Opinión / Columna
 
Jorge Schiaffino Isunza 
La consulta popular y los partidos políticos
El Sol de México
31 de agosto de 2014

  Nuestro país ha entrado de lleno a una nueva forma de iniciativa a nivel federal, aumentando la posibilidad de los ciudadanos para presentar al Congreso de la Unión, iniciativas de ley, de reformas o derogaciones de las mismas.

Esto es asípor la publicación que con fecha 9 de agosto del 2012, se hiciese en el Diario Oficial de la Federación, con el decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de nuestra Constitución, en su caso en materia política, con el propósito de establecer por primera vez, figuras de participación ciudadana al incorporar mecanismos de democracia directa como la iniciativa ciudadana que nos ocupa en este artículo.

Con fecha 14 de marzo de 2014, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto que expidió la Ley Federal de Consulta Popular. Basado en esa Ley, los partidos políticos han iniciado diversas consultas populares. La del PAN con motivo de aumentar el salario mínimo, la del PRD para reformar la Constitución y darle para atrás a la reforma energética y la del PRI, con la intención de dar cumplimiento a una promesa de campaña de Enrique Peña Nieto, para disminuir el número de diputados federales que acceden a la Cámara por la vía de representación proporcional y al Senado de la República, los conocidos comúnmente como los Pluris.

La reforma del PAN, no deja de ser un acto demagógico, inclusive por su falta de imaginación, volándose la propuesta del señor Mancera, jefe del Gobierno del Distrito Federal, que sin medir consecuencias económicas o secundarias por ser el salario mínimo un referente para muchos casos de carácter económico como las multas por ejemplo, lanzó la propuesta con la intención de ganar publicidad en los medios, pero sin ningún estudio previo como acostumbra el PRD y sus ocurrencias en la capital de la república.

La propuesta del PRD es para confirmar su papel en la política de estar en contra de todo, de cualquier iniciativa o reforma que no le beneficia a él de manera electoral, es decir su proyecto de consulta la utiliza únicamente para engañar a la población con la reforma energética. Desde luego esa consulta apunta al fracaso, ya que como nunca el Gobierno de la República, ha dado información desde hace más de un año, de los beneficios que obtendremos los mexicanos con la Reforma Energética.

La reforma que propone el PRI, es casi un clamor popular ya que justa o injustamente, la actividad legislativa está descalificada, no obstante haber hecho un gran papel y haber trabajado durante miles de horas, los legisladores actuales, en las históricas reformas del presidente Peña Nieto.

Hacer más con menos Pluris, es el lema que ocuparán los priistas para llenar las firmas que requieren para que el Senado de entrada a esta consulta popular, que ya cuenta con el aviso de intención enviado por el presidente del PRI Dr. César Camacho Quiroz.

Como lo apuntamos, la intención de esta consulta priísta coincide con el compromiso de campaña que en su momento hiciera el actual Presidente de la República y de aprobarse, habrá de tener beneficios para la vida democrática del país, como lo pueden ser la disminución del gasto público en el Congreso, la construcción de acuerdo entre legisladores de diversas fuerzas políticas. Se fortalece la decisión mayoritaria de los votantes para tener un mayor número de diputados electos por el principio de mayoría en relación a la de representación proporcional.

Si nuestros estimados lectores nos lo permiten, en artículos subsecuentes seguiremos comentando sobre esta iniciativa.

* Exlegislador

j.schafs47@hotmail.com
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas