Opinión / Columna
 
Jorge Schiaffino Isunza 
Marcelo Ebrard vs Miguel Ángel Mancera, ¿y la ciudadanía?
El Sol de México
27 de julio de 2014

  Por si los problemas de la ciudad fueran pocos, ahora estamos siendo testigos de un enfrentamiento de políticos del más alto nivel capitalino, de la misma cuadra o partido, que se echan culpas mutuas por los grandes problemas que atraviesa la ciudad, de manera particular, para quitarse y echarse culpas de los actos de gobierno fallidos que, por desgracia tienen que ver con la descoordinación que ha permeado y permea en la ciudad de México.

Hoy se suma este conflicto político perredista, a los problemas del desempleo, de la nula impartición de justicia, de la mala actuación de las autoridades, a los problemas de tránsito que ocasionan conflictos en la circulación, ya que no es posible en la ciudad que cada quien realice su actividad de manera normal, por quedarse literalmente estacionados en las vías de comunicación.

El problema generado por las ocurrencias de determinar un programa del "Hoy no Circula", visión externa que además de perjudicar a los más necesitados, que son evidentemente los que tienen automóviles del 2000 para abajo, hoy tenemos que lidiar con otra disposición tomada en las rodillas, que sin previo estudio, ni consulta, determinaron la no circulación de camiones de carga en las supuestas horas pico, hoy todo el día es hora pico en nuestra sufrida ciudad.

No quiere decir lo anterior, que no se regule la circulación del transporte pesado, lo hemos solicitado gran cantidad de veces, pero con orden, con proyecto, con programas y con mucho manejo político que tenga la aceptación de los transportistas para que éstos se organicen, para que sus empresas calculen los tiempos de circulación y no se vean perjudicados. Todos ellos son parte importante en la activación económica de la ciudad. Por ello afirmamos que las disposiciones producto de una ocurrencia han ocasionado el caos vial que presenta la ciudad.

Ya ni hablar de los problemas de la inseguridad, de los crímenes, de las extorsiones y de los secuestros, que todos los días se dan en la ciudad de México. Lejos de que las fuerzas políticas participantes en la ciudad contribuyan para buscar soluciones a la problemática, el exjefe de Gobierno Marcelo Ebrard, ha declarado la guerra a su sucesor, tratándose de repartir su responsabilidad en obras como la línea dorada de la cual seguimos enterándonos, fue realizada con ineficiencia, sin planeación, atendiendo únicamente asuntos electoreros y generando una gran corrupción.

El pleito de Marcelo y las autoridades actuales, no refleja sino la calidad moral del PRD y los perredistas, lo que hoy argumenta Marcelo en relación para su partido, le han hecho muchas críticas y muchos integrantes de la oposición de partido, de tribus que no busca más que el beneficio personal y de los grupos que lo integran, permea la corrupción y el mal gobierno.

Miguel Ángel Mancera, tienes todavía la oportunidad de no sumarte como integrante de ese partido, el PRD, pero sí de sacar adelante a la ciudad en alianza con el gobierno federal, a pesar de que Marcelo te critique por haber participado en demasiadas cercanías con el actual gobierno, en tener según palabras de Marcelo, una obsesión por el pactisismo con el gobierno del PRI.

Adelante Mancera, quítate lo que te ate al PRD y trabaja por la ciudad que no merece lo que está pasando.

*Exlegislador

j.schafs47@hotmail. com
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas