Tlaxcala
Enfermería, pilar de la educación superior
Rosa María Pérez Juárez, fundadora de la Escuela de Enfermería de Tlaxcala que hoy celebra su 50 aniversario. Foto: Iván Venegas / El Sol de Tlaxcala

El Sol de Tlaxcala
16 de febrero de 2011

Carmen González

Tlaxcala, Tlaxcala.- Este día, la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT),celebra 50 años de vida educativa en la entidad, tiempo en el que se han formado varios profesionales de la medicina, la nutrición y la enfermería, pero la última la que dio origen a la formación profesional en Tlaxcala, no sólo en el área de la salud, sino en todos los ámbitos.

Es así como Rosa María Pérez Juárez, fundadora de la Escuela de Enfermería y catedrática de la institución durante 42 años, percibe la importancia de la formación profesional en el estado, pues la creación de esa escuela dio origen a la existencia de la universidad pública en la entidad.

Pérez Juárez, que colaboró en la formación de 23 generaciones de enfermeras generales y 17 licenciadas en Enfermería en la UAT, recuerda los orígenes de la educación superior en Tlaxcala, "la cual ha dado pasos agigantados, pues hace 60 años sólo había una sola escuela secundaria y preparatoria, ahora hay una abanico enorme de posibilidades para que los jóvenes se formen en su estado natal".

Entrevistada en su casa de San Hipólito Chimalpa, Rosa María Pérez rememora con clara emoción, su vida como alumna de la primera generación de enfermeras técnicas, su vida como docente y como alumna nuevamente, de la primera generación de la licenciatura en Enfermería de la UAT.

La maestra, que laboró en esa institución de 1968 a 2010, señala que en 1955 Tlaxcala sólo contaba con una escuela secundaria y preparatoria del estado, "y entonces, Armando Prado Montiel tiene el interés de establecer una escuela de enfermería porque no había enfermeras profesionales, sólo 12 auxiliares y dos enfermeras parteras".

Fue entonces que en 1961 y después de varias gestiones, Prado Montiel funda la Escuela de Enfermería y Obstetricia, y el Gobierno del Estado en turno la oficializa mediante el decreto 111 publicado en el Diario Oficial.

Rosa María Pérez afirma que Armando Prado "tenía un proyecto grande de crear la Universidad, pero era necesario convertir la Escuela de Enfermería en Instituto de Estudios Superiores, por lo que la convierte en Escuela Técnica de Enfermería, lo cual fue el peldaño para solicitar la Universidad".

Explica que con el antecedente de la secundaria y preparatoria, el Instituto de Estudios Superiores "se necesitaban dos carreras para pedir Una universidad, pero ya estaban las carreras de Leyes y Comercio, y así se solicitó la creación de la Universidad".

La maestra Rosa María destaca que Armando Prado, Perfecto Gómez Huerta y Antonio Flores Gracia, fueron los principales gestores de la Universidad en el estado con la base de la Escuela Técnica de Enfermería, por eso, no puede hablarse de la educación superior en Tlaxcala sin el referente de la Escuela de Enfermería".

Por tal razón, tiene el proyecto de escribir la historia de la Escuela de Enfermería para relatar el desarrollo de una institución que ha proporcionado a Tlaxcala y el país de profesionistas en el ámbito de la salud.

En la primera generación de enfermeras se inscribieron 21 mujeres, de las cuales, sólo terminaron 13. Ellas recibían clases en una sala de espera del Centro de Salud B, el cual estaba en el bulevar Revolución hasta hace un año.

Posteriormente, la matrícula aumentó a 300 alumnas y eran atendidas en el Instituto de Estudios Superiores, por lo que Armando Prado gestionó una escuela "y nos regalan la escuela que aún está junto al mercado en 1974, ahí permanecimos hasta que nos dieron las nuevas instalaciones en Zacatelco, lo que fue una semilla, ahora es un venero de enfermeras".

Rosa María Pérez señala que la formación de las enfermeras y enfermeros de la UAT es completa, "la escuela ha progresado mucho, han recibido cursos de administración de hospitales, de pediatría, cirugía, cuidamos intensivos, etcétera y también formamos a mucha gente de Puebla".

Como enfermera y catedrática, asevera que en Tlaxcala ya hay muchos problemas de salud, "la salud pública abarca muchas enfermedades, pero necesitamos gente en prevención, aquí ya hay serios problemas de diabetes, problemas renales, la obesidad, en el sur del estado hay leucemia en niños pequeños. Es una problemática que debe atacarse".

Por tal razón, considera que el compromiso de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UAT "es tener egresados con más conocimientos, mejor preparados y con ganas de seguir preparándose".

En ese sentido, pide a los estudiantes que se sigan preparando con maestrías y doctorados "para servirle mejor a su familia, a su estado, a su país, que sigan teniendo la camiseta de su Universidad y sigan dando brillo a su escuela".

Por ello, comenta que el apoyo "que se le diera a la Universidad debe ser mayor, que se invierta más en educación, en la investigación, debe haber un subsidio importante que permita mejorar la enseñanza y preparación de los profesionistas, estoy enamorada de mi profesión, creo ciegamente que las enfermeras estarán mejor capacitadas cada vez para beneficio de todos".