Policiaca
Victimada por su padrastro
Con la complacencia de Angélica Zenil Ortega, madre de Yatziri Yamilet Trejo Zenil, de 2 años 2 meses, su amasio Mauricio Trejo maltrataba a la niña, quien, finalmente murió. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Tulancingo
7 de noviembre de 2009

Por Abraham Ramírez

Pachuca, Hidalgo.- Víctima del maltrato de que era víctima a manos de su padrastro, con el consentimiento de su madre biológica, Yatziri Yamilet Trejo Zenil, de 2 años 2 meses, murió mientras recibía atención médica especializada en el Hospital del Niño-DIF.

Por el delito de homicidio agravado contra la menor, efectivos de la Agencia de Investigaciones de Hidalgo, Grupo Yankee de Homicidios, ya detuvo a Angélica Zenil Ortega, de 28 años, y a su amasio, Mauricio Trejo Vargas.

Ambos son acusados de la violenta muerte de Yatziri Yamilet, quien, en la última agresión que recibió, sufrió traumatismo craneoencefálico.

Se sabe que Mauricio Trejo Vargas castigaba severamente a la infante en lugar de cuidarla, como le hacía creer a Angélica, mientras ésta trabajaba de madrugada en un bar, donde era mesera y se prostituía.

La captura de los implicados se logró tras la investigación de elementos del Grupo Yankee de Homicidios, al mando del comandante Valentín Vázquez Baños.

El investigador informó que luego de conocerse el fallecimiento de la menor y entrevistar a Angélica Zenil, ésta cayó en contradicciones al declarar que su hija había sufrido traumatismo craneoencefálico por una caída en su casa, al rodar varias escaleras.

Sin embargo, terminó por aceptar que su amasio era el responsable de golpear, con frecuencia, a Yatziri, a quien procreó con otro hombre, aun cuando Mauricio la había registrado con sus apellidos.

Ahora se sabe que el homicida cuidaba por las noches a tres menores, incluyendo a Mayra Elizabeth Trejo Zenil, su hija, de seis meses de nacida, en tanto su pareja se iba a laborar en el bar Los Delfines, ubicado en la colonia Manuel Ávila Camacho, de Pachuca.

La mujer admitió que rindió falsa declaración porque su pareja sentimental la había amenazado diciéndole que el DIF les quitaría a los niños.

Durante la investigación, pudo confirmarse que la única persona que había estado con la ahora occisa era Mauricio Trejo, a quien se le responsabiliza de los golpes que la niña sufrió en la cabeza y le ocasionaron el traumatismo que, a la postre, la llevó a la tumba.

Los hechos fueron asentados en la averiguación previa 12/HG/1420/2009.