aproximadamente 5 ó 6 consultas prenatales; además, hacerse pruebas de laboratorio y recibir la atención especializada.

ESTADISTICAS NACIONALES

De acuerdo con estadísticas del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (CENSIA), la salud sexual y reproductiva en los jóvenes es un tema toral.

La idea es crear mejores condiciones en su desarrollo.

Una de las características de las sociedades actuales es el inicio de relaciones sexuales a temprana edad.

En México, cita el organismo, 14.4 por ciento de los adolescentes refiere haberlas tenido.

Lo anterior establece un aumento considerable conforme avanza la edad.

Asimismo, informa que de los 12 a los 15 años, 2 por ciento de los adolescentes reportaron haber iniciado su vida sexual.

De los 16 a 19 años son 29.6 por ciento los que comentan ya haberla comenzado.

El porcentaje de embarazos no deseados entre los menores de 19 años es de 21 por ciento, según CENSIA.

Se estima que entre 30 y 60 por ciento de las gestaciones no planeadas en adolescentes son no deseadas y terminan en abortos inducidos o provocados.

Por cierto, añade, las complicaciones del aborto representan la cuarta causa de muerte en las mujeres mexicanas.

El Hospital de Tulancingo registra en su estadística que ha habido gestaciones que no se han logrado.

Los abortos suman, en total, 387 en el 2008, de los cuales 86 son en menores de 19 años.

HAY UN DIA DE CELEBRACION

El Día Nacional para la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes se conmemora el 26 de septiembre.

Es organizado por organismos sociales, así como el Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres) y el sector salud para prevenir la gestación no deseada.

Para Romero Quezada, lo mejor es informar, orientar y educar dentro del hogar a las y los adolescentes sobre la prevención de embarazos no planificados, aunado a las infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH/SIDA.