Comunidad y Cultura Local
Unen juegos tradicionales a infantes de zonas indígenas
Niñas de Tetlanohcan participaron en el V Encuentro de Niños Indígenas
El Sol de Tlaxcala
18 de diciembre de 2009

Carmen Gonzàlez

El juego tradicional fue un lazo que unió a niños de zonas indígenas de varias partes del estado. La participación de los niños y su disposición de aprender y compartir fue la característica principal del V Encuentro Regional de Niños Indígenas de la Zona Centro, en el que participaron 25 niños de San Francisco Tetlanohcan en los primeros días de diciembre en Ixtapan de la Sal, Estado de México.

Los niños de San Francisco Tetlanohcan -de entre seis y trece años de edad- participaron con algunos juegos que jugaron sus abuelos como: los temascales de tierra, las muñecas de rebozo, la rayuela, saltar la cuerda y el futbol. Destacaron que les interesó la experiencia porque se dieron cuenta de que antes la imaginación de los niños les permitía divertirse y jugar sin la tecnología o juguetes como los que ahora existen.

Los niños participantes fueron seleccionados en su comunidad y coordinados por Víctor Ávila Zárate, promotor cultural independiente, y el programa Alas y Raíces del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC), quienes trabajaron en la Casa del Migrante de Tetlanohcan durante dos meses para participar con algunos juegos tradicionales de la región.

Víctor Ávila comentó que la conformación del grupo de niños fue planeado en dos momentos: "el primero fue invitar a niños junto con jóvenes de Ipsoculta que ya tenían a algunos detectados por los talleres de verano que impartió aquí el ITC y reunimos a 42 niños". La segunda parte fue preparar la participación de los niños en el encuentro regional, "lo logramos a través de un sondeo que los niños hicieron con sus papás y abuelitos en su casa para conocer algunos de los juegos que ellos jugaron".

"Fue importante una actividad que tuvimos en la Casa del Migrante con abuelitas, donde ellas se prestaron a hacer una tarde de juegos en la calle. Jugamos al molino, temascales de tierra, con el aro, canicas de cuatro hoyos y de ahí elegimos los juegos que prepararíamos para participar".

Agregó que para el montaje decidieron este no fuera una plática sino un juego dramático, "y encontramos la conexión que se da entre abuelo y nieto, de esa manera dramatizamos los juegos para la participación".

El objetivo del encuentro fue generar un intercambio cultural lúdico entre niños de diversas comunidades indígenas de la zona centro del país y propiciar un espacio creativo que les permitiera expresar su experiencia y manera de vivir dentro de sus tradiciones.

El tema central del encuentro fue el juego como enlace entre el mundo interno y el externo, lo local en sus tradiciones y lo colectivo en sus comunidades. Los niños de las comunidades llevaron al encuentro una muestra de los juegos más representativos de su comunidad y vida en un diálogo de participación infantil.

Los niños asistentes participaron en varios talleres, entre ellos: creación literaria y un taller de murales titulado "Los juegos de mi comunidad". El resultado de este último se exhibió en una exposición que será presentada en las principales ciudades de los estados participantes.

Los niños también participaron en un trueque para intercambiar diversos objetos como juguetes, bordados, bolsas, tapetes, collares, dulces, figuras de su comunidad. El encuentro es la tercera etapa de un proceso en el que se capacitó a promotores y talleristas para el trabajo con niños indígenas y se desarrollaron talleres artísticos con el tema de los juegos.

Después de su experiencia, algunos niños narraron a El Sol de Tlaxcala sus experiencias en el Encuentro de Niños Indígenas y lo que más destacaron es que a través de los juegos tradicionales conviven, trabajan en equipo y se divierten.

También, destacaron la convivencia con niños de otros estados y la posibilidad de compartir sus juegos y aprender los de otras regiones.