Tlaxcala
Se roban a recién nacida en Hospital de la Mujer
FALLA OTRA VEZ LA SEGURIDAD
El Sol de Tlaxcala
16 de agosto de 2012

Moisés Morales y Darío Amaro



Tlaxcala, Tlaxcala.- Una niña de 24 horas de nacida que se encontraba en el área de cuneros del Hospital de la Mujer, dependiente de la Secretaría de Salud (Sesa) y ubicado en la comunidad de San Matías Tepetomatitlán, Apetatitlán, fue sustraída por una ladrona vestida de enfermera, de entre 23 a 26 años de edad, quien tras tenerla en sus brazos abordó un vehículo donde ya la esperaban dos sujetos para huir con rumbo desconocido.

El robo de la infante ocurrió alrededor de las 13:30 horas de ayer y fue reportado a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) al filo de las 14:00 horas, por lo que se puso en marcha un operativo con el fin de dar con el paradero de los presuntos responsables, pero al cierre de edición los efectivos no habían corrido con suerte para recuperarla.

A pesar de que el Hospital de la Mujer cuenta con vigilancia privada y pública, a cargo de la empresa Leones Corporativo y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), los efectivos presuntamente no se percataron de los hechos, aunque han sido objeto de investigación para saber si tuvieron alguna responsabilidad en el caso.

Los hechos

Justo en el cambio de turno de los elementos de seguridad (13:30 horas), una ladrona vestida de enfermera se introdujo al Hospital de la Mujer y, tras burlar los filtros de seguridad, ingresó hasta el área de cuneros para apoderarse de una niña que había nacido en los primeros minutos de ayer.

Una vez en sus brazos y en medio de las decenas de personas que ingresan y egresan del nosocomio, la mujer se dispuso a salir por la puerta principal, para después abordar un vehículo y huir de prisa.

A los pocos minutos, personal del área de cuneros se percató que la bebé, hija de Erika Texis Flores, de 26 años de edad, originaria del municipio de San Luis Teolocholco, había desaparecido, por lo que reportaron de inmediato el hecho a los directivos, que a su vez hicieron lo propio con los de la Sesa y la PGJE.

El operativo

Al tener conocimiento de la desaparición, elementos de seguridad internos y externos buscaron por todo el complejo hospitalario el rastro de la recién nacida y la mujer que la sustrajo, pero no corrieron con suerte.

En tanto, elementos de la corporación de seguridad de Apetatitlán, de la SSPE y de la Policía Ministerial arribaron al lugar para igualmente recorrer todo el perímetro del nosocomio, pero no hallaron nada.

Por su parte, efectivos de la Policía Federal y hasta del Ejército Mexicano tuvieron conocimiento de lo ocurrido para que en todo el estado se indagara el paradero de la mujer que llevaba consigo a la bebé.

Incluso, en las distintas salidas del estado también se ordenó la colocación de patrullas a fin de detectar si los ladrones salían del estado.

La investigación

Tras tener conocimiento de este ilícito, la titular de la PGJE, Alicia Fragoso Sánchez, asociada de Ministerios Públicos, Policía Ministerial y peritos se trasladó al lugar de los hechos para iniciar las primeras investigaciones para esclarecer los hechos.

"Es un hecho inédito para Tlaxcala, se nos informó que una niña había sido sustraída y de inmediato me trasladé al nosocomio junto con el secretario de Salud, tengo trabajando al personal para investigar el caso", expresó.

En entrevista con El Sol de Tlaxcala, Fragoso Sánchez reveló que el Hospital de la Mujer tiene cámaras de vigilancia, cuyos videos habían sido analizados para elaborar el retrato hablado de la ladrona.

Incluso, se sometió a sendas declaraciones al personal del nosocomio para obtener cualquier información que permitiera obtener mayores datos.

Aseguró que el robo fue notificado a todas las corporaciones de seguridad en Tlaxcala, en el país, a la Alerta Amber México y hasta la Embajada de Estados Unidos de Norteamérica, para lograr la localización de la niña, pero se limitó a dar mayor información.

Solo agregó que "hemos estado con la familia trabajando, hay psicólogas cerca de los padres para brindarles apoyo, se platicó con los papás y seguimos investigando"

Lacera el hecho al sector Salud: Fragoso

El secretario de Salud, Jesús Salvador Fragoso Bernal, se dijo dolido y molestó por el acontecimiento, además manifestó que "lacera al sector Salud.

-Hace unos días fue robado el cajero del Hospital Infantil, ¿no es adecuada la seguridad?

-"El hecho se suscitó con toda la vigilancia, entró esta persona a la hora del cambio de turno que es a las 13:30 horas, la vigilancia es buena pero los ladrones sabían por dónde andaban y cómo eludir la vigilancia", expresó.

-¿Existe la posibilidad de que haya colusión con el personal de seguridad?

-"No podría asegurar nada, solicito a ustedes su consideración porque lo más importante es recuperar a la niña, yo les solicitaría manejar (la información) con toda la cooperación para no entorpecer porque se está trabajando muy fuerte como equipo".

Dijo que por este caso el gobernador del Estado, Mariano González Zarur, "está muy sensible, ya habló y todo el trabajo es conjunto, su instrucción es trabajar con todo lo que esté al alcance.

-¿Falla la seguridad?

-"Yo no diría que falla, fueron gentes (sic) muy listas, muy preparadas y yo creo que supieron manejarlo en el momento, exactamente en el cambio de turno y supieron hacer la cosas... vamos a analizar nuestros procesos para ver qué está fallando y está es una experiencia dolorosa".

Exige abuelo justicia

Efrén Texis y Rosa Flores, abuelos de la recién nacida robada, originarios de Teolocholco, manifestaron su preocupación por la salud de su nieta y exigieron al gobierno de Mariano González Zarur esclarecer los hechos.

Lamentó que los elementos de seguridad de la empresa Corporativo Leones no se haya percatado y mucho menos no cuenten con armamento para poder hacer frente a la delincuencia.

"Estamos molestos y muy tristes porque no es posible que este tipo de cosas sucedan, vamos a esperar qué dicen las autoridades y como procedemos nosotros pues es un problema grande", sostuvo Efrén Texis.

Después de ocurrido este hecho delictuoso, a las pacientes del Hospital de la Mujer que tenían alguna cita o bien acudieron con su médico, se les negaba el acceso si no llevaban consigo su identificación, además fueron dadas de alta varias mujeres que recientemente habían dado a luz.