Opinión / Columna
 
Jorge Schiaffino Isunza 
Este es el Presidente que queremos oir
El Sol de México
23 de noviembre de 2014

  La semana pasada nos comprometimos a seguir comentando los males que aquejan a nuestro Distrito Federal, que se acentuarán en el próximo proceso electoral por las prácticas clienterales de quienes gobiernan, no obstante, tendremos tiempo de escribir sobre este proceso que culminará en el mes de junio del 2015.

Sin embargo y dados los acontecimientos que han tenido en jaque al país en las últimas semanas, me referiré más bien a mi artículo de fecha 2 de noviembre "A quién o a quiénes les importa o beneficia que México no avance".

En el artículo mencionamos, que pareciera que con la llegada del PRI, con hombres de Estado, de gran oficio político, las cosas empezaban a cambiar para México y sí, con el Pacto donde también hubo participación de los partidos políticos de oposición, se permitió que se llevaran a cabo las reformas estructurales que durante más de tres décadas no se pudieron realizar y las cosas empezaron a caminar bien, pero con la llegada inesperada de conflictos estudiantiles, magisteriales, la desaparición de los estudiantes a Ayotzinapa, el descubrimiento de funcionarios municipales y jefes policiacos involucrados, en ese aberrante acto, las cosas se empezaron a descomponer.

Aprovecharon la inaplazable gira del Presidente a China y Australia y con falsas afirmaciones y aprovechando el mal uso de las redes sociales, se empezaron a difundir infamias en contra de la familia del Presidente, que encrespó los ánimos de muchos, que dieron por ciertas esas informaciones.

En el artículo preguntábamos, quien está detrás de los desmanes y la violencia que so pretexto del dolor verdadero de quienes no encuentran a sus seres queridos, están intentando destruir las instituciones.

A quien o a quienes interesa alentar más el desprestigio que tenemos los políticos y la política y después de un largo silencio, nos encontramos ahora con un discurso presidencial que además de aclarar los infundios, por primera vez el Presidente de México, advierte interés de algunos para desestabilizar y crear desorden social en México, grupos que se amparan en el dolor por el caso Iguala, que quisieran que nuestro país no creciera y frenara el desarrollo actual.

Protestas que no tienen claro su objetivo, que parecieran que respondieran a un interés de generar desestabilización, de generar desorden social. A nadie escapa, hasta los que no lo quisieran reconocer como dijo el Presidente, que su gobierno ha sido el más sensible al tema de los desaparecidos, han sido atendidos los familiares, desde lo personal y a través de los funcionarios encargados de la investigación.

Señaló el Presidente, que las reformas "sin duda", han afectado los intereses de los que mucho tienen y de los que se oponen al proyecto de nación. Dijo, que hay voces que al amparo de quienes sufren, enarbolan banderas de violencia y de protesta.

Ese es el discurso presidencial que queremos oír los mexicanos, valiente y sin ambajes, porque el país requiere de un Presidente fuerte, que señale a los interesados en qué ha cambiado México como ya lo venía haciendo en estos últimos 20 meses.

Ahora esperamos que el discurso se vuelva realidad y que no exista más impunidad en los actos vandálicos que se vienen realizando en el país. Que primero los detengan, los juzguen y los sentencien para dar sobre todo con sus financieros e intelectuales que están detrás de quienes realizan estos actos y que con firmeza, sean quien sean los culpables, los conozca la opinión pública y sean castigados.

Al tiempo.

* Exlegislador

j.schafs47@hotmail.com
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas