Policiaca
Exigen castigo al asesino del niño
El infanticidio cometido por Daniel Amador Pérez ha causado indignación general. A través de redes sociales convocan a la población a unirse a una marcha de protesta. Foto: El Sol de Tulancingo.
El Sol de Tulancingo
18 de enero de 2014

Por Concepción Ocádiz

Tulancingo, Hidalgo.- Para este domingo preparan, en Tulancingo, una marcha donde exigirán justicia por el asesinato del niño Luis Jesús Ortega Martínez.

Mediante correo electrónico y a través de redes sociales, la familia del pequeño extinto -presuntamente a manos de Daniel Amador Pérez, pareja sentimental de Iris Joseline Martínez, mamá del hoy finado- invita a la ciudadanía a participar en la caminata.

"La familia Ortega y amigos solicitamos de ustedes, medios de comunicación, nos apoyen en dos sentidos: Dar a conocer que los familiares de Joseline Martínez y del niño Luis Jesús Ortega Martínez, quien fue asesinado violentamente por Daniel Amador Pérez, realizaremos una marcha con la intención de pedir justicia.

"El infanticida se esconde y ahora no sabemos en qué parte del país".

Este domingo, 19 de enero, a las 2 de la tarde, saldrán de la colonia La Morena, en las proximidades del Crucero Huapalcalco y el PIFSAL, en conocida tienda de autopartes.

La finalidad, se pidió, es que se difunda la marcha para que a nivel nacional se encuentre al infanticida.

Se exhorta a la sociedad a mostrar su solidaridad ante este lamentable hecho y, caminar de manera pacífica desde la carretera hasta el centro de la ciudad.

A los participantes se les pide ir vestidos de blanco y que lleven pancartas donde se exija la captura de este hombre que terminó con la vida del pequeñito, se exterioriza en las redes sociales.

Por cierto, a través del internet se ha calificado el hecho, ocurrido en una casa de Privada de Chamizal, colonia Indeco, de Tulancingo, con total repudio.

Calificativos por demás sentidos por parte de la gente llevan al enojo total contra el individuo, a quien se le considera por parte de los cibernautas como desquiciado.

El llamado de la colectividad es que se encuentre y castigue al responsable de tan aberrante acto.