Tlaxcala
Existe rechazo a vivir con enfermos de Sida
en 42 de cada 100 tlaxcaltecas

El Sol de Tlaxcala
2 de diciembre de 2011

Guadalupe de la Luz



Tlaxcala, Tlaxcala.- En el estado, 42 de cada 100 tlaxcaltecas no están dispuestos a vivir con una persona infectada por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), pero la negativa se acentúa más en mujeres; aunque, por rango de edad, mayores de 60 años son quienes menos aceptan esta posibilidad, así como la población sin estudios.

Un diagnóstico del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), elaborado a propósito del Día Mundial de la Lucha contra el Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), muestra información del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

De tal forma que la Encuesta Nacional sobre la Discriminación en México (ENADIS) 2010, realizada por ese organismo, orientada a conocer la percepción y tolerancia de mexicanos con relación a diversos grupos vulnerables, revela la actitud para habitar con enfermos de Sida.

En el caso de la entidad tlaxcalteca, evidencia que 58 de cada 100 personas sí "estarían dispuestas a vivir" con alguien en esta condición, por lo que 42 "no lo harían". Por sexo, el 35.7 por ciento de hombres y el 38.7 por ciento de las mujeres tampoco aceptarían.

La encuesta indica que, por rango de edad, habitantes de más de 60 años presentan mayor resistencia a hacerlo; en este mismo sentido se comportan personas de 30 a 39 años. Cada uno representa el 53.4 por ciento y el 43.8 por ciento.

En contraparte, el grupo de 12 a 19 años de edad es en el que hay una actitud diferente, ya que es el que muestra más apertura para convivir con enfermos de Sida; en términos porcentuales estos jóvenes son el 53.9. En segundo lugar está el sector de 20 a 29 años.

El Inegi precisa que el nivel de escolaridad de las personas entrevistadas es otro factor determinante para aceptar esta situación. Según la encuesta, el 81.3 por ciento de la población sin estudios y el 47.3 por ciento de aquella que tiene al menos un grado de primaria, es la que principalmente declara "que no aceptaría vivir" con personas infectadas.

A diferencia de habitantes que han realizado estudios de nivel licenciatura o de posgrado, toda vez que los resultados arrojaron que el 57.1 por ciento tiene mayor disposición para vivir con enfermos de Sida.

El Inegi puntualiza que recientemente se revisó la Norma Oficial Mexicana NOM-010-SSA2-1993, para la prevención y control de la infección por VIH, a fin de bajar "los posibles sesgos por discriminación".

También, para "favorecer la prevención y apoyar en la reducción del contagio vertical, incidiendo en el acceso a cuidados para la salud y a la prueba para detectar los anticuerpos al VIH en mujeres embarazadas".