Tulancingo
Apasionado de la historia y cronista de Tulancingo
Mario de la Fuente Melo. Foto: El Sol de Tulancingo.
El Sol de Tulancingo
3 de octubre de 2010

Por Edgar Ávila

Tulancingo, Hidalgo.- Su dedicación por la historia de Tulancingo lo llevó a ser nombrado por el Cabildo municipal, en el 2005, cronista de la ciudad, cargo honorario con el que ha documentado importantes pasajes cronológicos de esta milenaria urbe.

En sus investigaciones ha puesto especial interés a los primeros asentamientos en Huapalcalco, que datan de 10 mil años atrás .

Él es el licenciado Mario de la Fuente Melo, nacido un 18 de enero de 1944; un hombre que ve en el término historia un punto elemental para entender el pasado y así caminar en el presente.

Como cronista, dijo, ha recibido muchas satisfacciones, sobre todo porque ha tendido acceso a muchos datos valiosos y que, como tulancinguense, tiene la responsabilidad de transmitir a las nuevas generaciones.

Desde muy joven, la labor de investigación le atrajo y de ello derivo la búsqueda de diverso material que fundamentará los orígenes de Tulancingo; ese transitar lo llevó de un libro a otro, hasta compilar datos muy interesantes.

"Hay infinidad de autores que hacen referencia a Tulancingo, sólo basta adentrarse en la lectura. Yo leo diariamente al menos cuatro horas, lo que me ha permitido llegar a alrededor de 400 libros analizados.

Gusta de recorrer tianguis culturales, ferias del libro, porque justo ahí es donde se produce la magia y, entre tantos libros, algo ocurre que llega a ti lo que te interesa.

"En mi caso es todo lo que tenga que ver con los antecedentes históricos y la evolución que ha tenido al paso de los años esta gran ciudad a la que apreció y que me gustaría dejarle un legado".

Como todos, nuestro héroe tiene una fuente de inspiración, el historiador Alfonso Toro y su obra Historia de México, la Independencia, la cual recomienda leer, pues contiene grandes referencias históricas de Tulancingo que valen la pena conocer.

Sin pertenecer a logia alguna, admira al prócer licenciado Benito Pablo Juárez García, pues su origen humilde no le impidió trascender.

Es impresionante el desempeño del Benemérito de las Américas en diferentes cargos, tanto como regidor como practicante de la profesión del Derecho y diputado federal.

También como presidente de la Suprema Corte, encomienda que enfiló su carrera política hacia la Presidencia, llevando el rumbo de México a los conceptos liberal y reforma con la Constitución de 1857.

Además de cronista, De la Fuente Melo ha incursionado en muchas más facetas que lo hacen un hombre extraordinariamente preparado, pero que gusta de compartir lo que sabe, por ello el próximo 20 de noviembre, a las 20:00 horas, en el salón Videmar, presentará su segundo libro Pasajes de la Historia de Tulancingo

Esto a través de la invitación realizada por la mesa directiva de ex alumnos de la secundaria José María Lezama.

En Pasajes de la historia de Tulancingo, se podrá conocer información trascendente del municipio que ha sido reunida mediante citas de autores reconocidos e incluso extranjeros. "Haremos referencia a más un centenar de ejemplares".

Asimismo, nuestro cronista se integra como colaborador a EL SOL DE TULANCINGO, donde presentará trabajos e investigaciones inéditos relacionados a los movimientos de Independencia en 1810 y la Revolución Mexicana de 1910.

Para muchos, el licenciado Mario de la Fuente se le identifica como un gran abogado, pues ha litigado por más de 40 años siendo su preferida la rama Civil

Incursionó en la administración publica en 1970, como secretario municipal; en 1973, fue dirigente municipal del PRI; en 1975, agente del M.P determinador, fue candidato propietario al Partido de la Revolución Democrática, en 1993; asesor jurídico, en el periodo del presidente Jorge Berganza Linares, y asesor jurídico de la CAAMT de 2004-2007.

Recientemente fue asesor jurídico de la Dirección de Reglamentos de Tulancingo, pero, también, se desempeñó 24 años como docente en materia de Ciencias Sociales; tres años como maestro de Introducción al Estudio del Derecho, en la preparatoria Fray Juan de Padilla.

Evidentemente emocionado, se dijo orgulloso de todo lo que ha logrado en estos 66 años de vida y con el humor que le caracteriza nos dice: "Aún tengo mucho camino por recorrer", aunque nos remarcó "ya no litigamos por la situación de mi incapacidad física originada a causa de una trombosis cerebral y un infarto.

"Tengo claro que las adversidades deben ser vistas más que como limitaciones como nuevas pruebas en la vida. Con la embolia te vas recuperando poco a poco físicamente, pero emocionalmente no.

"A mi me ha ayudado mucho mi familia, mi esposa Marcela y mis hijos Mario Manuel, José Francisco, Eduardo y Marcela, quienes son mi gran impulso para levantarme y dar lo mejor de mi todos los días.

De mis libros he aprendido que la vida es una y quienes tenemos la fortuna de contar con ella debemos vivirla al máximo, por ello los achaques quedan en el olvido haciendo lo que te gusta y te apasiona".

Hay detalles del licenciado de la Fuente que pocos conocen, como que es zurdo y tuvo que aprender a ser ambidiestro por ordenes escolares, fue segundo lugar en yoyo, en un concurso local, con suertes como la vuelta al mundo, el columpio, saltando la cerca el perrito.

Fiel a su pasión por la historia, su mayor afición es coleccionar libros y, junto con su familia, ha reunido casi mil, los cuales son exhibidos en su despacho ubicado en la Calle Independencia casi esquina Bravo, donde también pueden observarse bellos paisajes y rostros que ha pintado su esposa Marcela Elvira Colín Urquijo.

En mi familia somos tan unidos que mi esposa también es la autora de la portada de este nuevo libro Pasajes de la Historia de Tulancingo. Entre los dos elegimos la imagen de la capilla de la tercera orden ya desaparecida y que se ubicaba en la ahora conocida como "fayuca".

Un día me propuse rescatar la memoria histórica impresa y oral de esta gran ciudad por lo que me aventure a ese rescate y, hoy, puedo decir que recogemos grandes frutos de ese trabajo que en lo personal a mi me llena y me apasiona", concluyó.