Tlaxcala
Ceden: darán fichas a los aspirantes que no llegan al 8
Esta vez no fueron los profesores quienes cerraron las instalaciones de la USET, ahora fueron alumnos que concluyeron su bachillerato con promedio de seis y siete. Foto: Valentín Nava
El Sol de Tlaxcala
24 de junio de 2008

Guadalupe P. Lima

Tlaxcala, Tlaxcala.- Las autoridades educativas determinaron suspender el examen de admisión para las escuelas normales, que se aplicaría este martes, y a la vez, acordaron ampliar el periodo de entrega de fichas a alumnos que poseen promedios de 7.5 en adelante.

En una o dos semanas más, la subsecretaría de Educación Media Superior y Superior emitirá una nueva convocatoria para definir la fecha en que será aplicado el examen de admisión a todos los aspirantes.

Ayer, tras la manifestación emprendida por unos 100 jóvenes estudiantes y algunos padres de familia, quienes tomaron por un lapso de 40 minutos la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), el secretario técnico, Lino Ensástiga, informó que sí existía la posibilidad de reducir el promedio de ingreso.

Así que tras algunos minutos de negociaciones, los representantes de los inconformes pactaron liberar los accesos principales de la dependencia a cambio de una respuesta favorable a su demanda.

No obstante, en la reja principal quedaron pegadas algunas pancartas de los aspirantes donde se leía: "calificaciones de 6 y 7 son aprobatorias", "por no pagar a maestros corruptos me quedé sin ficha" y, entre otras, "somos el futuro de Tlaxcala".

Luego, las pláticas siguieron y, tras 40 minutos de espera, finalmente, los representantes de los inconformes aceptaron regresar a los planteles para conocer la decisión de los directivos de las escuelas: Normal Urbana "Emilio Sánchez Piedras", Normal Rural "Benito Juárez", Normal Preescolar "Francisca Madera Martínez", Normal Estatal de Teacalco, Escuela de Educación Física y Centro de Estudios Superiores de Comunicación Educativa de Tlaxcala (Cescet); sobre este tema.

De esta forma, cerca de las 13:30 horas, todos los aspirantes fueron informados de que la entrega de fichas continuará a partir de hoy, así que citaron a los alumnos con la documentación necesaria para realizar el trámite.

Uno de los padres de familia que participó en la negociación, Eduardo Minor Mora, señaló que "finalmente, nos dieron una respuesta, y esa respuesta es para todos los aspirantes de las escuelas normales, Cescet y de Educación Física".

Desde la semana pasada, aspirantes a ingresar a estas instituciones que no alcanzan el promedio mínimo de ocho establecido en las convocatorias realizaron largas filas fuera de los planteles en espera de una respuesta favorable a sus demandas.

Sin embargo, a partir del jueves y viernes de la semana pasada redoblaron sus manifestaciones de inconformidad y demandaron al gobernador del estado, Héctor Ortiz Ortiz, una oportunidad para realizar el examen de admisión.

El viernes pasado, el secretario de Educación Pública, Miguel Ángel Islas Chío, declaró que esta decisión sería consultada con la Federación y lamentó el hecho de que los padres de familia "me exijan ahora que yo entregue fichas, cuando tuvieron tres años para exigir a sus hijos mejores calificaciones".