Estado de México
Inauguró Gasca Pliego la décima cuarta edición del programa "Abril, mes de la lectura"
Eduardo Gasca Pliego, durante la inauguración de la décimo cuarta edición del programa "Abril, mes de la lectura".
El Sol de Toluca
7 de abril de 2010

por Rosamaría Coyotécatl

En el marco de una realidad mundial caracterizada por la excesiva preocupación en los asuntos económicos, pareciera ser que los temas relacionados con la cultura y el progreso intelectual, pasan a un segundo término, advirtió el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Eduardo Gasca Pliego, al urgir emprender acciones para acercar la lectura a los más amplios sectores de la población.

Al encabezar la inauguración de la décimo cuarta edición del programa "Abril, mes de la lectura", en el auditorio de la Biblioteca Central "Dr. Juan Josafat Pichardo Cruz", aseveró que esto se vuelve más urgente, si se considera que la encuesta de Conaculta más reciente sobre índices de lectura en México revela que, aunque la mayoría de los mexicanos lee algún tipo de impreso, más de la mitad se siente poco atraída, lo que explica que el promedio anual de la lectura de libros sea de 2.9 por ciento.

Durante el evento, se resaltó que en contraste con estas cifras, cada habitante de Noruega consume en el mismo periodo 18 libros, en Canadá 17, Alemania 15, Portugal 8.5, España 7.7 y Argentina 7.

Además, la encuesta citada reveló que sólo 16 por ciento de los mexicanos lee por gusto, placer o entretenimiento, situación que sin duda se refleja en rezago educativo, mayor pobreza y una creciente desigualdad que se vislumbra difícil acortar.

En este contexto, Gasca Pliego subrayó que la lectura es un instrumento significativo en la promoción y fomento de la educación de los jóvenes, facilitadora del conocimiento, la identidad, la comunicación entre las culturas y los pueblos, así como la reflexión crítica de la realidad social y la memoria colectiva.

Ante ello, la UAEM, atendiendo su misión en cuanto Universidad pública, de generar, difundir y promover el conocimiento y la cultura, dijo, no se sustrae a la tarea de fomentar entre la comunidad y la sociedad, el gusto e interés por la lectura.

Por lo que refirió que se tiene como meta aumentar el acervo bibliográfico para contar con al menos 16 volúmenes por alumno, además de procurar que los estudiantes lean en promedio nueve libros por año; "tarea ambiciosa, pero que se solventará con el compromiso de todos los universitarios", puntualizó. (J)