Opinión / Columna
 
Jorge Schiaffino Isunza 
Por qué "golpear" al INE
El Sol de México
19 de abril de 2015

  Actualmente vemos que algunos partidos se preocupan más por debilitar al INE que por promover la democracia y el voto.

Contraria a su naturaleza como instituciones de interés público y ha fomentar la contraposición de proyectos e ideas, sus acciones al inicio de este proceso electoral, han dejado mucho que desear y el espectáculo es reprochable, toda vez que los mexicanos durante muchos años, hemos mantenido la estabilidad y la paz social gracias a las elecciones libres y a la evolución de las leyes y las instituciones electorales.

La Reforma Electoral, encuentra obstáculos y un innegable retroceso en la permanente descalificación que algunos políticos y partidos denotan, al exponer una especie obsesiva de esquizofrenia que parece hacerlos hablar de autoritarismo, de incompetencia, inequidad y otras cosas, pero con la cobardía de no atreverse a señalar directamente a responsables, solo se refieren al sistema, solo se refieren a lagunas en las leyes, a razonamientos parciales o a decisiones del Consejo General que benefician al partido en el gobierno.

Los consejeros electorales, son bombardeados desmedidamente de actitudes ventajosas y poco éticas de quienes los atacan, ya que ellos como autoridad en la materia, se sobreponen mediante la prudencia y aún en situaciones a todas luces ridículas y sin ninguna importancia, tienen que dar cabida a controversias tan absurdas como si debe haber futbol el día de la elección.

La militancia y la ciudadanía absortas, son testigos de los partidos en donde militan o por quien simpatizan de como aceptan a políticos que vienen de partidos adversarios para verse ungidos en las candidaturas y son postulados como si nada. La lealtad, la militancia y la carrera de partido en ese momento se extinguen. El grado de ofensa es importante, pero como la ley lo permite, la desvergüenza se impone.

No podemos exigir a la autoridad electoral, actuar sin los máximos parámetros institucionales y operativos, cuando los principales actores constantemente boicotean el sistema electoral como una burda estrategia mediática y como un instrumento poco ético. Las plataformas electorales quedan lejos, anónimas, testimoniales.

La ineficacia de sus estrategias y la casi nula aceptación de sus mensajes, han transformado a las campañas en una arena que se asemeja más a un limbo donde lo positivo esta esperando a salir.

Por qué atacar al INE? por qué llamar a no salir a votar, por qué anular el voto, por qué el intento de flagelar los derechos políticos de los mexicanos, cuando ese camino lleva a la propia extinción de los partidos y a un mecanismo de rechazo hacia los políticos.

Sembrar la desconfianza como si estuvieran promoviendo intereses oscuros, para generar presiones innecesarias pero rentables.

Por qué culpar a los consejeros, bajo la premisa de que no tienen elementos y la experiencia para decidir sobre estos temas y sobre la coyuntura de un sistema de partidos que se ha rezagado ante la cultura política creciente de los ciudadanos.

A quién benefician estos actos antidemocráticos. Quiénes esperan un colapso o el caos o para ver resurgir su esquizofrenia. Quiénes ante la nostalgia del poder, promueven igualmente acciones sistemáticas para exponer dudas sobre el INE y para qué.

Está claro que el autoritarismo de la derecha y la demagogia de las izquierdas, sigue menospreciando la inteligencia y el civismo de los mexicanos y aún más de los electores.

* ExLegislador

j.schafs47@hotmail.com
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas