menu1
El Sol de Toluca
Toluca, Mex. I
Estado de México     .
Fuga de combustible en San Juan Zitlaltepec
Un campesino jaló dos mangueras conectadas clandestinamente a los ductos de Pemex
En San Juan Zitlaltepec un campesino accidentalmente con su tractor jaló dos mangueras clandestinas conectadas a un ducto de Pemex Tula-México. El Sol de Toluca
El Sol de Toluca
14 de junio de 2012

   

JUAN LÁZARO

ZUMPANGO, Méx.- Un campesino que trabajaba con su tractor sobre sus tierras agrícolas ubicadas en el ejido de San Juan Zitlaltepec en el municipio referido, accidentalmente jaló un par de mangueras que de manera clandestina estaban conectadas a uno de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) con sede en Tula-México, provocando que dos chorros de combustible se regaran a más de 45 metros de altura.

El accidente ocurrió alrededor de las 11:28 horas de la mañana de ayer y tras el incidente vecinos de inmediato dieron aviso a las oficinas más cercanas de Pemex para que se cerraran las válvulas y evitar que el chorro continuara fluyendo.

Sin embargo, las válvulas se cerraron 30 minutos después del aviso y no se pudo evitar que el combustible cayera sobre la tierra que se barbechaba para la siembra.

Al lugar acudió personal de Protección Civil del municipio de Zumpango y de Huehuetoca para auxiliar a trabajadores de Pemex, quienes se trasladaron al ejido de San Juan Zitlaltepec.

En cuestión de minutos, más de mil metros de terreno agrícola quedó contaminado con el combustible y el personal tuvo que construir un dique para evitar que el líquido negro se ampliara hacia otros terrenos agrícolas.

Julio Rubén Estrada Galindo, integrante de Protección Civil de Zumpango, informó que la toma clandestina se descubrió por el accidente, pues las mangueras estaban conectadas del ducto hacia un cobertizo que anteriormente era un taller mecánico.

Según vecinos, ahí llegaban carros-pipas y tráileres-cisternas para cargar combustible de manera clandestina, para revender el combustible a terceras personas.

Pero el personal de Pemex se negó a dar mayores datos sobre el riesgo de la fuga y de la contaminación que había provocado, sólo se dedicaron a frenar el avance del "oro negro".

En el lugar no hubo ninguna persona detenida o tracto camión, ya que las mangueras estaban tapadas y escondidas, pero cuando el campesino pasó el tractor, las jaló de manera accidental.

El accidente ocurrió a 200 metros del límite con el municipio de Huehuetoca. Varios colonos manifestaron su preocupación por la presencia de la toma clandestina, la cual puso en peligro la vida de las familias que viven cerca de los ductos.

Además, esperan  que Pemex cubra los daños que dejó la fuga del combustible en tierras de cultivo de San Juan Zitlaltepec.(A)