Estado de México
Secuestradores contactaban a sus víctimas por Internet
Operaban en Toluca a través de un portal gay: PGJEM
El Sol de Toluca
27 de febrero de 2010

Magdalena Santiago Martínez

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México detuvo a tres peligrosos secuestradores que operaban en la capital mexiquense y que además mataban a sus víctimas, a quienes contactaban a través de un portal de Internet para homosexuales. Dos de sus víctimas fueron halladas muertas en San Mateo Oxtotitlán, no obstante que cobraron rescate en uno de los casos.

Alonso Israel Lira Salas, fiscal general de Asuntos Especiales, informó lo anterior en conferencia de prensa donde hizo la presentación de los presuntos responsables Irving Canuto Ramírez, de 20 años de edad, además de Javier Canuto Salazar, de 32, y José Luis Enríquez Velázquez, de 33 años, quienes fueron asegurados sobre la avenida Adolfo López Mateos.

Estos sujetos, quienes enfrentan los cargos de secuestro y homicidio, están acusados de haber privado de la vida a Abraham Iñiguez Mota y Raúl Camacho Rivera, por quienes pidieron un rescate de 100 mil y 800 mil pesos; desafortunadamente, pocos días después fueron encontrados muertos en un cerro de San Mateo Oxtotitlán.

El fiscal de la Procuraduría General de Justicia mexiquense detalló que uno de los presuntos plagiarios, Irving Canuto Ramírez, era empleado en una tienda departamental y por su cargo tenía acceso a telefonía celular y al Internet, lo que le permitió ir elaborando el plan.

En el caso de Javier Canuto, era conductor de un vehículo taxi y fue quien facilitó los medios para privar de la libertad a estas personas.

Mientras que José Luis Enríquez fue quien abrió las cuentas bancarias donde pretendían cobrar los rescates.

El funcionario precisó que pretendían cobrar 100 mil pesos por dejar en libertad a una de las víctimas, pero solamente consiguieron 20 mil pesos.

El fiscal Alonso Israel Lira Salas detalló que primero secuestraron al señor Raúl Camacho Rivera, a quien contactaron por medio de un portal de donde se allegaron de información personal que les permitió, primero, tener contacto físico y ubicarlo.

El día de los hechos, estos sujetos lo subieron a un taxi de color blanco con verde, con placas 3920JEA, propiedad de Javier Canuto Salazar, pidiendo un rescate de 800 mil pesos, sin embargo lo mataron antes de cobrar el dinero.

En el caso de Abraham Iñiguez Mota, quien fue otra de sus víctimas, lo contactaron del mismo modo y también lo secuestraron en el mismo taxi, pidiendo por él la cantidad de 100 mil pesos como rescate.

Sin embargo también lo privaron de la vida, ahorcándolo con un cable de un cargador de un teléfono y también lo apuñalaron.

"Tenemos el dato de que las personas detenidas los buscaban con un perfil de homosexuales, los contactaban en un portal gay de Internet y ese era el modo de acercarse a ellos para después secuestrarlos y finalmente privarlos de la vida", comentó.

Finalmente refirió que estos sujetos fueron asegurados en una sucursal bancaria en avenida Adolfo López Mateos, en el momento que estaban haciendo gestiones para cobrar uno de los rescates.(b)