Tulancingo
Atrapan a 28 criminales
Autoridades de Hidalgo presentaron, ayer, a 28 integrantes de una banda que operaba en la región de Tula, responsables de la muerte del comandante Víctor Peña. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Tulancingo
19 de abril de 2011

Por La Redacción

Pachuca, Hidalgo.- Autoridades de Hidalgo aseguraron a 28 criminales que operaban, algunos de ellos sanguinariamente, en la región de Tula, responsables de la muerte del comandante de la Coordinación de Investigación, Víctor Peña Pérez, mediante carro-bomba, a quienes se les aseguraron armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, tres casas de seguridad, vehículos y el centro nocturno Yulbert.

Los secretarios de Gobierno y Seguridad Pública, Fernando Moctezuma Pereda y Damián Canales Mena, respectivamente, así como el procurador de Justicia Estatal, Alejandro Straffón, en conferencia de prensa, dieron a conocer los pormenores de un mega-operativo policiaco realizado el sábado y domingo pasados, en el que fue desmembrada una célula juvenil de la organización criminal denominada "Los Zetas".

Se explicó que el trabajo policial de fin de semana lo desarrollaron tras dos meses de investigación e inteligencia. Inició con 40 elementos estatales encubiertos y el domingo sumaron 250 los operarios, sin realizar un solo disparo de arma de fuego.

INTELIGENCIA POLICIAL

El secretario de Seguridad Pública leyó un comunicado donde precisó que desde antes del estallido del coche-bomba, donde perdió la vida el comandante mencionado, se venían realizando trabajos de inteligencia, investigaciones, vigilancias y seguimiento.

Con motivo de la explosión de ese vehículo, hubo un repliegue de los integrantes de la organización delictiva en la región.

"Es decir, durante aproximadamente dos meses su presencia se redujo significativamente, previendo una respuesta enérgica por esos hechos, hasta que consideraron que las circunstancias habían vuelto a la normalidad para la realización de sus actividades delictivas; incluso, en ese lapso de tiempo se dieron dos cambios de comandante de plaza".

Dijo que una vez que se detectó mayor presencia de los integrantes del referido grupo delictivo, la que se confirmó con las ejecuciones que se empezaron a presentar, se acentuaron las labores de inteligencia, vigilancia y seguimiento, lográndose obtener información respecto del actual jefe de plaza, los lugares que frecuentaba, los días, las horas, los nombres o apodos y número de "estacas" o personas del grupo delictivo que le daban protección.

Datos de los sicarios, "de los 'RTs'" o supervisores de halcones y de halcones, así como de los puntos fijos en que realizaban las vigilancias, características de los vehículos que utilizaban, ubicación de las casas de seguridad, armas que empleaban, así como otro tipo de información útil para su captura.

OPERATIVO

El sábado se llevó a cabo un operativo en la región de Tula, en el que inicialmente participaron 40 elementos, en forma encubierta, incrementándose el número a 250 en el momento en que se tuvo la certeza de la presencia de los objetivos, trabajo que se prolongó hasta las 13:30 horas del domingo, el cual comprendió los centros nocturnos "Yulbert" y "Kopa de Oro", el hotel San Marcos, así como puntos específicos en la comunidad de Progreso, dentro del municipio de Atotonilco de Tula.

Asimismo, en la colonia El Carmen, la Unidad Habitacional de Pemex y el fraccionamiento Arboledas, en Tula de Allende, lográndose como resultado la detención de los 28 miembros de la organización delictiva que a continuación se relacionan:

LOS DETENIDOS

Héctor Hugo Espiricueta Escobar, alias el "Comandante Leo" o "Cristian", de 28 años, originario de Ciudad Mendoza, Veracruz.

Juan Carlos Caballero González, alias "El Pay", de 34 años, originario de Ojo de Agua, Estado de México, quien se desempeñaba como sicario y "estaca" (escolta) del "comandante" Héctor Hugo. Anteriormente fue comandante de la plaza de Tula de Allende y afirma ser ex militar del 96 batallón, periodo 2000-2003.

Edward Humberto Santibáñez Sánchez, alias "El Muñeco", de 25 años, originario de Fuerte Grande, Veracruz; Gilberto Falcón Ángel, (a) "El Gil", de 18 años, de Ciudad Cooperativa Cruz Azul, en Tula de Allende; Julio César Saiz Sánchez, alias "El July", de 18 años, originario de Tulancingo; Carolina Rueda Martínez, alias "Paola" o "La Pantera", de 23 años, de Tula de Allende, todos ellos "estacas" del referido Héctor Hugo Espiricueta.

LOS SICARIOS

Ellos son Carlos Guillermo García Vicente, alias "El Charly", de 33 años, originario de Poza Rica, Veracruz; Roberto Alejandro Barrón Juárez, alias "El Chino", de 19 años, originario de Los Sábalos, Altamira, Tamaulipas.

También Radamés Rodríguez Urias, alias "El Rada o "El Hitler", de 45 años, originario de Poza Rica, Veracruz; Francisco Alejandro Mata Chávez, alias "El Calero" o "El Pasmado", de 27 años, de Tepa el Grande, Zempoala, Hidalgo.

Se suman a ellos, Alejandro Crespo de la Cruz, alias "El Chon", de 27 años, de la colonia López Mateos, Huejutla, Hidalgo; Luis Humberto Archila Virrueta, alias "Beto", de 24 años, de la colonia Empleados de Pemex, Atitalaquia, Hidalgo; Daniel Álvarez Morales, alias "El Dany" o "El Taca", 28 años, de Poza Rica, Veracruz; David Rosales Hernández, alias "El Chilango", 25 años, de colonia El Venado, Mineral de la Reforma, Hidalgo; Edgar Solís Parra, alias "El Edgar o "El Changuito", 18 años, originario de Coatzacoalcos, Veracruz; Víctor Daniel Saiz Sánchez, 19 años, de Medias Tierras, Tulancingo, Hidalgo; Roberto Hernández Gutiérrez, alias "El Chino" o "El Borrego", 25 años, de Apan, Hidalgo.

Además, Luis Ángel García Bautista, alias "El Güicho" o "El Pitirijas", 25 años, de colonia La Palma, San Antonio el Desmonte, Pachuca; Lani Anahí Cortés Vargas, alias "La China" o "La Conga", 21 años, de Medias Tierras, Tulancingo, todos ellos se encargaban de realizar las ejecuciones de personas.

HALCONES (VIGÍAS)

Entre éstos se encuentran Juan Guillermo Velázquez Cortés, 31 años; Miguel Ángel Ortega Rendón, 41 años, ambos de Calpulalpan, Tlaxcala.

Además de Herber Pedraza Becerra, alias "El Viejito", 48 años, de Atotonilco de Tula, Hidalgo, encargado del bar Yulbert; José Luis Sosa Olvera, alias "El Gordo", 38 años, de la colonia El Carmen, Tula, Hidalgo, valet parking del referido bar.

Asimismo, María del Carmen Judith Velázquez Cortés, alias "Esmeralda", 30 años; Verónica Sarahí Castro Cortés, alias "La Chipi", 16 años, ambas de Calpulalpan, Tlaxcala; Denis Guadalupe Madrid González, alias "Lola", 20 años, de la colonia San José, municipio de Tula, sexo servidora del mencionado bar.

Por último, Jazmín Isabel Madrid González, alias "Jaz", 18 años, de la colonia San José, Tula, sexo servidora del bar Yulbert; Yajaira Yessica Zamudio Martínez, alias "La Princesa", 19 años, de la Unidad Habitacional Pemex, Tula, quienes se desempeñaban como halcones (vigías) de la organización delictiva.

ASEGURAN ARMAMENTO, VEHÍCULOS Y CASAS DE SEGURIDAD

Un AR 15 calibre 2.23, Marca Colt, serie 158409, con lanzagranadas; AR 15 calibre 5.56, marca Colt, serie esmerilada; 5 armas largas calibre 7.62, sin marca; una pistola calibre 9 mm, marca Arcus, sin matrícula; 9 cargadores para cuerno de chivo, calibre 7.62; 6 cargadores para AR-15, calibre 223; 2 cargadores para pistola, calibre 9mm.

Asimismo, 145 cartuchos calibre 223, 248 cartuchos calibre 7.62; 30 cartuchos calibre 9 mm; tres granadas; 11 bolsas con hierba verde con las características de marihuana; 2 cangureras color negro; 1 pipa para fumar marihuana.

Camioneta Jeep, tipo Patriot, color negro, modelo 2011, con placas de circulación HMB 3712; vehículo marca Ford, tipo Mustang, color blanco, modelo 1995, con placas de circulación HLH 8285.

Casa de seguridad del grupo delictivo, ubicada en calle Las Margaritas, número 18, fraccionamiento Las Brisas, colonia El Carmen, Tula; otra en calle Oriente 9, número 8, Unidad Habitacional Pemex, en Tula de Allende.

Asimismo, el lugar donde se encontraban los halcones reclutados, calle Sauce número 16, fraccionamiento Residencial Arboledas, El Llano, primera sección, en Tula de Allende.

11 celulares, 6 radio Nextel y 1 memoria USB

LOS ASESINATOS RECIENTES

Se explicó que el 22 de enero fue asesinado el comandante de la policía investigadora, Grupo Tula, Víctor Peña, en un evento poco usual: el estallido de un coche-bomba. Asimismo, que del 22 de marzo al 9 de abril, se dieron 6 ejecuciones en la misma región.

Canales Mena enumeró que el primero fue en la colonia La Malinche, en contra de Víctor Pérez Monroy, de 27 años, con un balazo en el oído derecho.

El segundo crimen ocurrió el 27 de marzo, en un camino de terracería del ejido de Tula, y la víctima se encuentra en calidad de desconocido.

El tercero, el primero de abril, en un camino de terracería que va a la Cantera Azul, comunidad de Bomintzha, también con lesión producida por arma de fuego en la cabeza, y el cual continúa como desconocido.

El cuarto crimen quedó al descubierto el 6 de abril, en Teocalco, ejido de Atitalaquia, dentro de una canaleta de riego, y envuelto en una cobija y una bolsa de plástico. El sacrificado es Jonathan Benítez Ramos, de 16 años.

El quinto corresponde al cuerpo de quien en vida llevó el nombre de Jordan Jair Ramírez Ramos, y se localizó a las 00:55 horas del día 7 de abril, aproximadamente a 250 metros del cuerpo anterior, sobre la misma canaleta, atado de los pies con un cincho de plástico corredizo de color blanco.

Presentaba golpes contusos en el rostro y una letra "Z" impresa en el tórax con arma punzocortante, siendo las causas de la muerte asfixia por obstrucción mecánica de las vías aéreas superiores.

Y el sexto que ha sido identificado como Rafael Gómez Ortega, de 42 años, comerciante de vehículos usados, se encontró el 9 de abril en un camino de terracería que conduce de la comunidad de Bominthza, hacia las minas de la misma localidad, encobijado, decapitado, atado de pies y manos con cinta canela, con una leyenda o mensaje en la espalda producida por arma punzocortante que decía: "Z por rata, Procu vamos a trabajar".

OTROS 9 CRÍMENES ESCLARECIDOS

Se informó que con la detención de esos criminales, además de esclarecerse los 6 homicidios a los que se hizo referencia, se aclaran los siguientes:

El de Juan "N", propietario de la zapatería denominada "El Choclito", levantado en el municipio de Apan.

El del señor Ortiz, propietario del bar "Phantomas", levantado en Ciudad Sahagún, municipio de Tepeapulco. El del señor Luis "N", propietario de un negocio de discos piratas, levantado en el municipio de Emiliano Zapata. El de Hugo "El Gordo", levantado en el municipio de Tulancingo de Bravo.

El de dos sujetos conocidos con los sobrenombres de "El Chirga" y "El Mario", levantados en Ciudad Sahagún, municipio de Tepeapulco; el de un comerciante de apellido Ángeles, el cual tenía un negocio de abarrotes, levantado en el municipio de Huejutla de Reyes.

El de dos sujetos apodados "El Contador" y "El Negro", levantados en el municipio de Ixmiquilpan.

POSTURA DE GOBIERNO

Fernando Moctezuma Pereda, secretario de Gobierno, señaló que lo instruyó el titular del Ejecutivo, Francisco Olvera, para informar que se siguen puntualmente las acciones emprendidas para corresponder a la confianza de los hidalguenses, en la búsqueda de la paz social y la gobernabilidad.

Destacó que en atención con los acuerdos que se tiene con la sociedad tanto hidalguense como del resto del país, se emprendieron acciones que dan seguimiento a investigaciones policiacas iniciadas desde hace tiempo que culminaron con éxito.

Refirió el dispositivo desarrollado en todo el estado para salvaguardar a los hidalguenses y así demostrar que Hidalgo está cumpliendo a cabalidad, y en particular el gobierno de Francisco Olvera, en esta correspondencia que deben tener las autoridades policiales federales, estatales y municipales.

Finalmente, Damián Canales, secretario de Seguridad Pública, ratificó que el Gobierno de Hidalgo demuestra con resultados su compromiso de salvaguardar en forma permanente la integridad física, la vida y el patrimonio de los hidalguenses.

"La Secretaría de Seguridad Pública del Estado expresa en forma categórica, que bajo ninguna circunstancia permitirá que a los ciudadanos se les arrebate la seguridad y la tranquilidad en la que tienen el legítimo derecho a vivir".