Tulancingo
Mitos y leyendas sobre las serpientes
La cascabel, una de las más famosas. Foto: El Sol de Tulancingo.
El Sol de Tulancingo
24 de enero de 2013

Por La Redacción

Quinta y última parte

Tulancingo, Hidalgo.- Desde los tiempos más remotos, las serpientes han sido objeto de mitos y leyendas.

Religiosamente, estos reptiles representan a Satanás, que significa el mal. Siendo un animal repudiado por la sociedad.

Existe un pasaje bíblico, en el que Moisés al tener un encuentro con Dios, le transforma el bordón en una serpiente como muestra del poder del creador.

Más adelante, en otro pasaje, Moisés convierte el bordón en una serpiente delante del faraón para que liberara al pueblo Hebreo.

Otro mito muy común, es que las serpientes persigan a las personas, aunque realmente no existen registros de este tipo.

Sin embargo, se sabe que muchas especies no temen al hombre y le hacen frente; por ejemplo la Mamba Negra.

En zonas rurales, es muy común escuchar relatos como que las víboras toman leche de las vacas. Al mismo tiempo se narran historias, aquellas que hipnotizan a la gente.

Y más aún, que hay algunas como el mazacuate, que se alimenta de leche materna.

Incluso hay historias que hablan que estas víboras duermen a la mamá y le dan la cola al niño para que no llore mientras éstas succionan la leche.

Tal aseveración es totalmente falsa, ya que la lengua de las serpientes es delgada y bífida. Sus labios rígidos, no pueden adaptarse al pezón.

Así, estos y muchos otros mitos son los que se narran de generación en generación, resaltando este toque místico y que tal vez, al ser escuchados, causen alarma o temor.

Estos relatos, incluso forman parte de nuestra cultura popular.