Tulancingo
Infanticida se esfumó
Daniel Amador Pérez, señalado de matar a golpes a un pequeño, de dos años, hijo de su pareja sentimental Iris Yoselín Martínez, no aparece. Foto: El Sol de Tulancingo.
El Sol de Tulancingo
15 de enero de 2014

Por Felipe Vega

Tulancingo, Hidalgo.- A Daniel Amador Pérez, señalado de asesinar a un pequeñito, de dos años, este fin de semana, en popular colonia de Tulancingo, parece como si se lo hubiera tragado la tierra.

El infanticida, se sabe, es buscado afanosamente por agentes de la Coordinación de Investigación, apoyados por uniformados de Seguridad Pública Estatal y de municipios cercanos.

La noticia del incalificable hecho generó repudio total contra el desquiciado individuo que dio muerte a Luis Jesús Ortega Martínez, hijo de Iris Yoselín Martínez, pareja sentimental de Daniel.

En distintas esferas sociales, ayer, hubo múltiples comentarios sobre el infanticidio cometido en una casa de Privada de Chamizal, colonia Indeco.

Muchas personas coincidieron en decir: "Lo que hizo Daniel Amador no tiene nombre, debe ser encarcelado y recibir la pena máxima por matar al indefenso niño".

Hubo quienes opinaron que en casos como éste, que causó profunda consternación, debería aplicarse la pena de muerte.

"Daniel Amador no debe andar suelto en la calle porque es todo un peligro para la sociedad. Ojalá la Policía lo detenga pronto", refirió uno de los entrevistados.

FOTOS DEL INFANTICIDA POR REDES SOCIALES

Gran número de personas, usando las redes sociales, han mostrado varias fotografías del infanticida con el fin de que si alguien llega a verlo, no dude en pedir ayuda de cualquier corporación policial.

"Criminal prófugo", "Si lo ves, denúncialo; mató a un pequeñito" y "Se busca a este infanticida" son algunas leyendas que tienen las fotos difundidas de Daniel Amador.

En la cuenta de Facebook del prófugo de la justicia, a quien algunos apodan "La Rata", aparecen cientos de fotografías, en su mayoría ingiriendo bebidas etílicas o hasta drogándose.

También con perros de pelea y haciendo distintas poses, algunas que denotan su agresividad.

ANTECEDENTES DEL CASO

Oportunamente se dio a conocer que Daniel Amador, como de 23 años, mató al pequeño, hijo de su concubina Iris Yoselín Martínez, con quien aparte procreó un hijo que actualmente tiene cuatro años.

El desquiciado se enfadó porque la joven mujer le propuso que terminaran su relación tormentosa por un tiempo.

El tipo, bastante celoso, no estuvo de acuerdo y, en respuesta, le arrebató a su pequeño hijo, producto de otra relación con un hombre.

Daniel Amador le pegó al indefenso niño y después lo agarró de ambos pies para azotarlo contra el piso en dos ocasiones.

Las fracturas que sufrió el infante en la cabecita fueron mortales por necesidad.

El infanticida después subió el cadáver a su camioneta y, en un costal, lo fue a tirar en unas tierras de labor, cerca de la Universidad Politécnica..

La mamá del ahora extinto denunció el caso el mismo domingo en la tarde. Después de las nueve de la noche, agentes de Seguridad Pública Estatal y de Fuerza de Tarea comisionados en Tulancingo hallaron el cadáver.

De los hechos, personal de la Procuraduría de Justicia realizó las diligencias de rigor.

Hasta ayer, al cierre de esta edición, el paradero de Daniel Amador, "La Rata", continuaba siendo un misterio, ya que literalmente se esfumó.