Tlaxcala
Inmovilizó Profeco sidras en Tlaxcala
El Sol de Tlaxcala
3 de enero de 2009

Elízabeth González

Tlaxcala, Tlaxcala.- Durante las pasadas fiestas navideñas la Profeco inmovilizó sidras de 24 marcas diversas en Tlaxcala por no cumplir con las medidas de etiquetado sanitario y comercial estipuladas en la Norma Oficial Mexicana NOM-142-SSA1-1995, referente a bienes y servicios -bebidas alcohólicas-, entre ellas la adulteración del producto.

De acuerdo con la oficina central de esa procuraduría, el operativo fue focalizado en los estados de Puebla y Tlaxcala, específicamente en las ciudades de Tlaxcala, Texmelucan, Huejotzingo, San Pedro Cholula, Domingo Arenas, Zacatlán y Tehuacán, donde existen casas productoras de esta bebida.

En esos lugares fueron verificados 283 mil 454 envases de 680 mililitros, 700 mm y de un litro, así como de 1,760 mililitros de las marcas Lourdes, Brindis Navideño, Don Simón, Castillo de Lira, Sidra Natural Pomagne, Poma Rosa, Copa de Oro, Copa Maruxa, Yola Rosa, Gota Real, China Poblana, Rosell, Centenario Azteca, Santa Emilia, Premier, Bossanova, El Pomar, Campanario, Valle Redondo, Linda, Rey Imperial, Alteza, Mazapu y Palencia.

Una vez que la Profeco tuvo los resultados de las verificaciones, emplazó a procedimiento administrativo a cinco establecimientos -no especificó cuáles-, por lo que inmovilizó mil 357 envases de sidra de las marcas Lourdes, Pomagne, Linda, Alteza, Mazapu y Brindis Navideño, debido a que carecen de identificación de lote.

Además, estas marcas tampoco cumplen con la obligación de tener impreso el porcentaje de alcohol en sus etiquetas; aparte de que ostentan doble denominación, como sidra tipo champagne o sidra champán, y carecen de la leyenda precautoria "El abuso en el consumo de este producto es nocivo para la salud".

Asimismo, esa instancia recogió 34 muestras de sidras para enviarlas al Instituto Nacional de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para la aplicación de pruebas de autenticidad.

Los resultados de este estudio, que fue apoyado por el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor, revelaron que de los productos muestreados 17 de ellos, correspondientes a 10 marcas, presentan violaciones graves a la NOM-142-SSA1-1995, "pues constituyen un engaño a los consumidores", ya que se comprobó que la composición no corresponde a la de una sidra.

Las marcas que incurrieron en esta violación son Rey Imperial, Alteza, Mazapu, Linda, Pomagne, Brindis Navideño, Centenario Azteca, Premier, Bossanova y Santa Emilia, de las cuales existen diversas presentaciones y lotes.

Ante ello, la Profeco prohibió la comercialización de diversos lotes de las marcas Rey Imperial, en sus presentaciones de 680 mililitros de sidra rosada y ámbar; Mazapu, sidra rosada, presentación de 680 mililitros; Linda, sidra gasificada y rosada en presentaciones de 680 mililitros; Centenario Azteca, sidra gasificada natural en presentación de 680 mililitros, y Premier, presentación de 680 mililitros.

Asimismo, también frenó la venta de la marca Premier, sidra rosada presentación de 680 mililitros; Bossanova, sidra rosada en presentación de 1.720 litros, y marca Santa Emilia, sidra gasificada rosada en presentación de 1.840 litros.

En tanto que, como la composición "de la supuesta sidra" no es tal, además de carecer el producto de presentación o número de lote, la Profeco prohibió la producción similar de las marcas Alteza -rosada y ámbar-, sidra gasificada marca Mazapu, y sidra gasificada rosada marca Brindis Navideño, presentación de 680 mililitros.

Y finalmente la sidra marca Pomagne, presentación de 1.800 litros, por ostentar dos denominaciones: la de sidra natural y champán, porque son dos denominaciones de orígenes diferentes.