Hidalgo
Abatidos a tiros dos policías municipales
Del interior de la patrulla 00488, la cual quedó impactada contra una barda, fueron sacados, aún con vida, los dos policías agredidos. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
13 de junio de 2012

Por la Redacción

Atotonilco El Grande, Hidalgo.- De certeros balazos disparados con un arma calibre 9 milímetros, dos policías de Seguridad Pública Municipal de Atotonilco el Grande fueron asesinados, ayer, cuando realizaban su habitual rondín de vigilancia sobre el libramiento vial de la carretera federal México-Tampico.

Presumiblemente, de acuerdo con las primeras investigaciones policiacas, los dos uniformados eran perseguidos por desconocidos y, al llegar a un tramo del libramiento, pasando el lugar conocido como "La Báscula", fueron agredidos con arma de fuego.

Luego de recibir los impactos mortales, al que conducía la patrulla en la parte izquierda del abdomen y a su acompañante en la nuca, con salida por el cuello, el chofer viró el volante y salió de la cinta asfáltica, hasta quedar la unidad automotora estrellada, de frente, contra el muro de una vivienda localizada frente al restaurante "Atotonilco".

Los sangrientos hechos se registraron al filo de las 6 horas de ayer, casi una hora después de que, por radio, se habían comunicado a su comandancia.

"Todo hace suponer que los iban persiguiendo y 300 metros antes de llegar al lugar donde quedó chocada la patrulla, les dispararon, sin darles tiempo de repeler la agresión", comentaron algunos policías que acudieron al lugar de los hechos.

LOS RESCATAN AÚN CON VIDA

Fue al filo de las 7 horas, cuando paramédicos de la Cruz Roja, delegación Atotonilco el Grande, recibieron el reporte del atentado y, de inmediato, se trasladaron hasta el libramiento vial, donde se encontraba chocada la patrulla, con los dos uniformados en su interior.

"El chofer, Calixto Tolentino Badillo, de 34 años y vecino del barrio La Virgen, tenía un disparo en el lado derecho del abdomen, el cual le perforó el pulmón, mientras su acompañante, Leopoldo Delfino Durán, de 74 años y vecino de San Lucas, perteneciente a la comunidad Cerro Colorado, recibió el impacto en la nuca y le salió por el cuello.

"Ambos se encontraban dentro de la patrulla, sentados y sostenidos cabeza con cabeza, y cuando los auxiliamos ya tenían sus signos vitales débiles, por lo que de urgencia los trasladamos al Centro de Salud de Atotonilco el Grande. El chofer falleció a bordo de la ambulancia y su acompañante cuando fue ingresado al nosocomio", comentaron los paramédicos Ramón Mohedano Zaldivar y Pascual Rivero Balderrama.

MONTARON OPERATIVO POLICIACO

Minutos más tarde de haberse registrado el atentado que costó la vida a dos policías, elementos de la Coordinación de Investigación, así como de Fuerza de Tarea, de las municipales de Atotonilco el Grande, Omitlán de Juárez y Huasca de Ocampo, lo mismo que miembros del Ejército Mexicano, montaron un operativo para intentar dar con el paradero de él ó los agresores, de quienes se desconoce su identidad, el móvil del ataque y el rumbo por donde huyeron.

A través de radiocomunicación, también se dio aviso a comandancias de municipios enclavados en la Sierra Alta de Hidalgo, con la finalidad de que el operativo se hiciera más extenso y poder dar con los culpables del doble asesinato de policías.

Asimismo, acudió al lugar de los lamentables hechos el agente del Ministerio Público adscrito al Distrito Judicial de Atotonilco el Grande, Adán Rodríguez Durán, así como peritos en criminalística de la Procuraduría General del Estado de Hidalgo, quienes iniciaron las diligencias de ley.

Más tarde, el representante social acudió al centro de salud y dio fe de los cadáveres, ordenando su traslado al anfiteatro local para practicarles la necroscopia de ley, donde fueron reconocidos legalmente por su familiares, a quienes entregaron los cuerpos para darles cristiana sepultura.

A escasos 300 metros de donde quedó accidentada la patrulla, personal de la agencia del Ministerio Público localizó 3 casquillos de pistola 9 milímetros, por lo que se presume que les dispararon desde la puerta de otra unidad automotora.

Los sangrientos hechos quedaron integrados en la averiguación previa 4/318/ 2012, iniciada en la Agencia del Ministerio Público de Atotonilco el Grande.