Tulancingo
Agua Blanca, lugar histórico de la Sierra
El origen de su nombre se debe a que en 1804, cuando se fundó esta población, en sus alrededores existía un pozo donde brotaba agua de tonalidad blanquizca. Foto. El Sol de Tulancingo.
El Sol de Tulancingo
29 de enero de 2011

Por Juan Manuel Aguirre

Tulancingo, Hidalgo.- Agradeciendo los comentarios de nuestros lectores y atendiendo sus peticiones, esta ocasión y a sugerencia de José Abraham Canales, vamos a referirnos a diferentes aspectos del municipio de Agua Blanca.

Comencemos por la historia de esta importante región de la Sierra Otomí-Tepehua.

El origen del nombre de Agua Blanca se ha encontrado dos opiniones: la primera dice que se debe a la gran cantidad de manantiales de agua cristalina que todavía existen en ese territorio.

La segunda presume que su nombre obedece a la existencia en aquel tiempo de un pozo de donde brotaba agua blanquizca, cerca del actual ojo de agua localizado en la parte alta del poblado.

Finalmente, se le dio el nombre de Agua Blanca de "Iturbide", en honor del fraile Franciscano Juan de Iturbide, quien era una persona muy importante en el municipio.

El municipio de Agua Blanca sufrió estancamiento en todos sus aspectos cuando el general Porfirio Díaz hacía valer su dictadura, esto ocurriendo en sus primeros años de vida como municipio, trayendo como consecuencia inestabilidad económica y política.

La comunidad se fundó antes de 1804, donde aparece perteneciendo a la jurisdicción de la  intendencia de México, la cual se le conocía con el nombre de "La Trementina", debido a la existencia  de una zona sumamente boscosa.

En el decreto de fecha 16 de enero de 1869, se erige el Estado de Hidalgo; con éste, el territorio de Agua Blanca llegó a formar parte de la municipalidad de Tutotepec.

Por decreto número 198, del 27 de marzo de 1874, de la III legislatura local, se crea el municipio libre  de "Iturbide" del  Estado de Hidalgo, con cabecera para residencia de los poderes municipales en San Pedrito.