Comunidad y Cultura Local
Fortalecen la lengua otomí en Ixtenco
El taller de escritura de lengua indígena es impartido por el maestro en etnolingüística Victorino Gómez Barranco, oriundo de Hidalgo, y comenzó en el mes de febrero. Foto: El Sol de Tlaxcala.
IMPARTE TALLER EL ITC
El Sol de Tlaxcala
4 de abril de 2010

Rafael Meza

Tlaxcala, Tlaxcala.- El Instituto Tlaxcalteca de Cultura (ITC), en coordinación con el Instituto Nacional de Lengua Indígena, ha implementado el taller de escritura de lengua indígena en Ixtenco, con el objetivo fundamental de fomentar y preservar del otomí.

"El taller está dirigido a personas hablantes de lenguas indígenas que carecen de las herramientas necesarias para escribir, el curso se fundamenta en las reglas gramaticales que han creado los etnolingüistas enfocado para las lenguas indígenas, en concreto para el otomí", señaló el antropólogo Cornelio Hernández Rojas, responsable del área de Patrimonio Cultural del ITC.

El taller de escritura de lengua indígena es impartido por el maestro etnolingüística Victorino Gómez Barranco, oriundo de Hidalgo, y comenzó desde el mes de febrero.

"El taller consiste en dar a conocer las grafías del alfabeto otomí, con la finalidad de que el lenguaje otomí sea similar la escritura sin importar las variantes de cada estado", aseguró el etnólogo Victorino Gómez Barranco.

En el curso participan los maestros de la escuela bilingüe de Ixtenco, "aproximadamente hace doce años se implementó el taller de lengua indígena en Ixtenco, sin embargo, consideramos que no era el camino apropiado, por ello, el año pasado recurrimos al Instituto Nacional de Lenguas Indígenas para que nos propusiera algún etnolingüista", señaló Cornelio Hernández Rojas.

En este mismo contexto, Hernández Rojas comentó que era necesario capacitar a los maestros hablantes del lenguaje otomí, pues ellos solamente hablan el lenguaje, y era necesario que desarrollen la escritura, respetando las variantes dialectales propias del otomí de San Juan Ixtenco.

"El objetivo primordial de la preservación del lenguaje otomí, es que se enseñen a los niños a escribir el idioma, porque no existe alguna persona que lo escriba respetando las reglas gramaticales", enfatizó Cornelio Hernández.

Ixtenco se localiza en el oriente del estado. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reportó un descenso en los hablantes de la lengua materna otomí, en 1993 existían 753 hablantes de otomí, en el 2000, 519 y en 2005 se reportan menos de 300 hablantes.